Cachorro pata rota y escaleras

Hola a todos.

Después de mucho tiempo deseándolo, he traído a casa un perrito de estos cazadores de patas largas. Tiene tres meses. Trae una pata rota por un accidente al caerse por unas escaleras y aún le quedan unas semanas de vendaje aunque no tiene dolores y apoya la pata, corretea, en fin…

La cuestión es que vivo en una casa con escaleras. Una de esas escaleras que tienen la contrahuella abierta, ¿me explico? Son sólo unos doce o catorce escalones pero me da pánico que se pueda volver a caer. Y él, lejos de tener miedo, está intrigadísimo con la planta de arriba e intenta subir; de hecho, en un descuido ya ha subido y ha bajado solo. La cuestión es que me obsesiona que se pueda romper otra pata o estropearse más la que tiene vendada y no sé si debería colocar una puerta de estas de seguridad como las que se usan para los bebés, una arriba para que no baje solo cuando esté en la planta superior, y otra abajo para que no suba cuando esté en la inferior. Estas puertas salen carillas y lo mismo, no sé que pensaréis, os parece una chorrada y en realidad no debería preocuparme. No puedo estar todo el día vigilándole así que algo tengo que hacer. Se os ocurre alguna solución casera o creéis que debo hacer lo de la puerta? Me tiene preocupadísima porque tengo que salir a trabajar y no quiero que le pase nada y no me gustaría encerrarlo porque quiero que se habitúe a estar por toda la casa (es bastante bueno y no muerde nada).

En fin, espero vuestras respuestas y os lo agradezco de antemano. Otro día os cuento el show con mi gata… merece un capítulo aparte como imaginaréis.

Un abrazo.

Pues por lo menos hasta que se recupere de su fractura sí que deberías impedirle el acceso a la escalera cuando no estés en casa. A nivel casero lo puedes hacer con una malla plástica que la venden en cualquier ferretería.

Cocados, te refieres a una especie de red???

Es como una red pero rígida, hay de diferentes tipos y colores (normalmente en verde o en blanco), más o menos tupida. De este tipo:

es que es muy económico y al tener bastante consistencia con que tengas dos puntos donde colocarla será suficiente. Incluso si no puedes/quieres poner nada en la pared puedes atarla a un par de sillas y hacer así una puerta móvil.

Es que los perros únicamente necesitan que les marques dónde está la frontera pero no necesitan (normalmente) que sea especialmente resistente ni nada y ese plástico lo tienes en cualquier ferretería y es muy económico.

Ah ya sé lo que dices. Lo malo es que lo de las sillas no creo que funcione. He tenido puestas varias sillas delante de las escaleras pero las mueve con la cabeza y al final las aparta. Miraré lo de la malla y a ver cómo la coloco. Ok.

De adulto crees que no tendrá problemas en subir y bajar? Estos perros tienen las patas largas y finitas y me da una cosa…

Gracias, Cocados.

No se a qué perro te refieres exactamente, supongo que a un galgo ¿no? me imagino que se rompería la pata haciendo el burro porque cuando son cachorros no controlan mucho pero si le enseñas a ir con tranquilidad por la escalera no debería pasarle nada. Igualmente, es que ni los perros ni los gatos llevan bien las escaleras, no controlan mucho.

No, lo de las sillas me refería a hacer una especie de hache, dos sillas en los extremos sujetando la red en medio. La silla no creo que la intentara mover porque lo que realmente le estaría impidiendo el acceso sería la red y posiblemente no asociaría las sillas con su problema.

Gracias de nuevo. Ya te iré contando, porque me tiene loca, todo el día detrás de él. Y a la gata ni te cuento. Jeje. Aún así tiene “buen fondo”, creo, y es mimoso y zalamero.

Un abrazo.