Comunicación telepática con animales


#1

Quienes compartimos nuestras vidas con animales no humanos y sabemos del amor y apoyo que nos dan, muchas veces hemos intuido que “están a punto de hablar”, incluso estamos seguros que nos han “dicho” algo. Y en realidad lo hacen, de un modo distinto a nuestra comunicación verbal transmiten emociones, ideas, cosas que quieren o necesitan que sepamos. Sin embargo, entrenados en la falsa idea de que esto es imposible, tendemos a ignorarlos. La comunicación telepática permite abrir este vínculo de nuevo.
Todos los animales -domésticos o silvestres- pueden comunicarse telepáticamente con nosotros y entre ellos. Caballos, peces, perros, gatos, mosquitos, gallinas, ballenas, cocodrilos, serpientes, arañas, pulgas, pájaros, delfines, vacas, lombrices, anémonas, lagartijas, patos, escorpiones, zebras, o cerdos…etc. Todos ellos (y nosotros incluidos) poseemos la capacidad innata de comunicarnos telepáticamente.
Telepatía significa “percibir a distancia”. Es una transferencia de sensaciones físicas, emociones, sonidos, formas, imágenes mentales o una sensación de “simplemente saberlo” que emite el animal con el que me comunico. Ésta comunicación no está mediada por un lenguaje simbólico (en palabras) y por ello permite un conocimiento de primera mano, sin dobles interpretaciones, vaguedad o mentira.
Yo lo llamaría el lenguaje del Ser, pues en mi experiencia lo que vivo es el Ser del otro: un conjunto multidimensional de información que llega de manera instantánea. A partir de ese conocimiento traduzco/interpreto para los humanos interesados un mensaje lineal, verbal, al que estamos más acostumbrados.
Los resultados de la comunicación telepática con animales son tan variados como lo que produce entre los humanos una buena charla con un amigo, alguien que realmente nos escucha y que nos apoya con su presencia, y es sin duda una puerta ancha a la aventura de vivir con una conciencia despierta.
La comunicación entre especies surgió como una “profesión” en Estados Unidos en la década de los setenta, y hoy día está extendida a Europa, Australia y comienza a introducirse ahora en América Latina (principalmente en México y Brasil). Sin embargo, el contacto respetuoso e intuitivo con animales es una constante de las civilizaciones anteriores a la nuestra, como lo son los chamanes de todo el mundo, los indios norteamericanos o los aborígenes australianos. En realidad la experiencia está mucho más a la mano si uno está dispuesto a abrirse a ella: toda persona que mirea su perro, gato o caballo (así como a cualquier otro animal) a los ojos, lo intuye: “hay alguien ahí, en una forma física distinta a la mía, que me está comunicando algo”.
La telepatía es accesible a todos los seres humanos, es una capacidad innata que hemos ignorado y deshechado en la actualidad, pero que podría ser una muy valiosa herramienta en esta época de emergencia ecológica, donde una de las constantes ha sido nuestro monólogo y aislamiento como especie. La comunicación con los animales no-humanos puede ayudarnos a vivir de una forma más sabia, plena, conciente y gozosa.
[I]“La comunicación con animales es muy importante ahora y en los años venideros. La vida de los humanos debe expandirse mediante la comunicación con toda la vida o no podrán crecer espiritualmente. Esto no es por los animales -nosotros ya nos comunicamos entre nosotros- Es para ustedes.”[/I] Briana, yegua.
[I]Animal Voices, Telepathic Communications in the web of life,[/I] de Dawn Baumann Brunke. Traducido por Daniela Camino.
Para más información visite: www.interespecies.com


#2

Mas info:

http://www.zappinternet.com/video/hehNroNhiL/Comunicacion-telepatica-con-los-animales


#3

Mas info:

[B]Establecen contacto telepático con loro gris africano[/B]

[B]Aunque a veces el diálogo entre humanos resulta imposible, siempre vale la pena intentar hablar con un loro.[/B]

