A mi Nina


#1

[LEFT]No se como empezar, es tanto el dolor y la pena que siento.
Hace una semana he perdido a mi bebe de perrito. era una yorkshire de 4 meses.
Dios como la hecho de menos.
Hecho de menos sus besitos, sus juegos, su saludo cuando llegaba a casa, su compañia …
Se que se pasara, pero duele tanto…
Hoy he ido a comprar, he visto una figura de hada y la he comprado para ponersela donde esta enterrada, lo hare cuando me vea con fuerzas de bajar al jardin, aun soy incapaz de ir donde esta.
Era tan pequeñita. [/LEFT]

[LEFT]Nina estes donde estes sabes que te quiero
que mi mano siempre te acariciara
mis brazos te acunaran
y mi voz te dira palabras de cariño y agradecimiento.
Gracias por haber estado en mi vida[/LEFT]


#2

La Ultima Batalla

Será que ya estoy viejo y cansado
y el dolor no me deja dormir
entonces haré lo que se debe hacer,
porque esta - la última batalla - no se puede ganar.
Estarás triste, lo entiendo,
pero que no te embargue la tristeza.
Porque este día, más que otro día,
tu amor y amistad deberán pasar la prueba.
Hemos tenido tantos años felices,
y ya no querrás que siga sufriendo.
Cuando el momento llegue, por favor, déjame ir.

Llévame donde atiendan mis necesidades,
sólo, quédate conmigo hasta el final.
Y sosténme firmemente y háblame,
hasta que mis ojos ya no te verán.
Se que con el tiempo estarás de acuerdo,
es algo bueno que haces por mí.
A pesar que mi cola he movido por última vez,
del dolor y el sufrimiento me has salvado.
No te entristezcas que debes ser tú,
quien decida lo que hay que hacer.
Fuimos tan amigos - los dos - estos años,
no dejes que tu corazón se guarde una lágrima.


#3

Lo siento mucho!!! La verdad es que es un dolor muy grande…desde aquí muchos animos!


#4

Gracias por tu apoyo.
La hecho tanto de menos!!. Muchas veces creia que era un gatito, cuando estaba sentada en el sofa conmigo le gustaba escalar por mi pecho para morderme la barbilla. Como una cosita tan pequeña podia dar tanto amor.


#5

Para ti mi bebita, porque la que me domesticaste fuiste tu

Fue entonces que apareció el zorro:

