Cómo evitar que el gato arañe el sofá

Veo que mucha gente tiene problemas con el sofá, ya que suele ser una superficie donde los gatos se rascan y, si tienen las uñas largas, pueden dejarlo fatal.

Sirvan estos consejos para todo aquel que tenga el mismo problema con su gato.

  1. Rascadores. Los gatos encuentran atractivo el sofá para rascarse, pero si tenemos un rascador que le guste y donde pueda rascarse en la misma posición que el sofá, esto le va a gustar. Importante que sea estable (como lo es un sofá), para que les sea cómodo rascarse y no se desplace.

  2. Premia su conducta positiva. Los gatos funcionan mejor a los estímulos positivos que a los negativos. Una de las claves para evitar que el gato arañe el sofá es premiarle con una golosina (un cereal, un poco de comida o lo que sea). De este modo tenderá a hacerlo continuamente

  3. Corta frecuentemente sus uñas. Para asegurarte de que cada vez que se intente rascar no lo destroce, procura cortar sus uñas con mucha frecuencia, con el paso del tiempo se forman auténticos puñales.

  4. Rocía con Reflex el sofá. No les gusta nada este olor. Procura echarlo por la zona en la que se suele rascar y verás como le resta atractivo.

Si queréis más consejos podéis consultar estos artículos:
dormitorum .com/como-evitar-que-el-gato-arane-el-sofa/
consumer .es/mascotas/trucos-que-evitan-que-el-gato-arane-la-casa.html