Angustia e incertidumbre, ¿cómo sobrellevarlas?


#1

Hola, buenos días. Las dos pelusas que juegan en el sillón llegaron hace poco más de un mes a casa, aunque procuré documentarme lo más que pude cada día hay nuevas dudas, nueva información, incertidumbre… Cada visita al veterinario le hago las mil y un preguntas y cada vez hacen algo diferente que no sé qué pensar. He leído ya algunos temas y de verdad admiro la experiencia y la calma con la que varios usuarios habituales responden a las dudas, lo que me hizo preguntarme ¿cómo sobrellevan (o sobrellevaron) la angustia y las dudas iniciales cuando recién llegaron sus gatitos con ustedes? ¿Qué recomendarían a una bola de nervios primeriza como yo que termina hasta con dolor de estómago cada que observa algo “raro” en sus gatitos? Gracias de antemano, saludos humanos y gatunos. :slight_smile:


#2

pues con paciencia, tienes que aprender a conocerlos, sus costumbres, sus manias, y relajarte un poco, porque el nervio se lo transmites a ellos

mi primer gato, y no tenia ni idea de lo que era un gato, fue un miedoso que se paso el primer mes escondido bajo la cama… pues simplemente le eche paciencia, me tiraba en el suelo para acariciarle y que viera que no me tenia que temer, y aunque siempre fue miedoso con la gente, conmgio mejoro muchisimo, me pedia mimos y dormia conmigo

despues de varios años de casa de acogida y haber tenido muchos y diferentes gatos, tanto sanos como enfermos, pues le vas pillando el tranquillo, y soy la primera que cuando noto algo raro, como minimo llama al veterinario a comentarlo, y ya evaluamos si lo llevo o no, pero si es cierto que intento conocer a cada gato que esta en casa para determinar cuando hace algo raro


#4

Gracias, una disculpa por no responder antes. Concuerdo en que lo mejor es la paciencia, aunque es difícil tenerla cuando no sabes si es normal o no lo que les pasa. Por ejemplo, hoy les pusieron su primera vacuna (cuádruple) y Lemmy, el macho, ha echado una especie de escupitajo transparente, sin residuos, pequeño. :frowning: Él y Bela Pelusi, la hembra, están amodorraditos y duermen. El veterinario nos dijo que podrían tener fiebre y hasta cojear un poquito por el piquete, pero no dijo nada de vómitos. Supongo que habrá que esperar, cuidar que coman y beban y vayan bien al arenero. Suspiro Sigo leyendo y aprendiendo, gracias de nuevo. Saludos desde México. :slight_smile:


#5

Las primeras horas después de las vacunas, especialmente si son cachorros les afectan con decaimiento​ y algo de cambio en el comportamiento. Ten en cuenta que al fin y al cabo una vacuna es inyectarles la enfermedad muy debilitada para que generen anticuerpos.
A uno de mis gatos le dio por ponerse un poco quisquilloso (nos gruñía), al fin y al cabo si sumamos el mal estar con el estrés de ir al veterinario, cuando vuelven quieren descansar.
Lo del vómito trasparente (supongo que como espumilla) habrá sido una náusea sin más, a los míos les a pasado de vez en cuando. Ya verás como mañana por la mañana están como si nada.


#6

Oh, muchas gracias. En efecto, lo de Lemmy era como espumilla; Bela tuvo arcadas pero no echó nada y vino a acurrucarse en mis piernas. A ver si en un ratito despiertan a cenar, si no, seguro se desquitan en el desayuno.