  • Buen día - dijo el zorro.
  • Buen día – respondió cortésmente el principito, que se dio vuelta pero no vio a nadie.
  • Estoy aquí – dijo la voz –, bajo el manzano…
  • Quién eres ? – dijo el principito. – Eres muy bonito…
  • Soy un zorro – dijo el zorro.
  • Ven a jugar conmigo – le propuso el principito. – Estoy tan triste…
  • No puedo jugar contigo – dijo el zorro. – No estoy domesticado.
  • Ah! perdón – dijo el principito.
    Pero, después de reflexionar, agregó:
  • Qué significa “domesticar” ?
  • No eres de aquí – dijo el zorro –, qué buscas ?
  • Busco a los hombres – dijo el principito. – Qué significa “domesticar” ?
  • Los hombres – dijo el zorro – tienen fusiles y cazan. Es bien molesto ! También crían gallinas. Es su único interés. Buscas gallinas ?
  • No – dijo el principito. – Busco amigos. Qué significa “domesticar” ?
  • Es algo demasiado olvidado – dijo el zorro. – Significa “crear lazos…”
  • Crear lazos ?
  • Claro – dijo el zorro. – Todavía no eres para mí más que un niño parecido a otros cien mil niños. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo. Yo seré para ti único en el mundo…
  • Comienzo a entender - dijo el principito. – Hay una flor… creo que me ha domesticado…
  • Es posible – dijo el zorro. – En la Tierra se ven todo tipo de cosas…
  • Oh! no es en la Tierra – dijo el principito.
    El zorro pareció muy intrigado:
  • En otro planeta ?
  • Sí.
  • Hay cazadores en aquel planeta ?
  • No.
  • Eso es interesante ! Y gallinas ?
  • No.
  • Nada es perfecto – suspiró el zorro.
    Pero el zorro volvió a su idea:
  • Mi vida es monótona. Yo cazo gallinas, los hombres me cazan. Todas las gallinas se parecen, y todos los hombres se parecen. Me aburro, pues, un poco. Pero, si me domesticas, mi vida resultará como iluminada. Conoceré un ruido de pasos que será diferente de todos los demás. Los otros pasos me hacen volver bajo tierra. Los tuyos me llamarán fuera de la madriguera, como una música. Y además, mira ! Ves, allá lejos, los campos de trigo ? Yo no como pan. El trigo para mí es inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada. Y eso es triste ! Pero tú tienes cabellos color de oro. Entonces será maravilloso cuando me hayas domesticado ! El trigo, que es dorado, me hará recordarte. Y me agradará el ruido del viento en el trigo…
    El zorro se calló y miró largamente al principito:
  • Por favor… domestícame ! – dijo.
  • Me parece bien – respondió el principito -, pero no tengo mucho tiempo. Tengo que encontrar amigos y conocer muchas cosas.
  • Sólo se conoce lo que uno domestica – dijo el zorro. – Los hombres ya no tienen más tiempo de conocer nada. Compran cosas ya hechas a los comerciantes. Pero como no existen comerciantes de amigos, los hombres no tienen más amigos. Si quieres un amigo, domestícame !
  • Qué hay que hacer ? – dijo el principito.
  • Hay que ser muy paciente – respondió el zorro. – Te sentarás al principio más bien lejos de mí, así, en la hierba. Yo te miraré de reojo y no dirás nada. El lenguaje es fuente de malentendidos. Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca…
    Al día siguiente el principito regresó.
  • Hubiese sido mejor regresar a la misma hora – dijo el zorro. – Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, ya desde las tres comenzaré a estar feliz. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. Al llegar las cuatro, me agitaré y me inquietaré; descubriré el precio de la felicidad ! Pero si vienes en cualquier momento, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón… Es bueno que haya ritos.
  • Qué es un rito ? – dijo el principito.
  • Es algo también demasiado olvidado – dijo el zorro. – Es lo que hace que un día sea diferente de los otros días, una hora de las otras horas. Mis cazadores, por ejemplo, tienen un rito. El jueves bailan con las jóvenes del pueblo. Entonces el jueves es un día maravilloso ! Me voy a pasear hasta la viña. Si los cazadores bailaran en cualquier momento, todos los días se parecerían y yo no tendría vacaciones.
    Así el principito domesticó al zorro. Y cuando se aproximó la hora de la partida:
  • Ah! - dijo el zorro… - Voy a llorar.
  • Es tu culpa – dijo el principito -, yo no te deseaba ningún mal pero tú quisiste que te domesticara.
  • Claro – dijo el zorro.
  • Pero vas a llorar ! – dijo el principito.
  • Claro – dijo el zorro.
  • Entonces no ganas nada !
  • Sí gano –dijo el zorro – a causa del color del trigo.
    Luego agregó:
  • Ve y visita nuevamente a las rosas. Comprenderás que la tuya es única en el mundo. Y cuando regreses a decirme adiós, te regalaré un secreto.
    El principito fue a ver nuevamente a las rosas:
  • Ustedes no son de ningún modo parecidas a mi rosa, ustedes no son nada aún – les dijo. – Nadie las ha domesticado y ustedes no han domesticado a nadie. Ustedes son como era mi zorro. No era más que un zorro parecido a cien mil otros. Pero me hice amigo de él, y ahora es único en el mundo.
    Y las rosas estaban muy incómodas.
  • Ustedes son bellas, pero están vacías – agregó. – No se puede morir por ustedes. Seguramente, cualquiera que pase creería que mi rosa se les parece. Pero ella sola es más importante que todas ustedes, puesto que es ella a quien he regado. Puesto que es ella a quien abrigué bajo el globo. Puesto que es ella a quien protegí con la pantalla. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres para las mariposas). Puesto que es ella a quien escuché quejarse, o alabarse, o incluso a veces callarse. Puesto que es mi rosa.
    Y volvió con el zorro:
  • Adiós – dijo…
  • Adiós – dijo el zorro. – Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.
  • Lo esencial es invisible a los ojos – repitió el principito a fin de recordarlo.
  • Es el tiempo que has perdido en tu rosa lo que hace a tu rosa tan importante.
  • Es el tiempo que he perdido en mi rosa… – dijo el principito a fin de recordarlo.
  • Los hombres han olvidado esta verdad – dijo el zorro. – Pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa… - Soy responsable de mi rosa… - repitió el principito a fin de recordarlo.

