Arnés para patas traseras... ¿Son realmente eficaces?


#1

Pues ahí queda mi pregunta.
Nuestro abuelete pastor belga de quince añitos de ná está teniendo últimamente serios problemas para levantarse del suelo y para caminar. Por ese motivo nos estamos planteando ayudarle con un arnés para patas traseras. Si alguno de vosotros lo ha utilizado con un perro con displasia, artrosis o con un abuelete como el que tenemos en casa, nos gustaría saber de vuestras experiencias, de los pros y los contras. Gracias a todos de antemano.


#2

no sabia q existieran arneses asi!si lo llego a sabe antes…yo hacia la chapuza de ponerle una toalla en la barriga y le agudaba a levantarse asi, nose si m entiendes, solo q el pobre se meaba encima de la presion era un desastre jajaj (era tb un poco incontinente) xo vamos q algo ara osea q si hay arneses diseñados especificamente para eso yo creo q le haran un gran favor!


#3

Que tristeza, es muy doloroso para ellos, y el arnes es la unica soluciòn ademas de la intervencion quirurgica, disponible hasta el momento. Lo lamentable es que como no ejercitan sus patas traseras, cada vez serna menos fuertes. Dale mucho amor, pues ya sabes que querran correr y moverse como siempre y no entenderan que lespasa.

Te invito a visita run articulo con mucha informacion sobre cuidado demascotas, en http://www.tuffymascotas.com/blog


#4

Es una buena opción utilizar un arnés para sus patas traseras para ayudarle a mejorar su calidad de vida. Existen sillas de ruedas construidas a la medida cada animal y arnés ergonómicos para evitarle molestias en su cuerpo. Lo importante es que tu mascota pueda tener una vida normal en la medida de lo posible.
Si consultas a un fisioterapeuta, seguramente conocerá casos similares al tuyo y desde su experiencia podrá recomendarte lo mejor para tu caso.


#5

Hola de nuevo.
Retomo el hilo casi un año después de mi primera consulta para, sobre todo, agradecer vuestro interés y vuestra ayuda. Cuando te enfrentas a una situación algo complicada y desconocida, siempre resulta útil conocer las experiencias de otras personas y gratificante contar con su apoyo.
En nuestro caso, no hubo la posibilidad de emplear el arnés porque nuestro querido abuelete fue perdiendo sus fuerzas día tras día y, unas semanas después de plantear la pregunta, se despidió de nosotros mientras estaba plácidamente recostadito en el sofá.
En su caso, no fue posible utilizar el arnés ni ningún otro artilugio porque, simplemente, ya no le quedaban fuerzas para ello. Las últimas semanas lo llevábamos de paseo en brazos y, de vez en cuando, daba sus pasitos con nuestra ayuda, su esfuerzo y sus enormes ganas de seguir disfrutando de la vida que aún le quedaba. Os puedo asegurar que la experiencia de llevarlo en brazos y de verlo disfrutar de esos momentos (¡hasta se atrevía a “perseguir” a alguna perrita!) fue simplemente única.
Una vez más, gracias a todos por la ayuda de siempre.
Un saludo.