Hasta 1980 se creyó que el lenguaje de los loros era meramente imitativo, pero las investigaciones de Irene Pepperberg con Alex, un loro gris africano, demostraron que los ejemplares de esta especie pueden usar el lenguaje referencialmente, como los seres humanos. Interesada por el caso de Alex, Aimée Morgana empezó a entrenar su propio loro para descubrir que no sólo era capaz de expresar opiniones, sino que podía leer su mente, aun cuando ella dormía.
Se sabía que el loro gris africano era uno de los animales más inteligentes y creativos, capaz no sólo de imitar la voz humana sino otros timbres como el del teléfono, pero sólo después de 1980 y tras las investigaciones de Irene Pepperberg con Alex, un loro gris africano elegido al azar, se demostró que loros de esta especie pueden utilizar el lenguaje referencialmente y con sentido. Tras 20 años de entrenamiento y habiendo adquirido un vocabulario de más de 200 palabras, manejaba conceptos tales como “presente” y “ausente”, podía distinguir formas geométricas por su número de ángulos, contar hasta 6 y nombrar correctamente cuarenta objetos y siete colores - cualquiera fuese la forma del objeto coloreado-. Otros loros, condiscípulos menos avanzados, compartían el entrenamiento con Alex, quien a veces se mofaba de ellos, instándolos a que pronunciaran correctamente las frases.
Como no podía ser de otra manera, [I] Animal Learning Experimental[/I], Alex para los amigos, se hizo famoso y tuvo su propio sitio web hasta que el 6 de septiembre de 2007, a la edad de 31 -estas aves pueden llegar a vivir hasta sesenta años- abandonó su plumífera envoltura terrena y voló hacia la inmortalidad. Bellas cartas de despedida a Alex y merecidas condolencias pueden leerse en otro sitio de la fundación. Las investigaciones de Pepperberg pueden descargarse en formato PDF aquí.
Motivada por el caso de Alex, que conoció por la televisión en 1997, Aimée Morgana comenzó a entrenar a N’kisi (se pronuncia inkisi), un loro gris africano, a partir de los seis meses de edad. A los 5 años poseía un vocabulario contextual de más de 700 palabras, comprendía su significado y hacía comentarios relevantes. Habitualmente hablaba con oraciones gramaticalmente estructuradas, y hacia enero de 2002 Aimée había registrado más de 7000 frases originales. Además y al igual que Alex, N’kisi demostró tener un magnífico sentido del humor, al menos desde el punto de vista de un loro, poniendo en duda la afirmación de que los miembros de esta especie son neuróticos y de mal carácter.
El entrenamiento de N’kisi no hizo más que confirmar los experimentos llevados a cabo con Alex sobre la capacidad de estos loros para aprender a utilizar el lenguaje. Sin embargo, algo impensable iba a suceder. Morgana advirtió que N’kisi a menudo expresaba opiniones que parecían relacionadas con lo que ella pensaba, especialmente cuando en su mente se formaban imágenes, y lo mismo hacía con su marido.
Tras conocer las investigaciones del biólogo de la universidad de Cambridge Rupert Sheldrake sobre telepatía en animales, se contactó con éste en enero de 2000 y le resumió algunas de sus observaciones, de las cuales empezó a llevar un registro detallado. Para enero de 2002 había registrado 630 casos de incidentes telepáticos, entre ellos:
“Estaba pensando en llamar a Rob, y levanté el teléfono para hacerlo, cuando N’kisi dijo ‘Hola, Rob’, mientras sostenía el teléfono en mi mano y me dirigía al archivador de direcciones para mirar su número”.
“Estábamos mirando los títulos de créditos al final de una película de Jackie Chan. Había una imagen suya haciendo equilibrio sobre una viga en un rascacielos. Daba mucha impresión por la altura, y N’kisi dijo ‘¡No te caigas!’. Después la película dio paso a un aviso publicitario y cuando apareció la imagen de un automóvil, N’kisi dijo ‘Ahí está mi auto’. La jaula de N’kisi estaba al otro extremo de la habitación y detrás del televisor. No podía ver la pantalla y tampoco había fuentes que produjeran reflexión”.
En varias ocasiones, los sueños de Aimée fueron interrumpidos por N’kisi, que habitualmente dormía cerca de su cama.
“Cierta vez soñaba que estaba en el baño sosteniendo un frasquito con gotero. N’kisi me despertó diciendo ‘Ves, eso es una botella’. En otra ocasión soñaba que trabajaba con el equipo de audio. N’kisi, durmiendo cerca de mi cabeza, gritó: ‘Hay que apretar el botón’ que era precisamente lo que estaba haciendo en mi sueño. Su grito me despertó”.
Morgana y Sheldrake decidieron realizar una serie de experimentos con N’kisi, que fueron filmados y documentados por observadores imparciales. Una transcripción completa de las pruebas puede leerse en el sitio de Sheldrake.
Entre las conclusiones ambos investigadores observan que “existe un gran potencial para futuras investigaciones sobre telepatía en animales. Si bien otras especies de mascotas muestran una conducta que parece telepática, los loros tienen la ventaja de poder hablar y, en consecuencia, ofrecernos una mayor diversidad de respuestas que perros, gatos y otras especies domesticadas”.
“La habilidad de los animales para usar el lenguaje y lo que esto podría revelar sobre sus habilidades cognitivas es aun materia de debate. Estos resultados plantean cuestiones relativas a la inteligencia animal y la comunicación entre especies cuyas implicaciones exceden los límites de esta investigación”.
Según parece, algunos animales podrían haber desarrollado formas de comunicación diferentes y en algún caso superiores a las del ser humano. No habría que sorprenderse si en un futuro, para conseguir estas capacidades, los humanos deban ser educados, disciplinados y humillados por estos geniales loros.
¿No había que empezar por acá -otras especies terrestres- antes de intentar comunicarse con inteligencias del espacio exterior?

Fuente: http://videa.com.ar/blog/2008/06/16/establecen-contacto-telepatico-con-loro-gris-africano/


#4

joe con el loro…da hasta un poco de miedo, jajajajaja


#5

a mi me pasa eso y me cago, literal XD


#6

vamos, me habla el loro en sueños y alucinooooooo!!! el susto sería tremendo!!!


#7

Que interesante!!!


#8

pero, teneis razon…¡ Que miedo!!!


#9

a ver, yo creo firmemente que mis animales, con ciertos gestos me entienden, al igual que yo entiendo ciertos gestos de ellos, pero a que me lean el pensamiento no he llegado…


#10

Creo que tienes razon en que,he logrado algo en ese tema, pero ha sido sin meditarlo de forma espontanea con mi gatitos.
Cuando necesito comunicarme directamente lo he intentado pero no me ha resultado.
Existe un libro que segun su redactor esta dictado por su gata Fef, es precioso y nos lleva por lugares que ni nos imaginamos desde la vision de un gato, se llama “Vida con el Lama” de Lobsang Rampa.
Ojala lo puedan leer .


#11

Me lo apunto!


#12

Te va a encantar y no es muy grande, es precioso.


#13

jeje lo de grande me da igual, me leo lo q sea, sera mi proxima compra


#14

ahi con un par…jejej Ari se atreve con lo que sea.