#6

Voy a ser muy breve…

Un abrazo, muy, muy, muy, muy, muy fuerte.

Si puedes, da ese amor que sé que es muchísimo, a cualquier otro animal.

Tú te lo mereces, y él también.

Un grandísimo beso,

Blackcat


#7

Cuánto te comprendo amiga…

Mi Messi, no ha ido al cielo de los gatitos, pero por mi alergia, tuve que devolverlo a quien me lo dió, y solo lo pude disfrutar 15 días.

Ya sé que no es lo mismo, pero para mí, la pérdida que siento, es similar…
Jamás podré disfrutar de su compañía, ni de ningún otro gatito, a no ser que mi dichoso metabolismo, cambie por completo.

Tu perrito querrá desde el cielo de los perritos, que le des tu amor a otro perrito que lo necesite… házlo, no te arrepentirás.

Un montón de abrazos, sé que los necesitas.

Te queremos, desahógate con nosotros, tenemos mucha empatía contigo.

Blackcat


#8

[quote=estnom;186060]Para ti mi bebita, porque la que me domesticaste fuiste tu

Fue entonces que apareció el zorro:

  • Buen día - dijo el zorro.
  • Buen día – respondió cortésmente el principito, que se dio vuelta pero no vio a nadie.
  • Estoy aquí – dijo la voz –, bajo el manzano…
  • Quién eres ? – dijo el principito. – Eres muy bonito…
  • Soy un zorro – dijo el zorro.
  • Ven a jugar conmigo – le propuso el principito. – Estoy tan triste…
  • No puedo jugar contigo – dijo el zorro. – No estoy domesticado.
  • Ah! perdón – dijo el principito.
    Pero, después de reflexionar, agregó:
  • Qué significa “domesticar” ?
  • No eres de aquí – dijo el zorro –, qué buscas ?
  • Busco a los hombres – dijo el principito. – Qué significa “domesticar” ?
  • Los hombres – dijo el zorro – tienen fusiles y cazan. Es bien molesto ! También crían gallinas. Es su único interés. Buscas gallinas ?
  • No – dijo el principito. – Busco amigos. Qué significa “domesticar” ?
  • Es algo demasiado olvidado – dijo el zorro. – Significa “crear lazos…”
  • Crear lazos ?
  • Claro – dijo el zorro. – Todavía no eres para mí más que un niño parecido a otros cien mil niños. Y no te necesito. Y tú tampoco me necesitas. No soy para ti más que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo. Yo seré para ti único en el mundo…
  • Comienzo a entender - dijo el principito. – Hay una flor… creo que me ha domesticado…
  • Es posible – dijo el zorro. – En la Tierra se ven todo tipo de cosas…
  • Oh! no es en la Tierra – dijo el principito.
    El zorro pareció muy intrigado:
  • En otro planeta ?
  • Sí.
  • Hay cazadores en aquel planeta ?
  • No.
  • Eso es interesante ! Y gallinas ?
  • No.
  • Nada es perfecto – suspiró el zorro.
    Pero el zorro volvió a su idea:
  • Mi vida es monótona. Yo cazo gallinas, los hombres me cazan. Todas las gallinas se parecen, y todos los hombres se parecen. Me aburro, pues, un poco. Pero, si me domesticas, mi vida resultará como iluminada. Conoceré un ruido de pasos que será diferente de todos los demás. Los otros pasos me hacen volver bajo tierra. Los tuyos me llamarán fuera de la madriguera, como una música. Y además, mira ! Ves, allá lejos, los campos de trigo ? Yo no como pan. El trigo para mí es inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada. Y eso es triste ! Pero tú tienes cabellos color de oro. Entonces será maravilloso cuando me hayas domesticado ! El trigo, que es dorado, me hará recordarte. Y me agradará el ruido del viento en el trigo…
    El zorro se calló y miró largamente al principito:
  • Por favor… domestícame ! – dijo.
  • Me parece bien – respondió el principito -, pero no tengo mucho tiempo. Tengo que encontrar amigos y conocer muchas cosas.
