Como prometí reflexiones de mi padre

Mi padre era muy, pero que muy especial y tenía sus manías. Cuando tenía un perro nuevo (el siempre perros) lo primero que miraba era el huesín (según él creo que debe de ser el hueso de la testuz, justo entre las orejas), luego venían las patas (cuanto más grandes en relación al tamaño, mejor) y por último la pose para cazar (o sea rabo recto, cara de frente y una patita de alante levantada)
Despues de observar todo esto, él siempre dictaminaba lo mismo “es un muy buen perro” incluso con Pepe un callejero que apareció por casa y despues de unos meses se fue como había venido, o con Chirli una caniche mezclada que odiaba salir a la calle.
Estoy segura de que estaría encantado con Soda.
Cualquiera diría que era cazador, os juro que en casa había varias escopetas, y los domingos en el prau saliamos él y yo a las seis de la mañana a cazar, nunca, nunca vimos nada ni tiramos un tiro, pero él se lo creía.

Con los bebes humanos hizo toda la vida lo mismo, primero con nosotras sus tres hijas y luego con sus cinco nietos, nos/les cogía en cuello y según él buscaba el huesín, tambien entre las orejas pero encima de las cervicales, para ver si eramos de verdad. (Aunque no os lo creais un compañero me dijo que se trataba del hueso Celta) menos mal que a nosotros bebes no nos hizo ir a cazar. Bueno ese entre otras cosas era mi padre.

Perdonad la turra estoy un poco mustia

Q bonitas vuetsras historias.
ME encanta como hablais de vuestros papis. Que buenos ellos recogiendo animales y cuidandolos… y que contentillas deberiais estar vosotras de peques.

En mi casa siempre han habido perros. Mi padre al igual que mi madre les encantaban. De ahí mi afición con los animales. A mi madre le encantaban, estaba todo el dia en casa y le hacian mucha compañía. Hace unos 4 años se nos murió un pastor belga que me regalaron con unos meses, tenía displasia de cadera y eso desencadenó otras cosas hasta que murió. Todos nos quedamos muy tristes pero sobretodo mi madre que era la que estaba con el todo el día,se conocian a la perfecion.
Entre mi hermano y yo decidimos regalarle otro, un perro pequeñin para que fuera mas manejable para ella pero, cual fué nuestra sorpresa que al ir a la perrera, habia un labrador muy malito, maltratado y de casi un año y no nos pudimos resistir. No sería pequeño pero tampoco lo podiamos dejar alli. El vivia entre mi casa y la de mis padres, es un encanto de perro y se adapta donde lo dejes. Quería mucho a mi madre, parece que ella le daba la calma cuando el lo necesitaba. Cuando estaba conmigo le llevaba a todos lados, de viaje, al campo a la playa, a casa de mis amigos… y cuando estaba con ella parece que decia menos mal, un poco de tranquilidad!!
El año pasado mi madre enfermó y Pelote parece que lo sabía, la trataba con mucha delicadeza y l mimaba mucho. En agosto lamentablemete mi madre murió dejándonos desolados a todos. Pelote estuvo como un mes sin levantar cabeza, no quería salir de casa, no quería apartarse mas de 2 metros de la habitación de mis padres… Además de nuestra terrible pena, verle a el deprimido era un calvario. Ahora está con mi padre y ha recuperado la energía aunque, cuado le miro a los ojos siento que le falta algo.
A Pelote aun no le he presentado a Ari, no sé como se lo puede tomar…
Y bueno, esta es la historia que, mas que a mi padre es para mi madre que la hechamos tanto de menos…

M4tY gracias por este espacio y no te musties, mucho animo!!

M4tY! ojalá mi hijo me recuerde tanto como tú a tu padre :o

M4TY,¿cuanto les hechamos de menos,verdad? Mi padre hace ya doce años que nos dejó y sigue estando presente en mi vida,a mi nieta le encanta que le cuentes historias y cuando está conmigo me dice,nona cuentame cosas del abuelito Pepe y se queda embobada con mis historias.Mi padre y yo teniamos una relacion especial y cuando me casé el no aceptaba a mi marido pero cuando vió lo feliz que yo era lo aceptó como un hijo mas.Cuando yo era pequeña encontré un pastor aleman avandonado,enfermo ,flaco,sucio y lleno de pulgas,mi madre no me dejaba entrarlo en casa,siempre hemos tenido gatos pero no queria perros.Viviamos en una casa grande de pueblo que tenia dos puertas a la calle y por la noche yo le habria la puerta trasera y le ponia una manta para dormir,al dia siguiente mi padre le abría para que mi madre no lo viera,así estuvimos un tiempo siendo complices y por el trabajo de mi padre nos fuimos a vivir a una casa en el campo a 50 Km.de donde viviamos,mi madre no consintió que nos llevaramos al perro y yo lo pasé muy mal.A los pocos dias mi padre habia trazado un plan,el cogeria el coche e iria a buscar al perro,lo dejaría en la entrada de casa y a mi madre le hariamos creer que el perro habia venido solo buscandonos,así lo hicimos y mi madre acabó aceptandolo y contaba a todo el mundo la azaña de su perro que habia recorrido 50 Km.para estar con nosotros.Fué nuestro gran secreto durante muchos años y cuando se lo contamos a mi madre no se lo creia siempre nos decia que el perro habia llegado solo que le queriamos tomar el pelo.Nunca supo si era cierto o no,pero estas cosas hacian que mi padre fuera algo especial para mi y siempre está en mi corazón.