  • Sólo se conoce lo que uno domestica – dijo el zorro. – Los hombres ya no tienen más tiempo de conocer nada. Compran cosas ya hechas a los comerciantes. Pero como no existen comerciantes de amigos, los hombres no tienen más amigos. Si quieres un amigo, domestícame !
  • Qué hay que hacer ? – dijo el principito.
  • Hay que ser muy paciente – respondió el zorro. – Te sentarás al principio más bien lejos de mí, así, en la hierba. Yo te miraré de reojo y no dirás nada. El lenguaje es fuente de malentendidos. Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca…
    Al día siguiente el principito regresó.
  • Hubiese sido mejor regresar a la misma hora – dijo el zorro. – Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, ya desde las tres comenzaré a estar feliz. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. Al llegar las cuatro, me agitaré y me inquietaré; descubriré el precio de la felicidad ! Pero si vienes en cualquier momento, nunca sabré a qué hora preparar mi corazón… Es bueno que haya ritos.
  • Qué es un rito ? – dijo el principito.
  • Es algo también demasiado olvidado – dijo el zorro. – Es lo que hace que un día sea diferente de los otros días, una hora de las otras horas. Mis cazadores, por ejemplo, tienen un rito. El jueves bailan con las jóvenes del pueblo. Entonces el jueves es un día maravilloso ! Me voy a pasear hasta la viña. Si los cazadores bailaran en cualquier momento, todos los días se parecerían y yo no tendría vacaciones.
    Así el principito domesticó al zorro. Y cuando se aproximó la hora de la partida:
  • Ah! - dijo el zorro… - Voy a llorar.
  • Es tu culpa – dijo el principito -, yo no te deseaba ningún mal pero tú quisiste que te domesticara.
  • Claro – dijo el zorro.
  • Pero vas a llorar ! – dijo el principito.
  • Claro – dijo el zorro.
  • Entonces no ganas nada !
  • Sí gano –dijo el zorro – a causa del color del trigo.
    Luego agregó:
  • Ve y visita nuevamente a las rosas. Comprenderás que la tuya es única en el mundo. Y cuando regreses a decirme adiós, te regalaré un secreto.
    El principito fue a ver nuevamente a las rosas:
  • Ustedes no son de ningún modo parecidas a mi rosa, ustedes no son nada aún – les dijo. – Nadie las ha domesticado y ustedes no han domesticado a nadie. Ustedes son como era mi zorro. No era más que un zorro parecido a cien mil otros. Pero me hice amigo de él, y ahora es único en el mundo.
    Y las rosas estaban muy incómodas.
  • Ustedes son bellas, pero están vacías – agregó. – No se puede morir por ustedes. Seguramente, cualquiera que pase creería que mi rosa se les parece. Pero ella sola es más importante que todas ustedes, puesto que es ella a quien he regado. Puesto que es ella a quien abrigué bajo el globo. Puesto que es ella a quien protegí con la pantalla. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas maté (salvo las dos o tres para las mariposas). Puesto que es ella a quien escuché quejarse, o alabarse, o incluso a veces callarse. Puesto que es mi rosa.
    Y volvió con el zorro:
  • Adiós – dijo…
  • Adiós – dijo el zorro. – Aquí está mi secreto. Es muy simple: sólo se ve bien con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos.
  • Lo esencial es invisible a los ojos – repitió el principito a fin de recordarlo.
  • Es el tiempo que has perdido en tu rosa lo que hace a tu rosa tan importante.
  • Es el tiempo que he perdido en mi rosa… – dijo el principito a fin de recordarlo.
  • Los hombres han olvidado esta verdad – dijo el zorro. – Pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa… - Soy responsable de mi rosa… - repitió el principito a fin de recordarlo.[/quote]