Gracias a todos, lo que pasa es que con la muerte de mi madre en Junio, parece que ahora me acuerdo mucho más de él (ya murio en Septiembre del 99), y que para que nos vamos a engañar yo era su ojito derecho, igual que entre sus nietos lo fue Alba, creo que ya os lo conté, ella le llamaba Papi, por oirme a mi y jamás llamó así a su padre.
Ayer despues de escribir el Post me levanté, fui al baño y me eché “Álvarez Gómez” una colonia que el empezó a usar en Madrid y luego se quedó en la familia.
Al cabo de un rato oigo una voz desde el otro ordenador "¿Mamá te echaste la colonia de Papi?"
Dicen que el olfato es el sentido que reaviva más los recuerdos. Yo estoy de acuerdo

Jo! Drei a qué acabamos como el rosario de la Aurora?, porque puestos a recordar, yo tengo a toda mi gente menos a una hermana y su familia, y que quieres a veces si no fuese por vosotros me encuentro sóla, porque Alba es una niña y no le puedes contar casi nada. Sabeis vosotros más de mi trabajo que ella.

Jo chicas! que estoy embarazada y extremadamente sensiblona, aunque para moquear con estos temas no hace falta embarazo. Mi padre ha estado 2 veces ingresado este años y Keka, su perrita, estaba mientras en mi casa, se me partía el alma ver cómo lo echaba de menos, aunque conmigo y mis muñecos es muy feliz, pero mi padre es su compañero del alma.No va a ningún sitio sin él,van al campo todos los días y solo se separan cuando va a misa o al médico.
Por otra parte,el día mas triste de mi vida fue cuando murió mi madre, el 25 de diciembre de 1991. Han pasado 16 años y no hay un solo día que no la recuerde y no hable con ella. Ahora por ejemplo le digo que cuide de mi bebé y de mi, a ella le habría encantado conocer a sus nietos,que por ahora tiene 2, de mi hermano. Al mayor sólo lo conoció unos días, porque el niño nació en agosto y ella se puso mala el día del Pilar. Ella es la mujer más encantadora que he conocido, tenía un don de gentes y una gracia descomunal, la mejor madre que pude tener. Lo malo es que me dejó cuando yo era aun muy joven, ella solo tenía 58 años y la vida fue muy injusta con ella, sí, porque toda su vida la dedicó a hacer feliz a los suyos. Parió tres hijos,pero fue madre también de su propio padre, de sus hermanos, de su marido…Tenía mucha sensibilidad con los más indefensos, los animales, los mayores, los niños, sobre todo tenía una niña por amiga con síndrome de down que se lo pasaba genial con mi madre. Cuidó de su madre enferma de cáncer de colon, a principios de los 60, una etapa muy dura, tenía solo 30 años y se vio con su madre enferma, dos niños pequeños(yo aun no había nacido), su marido,su padre,sus hermanos … Se dedicó a su padre en cuerpo y alma hasta su último suspiro, con qué cariño le curaba las escaras, lo alimentaba, lo mimaba…Mi abuelo murió el 15 de agosto y poco después ella tuvo un derrame cerebral. Estuvo 2 meses y medio luchando. Antes de operarla, que estaba consciente, nos decía que ella no se podía morir porque todavía nos hacía mucha falta a nosotros. Ella no pensaba en sí misma, sino en los demás. La vida fue muy injusta, porque cuando por fin podría haber disfrutado y hacer tantas cosas que siempre soñó,Dios(o el destino, qué mas da) se la llevó. Mi hermana decía que era mi abuelo quien se la quería llevar porque había vivido toda la vida con ella y no era capaz de estar sin su hija. No sé, el caso es que nos dejó y desde entonces la vida para mi familia no ha sido igual. En los malos momentos, nos acordamos de ella y en los buenos nos da rabia y dolor que no los pueda disfrutar. Han pasado 16 años, ya me he acostumbrado a llegar a casa y no verla, pero lo que nunca seré capaz de aceptar es que se fuera tan pronto y como ella decía, cuando más la necesitábamos. Siempre te necesitaremos, MADRE. Y como decía Rocío Jurado: “ALGO SE ME FUE CONTIGO, MADRE”

Jolin!!! Pues yo no estoy embarazada y no hay dia que no se me escape una lagrimilla, yo tambien perdi a mi madre de un derrame cerebral cuando tenia 22 años y a mi padre cuando tenia 29 años de cancer, y los hecho mucho de menos, pero he creado mi familia que son mi pareja , mi hija y mis bichis que me alegran cada dia la vida y me hacen muy feliz, pero no quita que alguna vez me sienta huerfana…La vida a todos nos trae sus"cosillas" buenas y malas y a ti ahora te van a tocar las buenas Paqjo.
Besines guapetona :th_thkiss2:

Gracias, Marieta, eso espero! Pero hasta en los momentos buenos te acuerdas y la añoras, tú a los dos. Yo también tengo a mi propia familia, con mi marido y mis muñecos y pronto, si Dios quiere, la aumentaremos. También tengo a mi padre y sus bichinos, como Keka, que es un encanto, y también a mis hermanos y sobrinos. La familia de mi marido está completa, por suerte, padres, 6 hermanos, 4 sobrinos y si todo va bien, pronto un sobrino más. Este domingo bautizamos a la peque, Clara, que es una auténtica muñeca de 2 meses y medio.