es mi parte preferida de mi libro preferido, sin duda ellos nos domestican, y ya somos suyos, y ellos nuestros, como uno, por eso no olvides que aunque ya no este ella eres tu, porque formais parte la una de la otra.
Te dire un secreto, mi Tim me ha dicho que esta cuidando de ella en el cielo de los perros, seguro que son muy amigos alla arriba, aunque desde aqui les echemos tanto de menos. Ellos son angeles que nos cuidan.


#9

Gracias, gracias a todos


#10

Esta es mi Nina, mi bebita, mi chiquitina.
Os la he puesto en los archivos adjuntos.
Le dedico una oracion que he encontrado en la red, la oracion y todo mi amor.

[CENTER][B][U]EL PUENTE DEL ARCO IRIS[/U][/B][B] [/B]

Hay un puente enlazando el cielo y la tierra.
Se llama puente del arco iris debido a que tiene muchos colores.
Justo en éste lado del puente hay una tierra de praderas, montañas y valles, con exuberante hierba verde y flores.
Cuando nuestro amigo/a muere, va a éste lugar.
Siempre hay comida, agua y tiempo primaveral.
Nuestros amigos son jovenes y fuertes de nuevo, juegan todo el día.
Tan sólo les falta una cosa.
Ellos no están con la persona especial que tanto les amó en la tierra.
Cada día corren, saltan y juegan.
Hasta que llega el día en que una de ellas, de repente mira hacia arriba…
la naríz se agita, las orejas se levantan, los ojos miran atentamente !!!
De repente sále corriendo del grupo, te ha visto…
Y cuando tú y tu amigo/a especial, os encontraís, lo coges en tus brazos,te besa la cara una y otra vez, y miras una vez más en el corazón de tu fiel amigo/a…
para cruzar juntos el Puente del Arco Iris y nunca más estar separados.[/CENTER]


#11

Es una oración preciosa, para una preciosa perrita.
La he leído en su honor.
Muchísimo ánimo campeona!
Cuídate.


#12

He conseguido bajar al jardin, estoy segura que es por vuestro apoyo, porque sabeis lo que se siente en estos momentos. Le he puesto el hada que le compre, para que le haga compañia, que no se sienta sola, aunque mi corazon esta con ella.
os tengo que decir que va ha ser dificil que me dejen tener otro perrito. Hace años tuve que sacrificar a mi Titi (un tumor), lo pase muy mal. Este año consegui convencer a mi marido que ya estaba preparada para tener otro y me ha pasado esto. Me ve tan mal que dice que ya no entra ninguno mas en casa. Trato de disimular, pero la pena no se puede esconder.
Me dare tiempo, pero os aseguro una cosa, lo convencere, me llevara tiempo pero lo conseguire. Necesito el calor y el amor que dan los animales.
El sufre al verme sufrir, se que trata de consolarme, pero yo se que solo encontrare consuelo teniendo en mis brazos otro amigo leal como mi Titi o mi Nina.
Gracias por vuestro apoyo y palabras de consuelo.


#13

Hablalo con tu marido, dile que necesitas darle amor a otro animalito, y que muchos de ellos lo necesitan mas aun


#14

¿Sabes lo que yo haría? Traer otro a casa, cuanto antes, mejor. Hay muchos bichitos que necesitan ese amor que solo tú les sabrías dar.

Ánimo.

Besitos


#15

Con el amor que sientes por los animales, tarde o temprano llegará uno que te haga feliz y al que hagas feliz.
Cada persona necesita su tiempo…tomate el tuyo y verás como dentro de un tiempo escribiras aqui que tienes un perrito y nos alegraremos mucho por ti!
Animo!