Concurso: Tu propia historia

Saludos:

El juego es asì:

cada uno inventara una historia, (Real o inventada) Con efectos de personificaciòn y un toque de imaginaciòn o solo contar la historia que te sucedio en la realidad, lo que tù prefieras… y la mejor historia ganara!

Cada grupo estara dividido osea, el grupo de la historia real estara separado de la imaginativa para asi no mezclarse, asi que los que hagan una historia real, (Se sugiere que pongan realidad para asi no confundirse) y las de imaginacion poner en Imaginativa, porque algunas historias pueden ser confundidas con otras por que algunas son imaginativas y otras reales. Si quieres registrar, solo basta con escribir una historia, y el que gane, (Quizà se lleve un premio) Participen y dejen volar su imaginaciòn y cuentanos que paso en tu realidad.

Reglas: Poner imaginacion o solo una ‘‘I’’ si es imaginativa, y poner Realidad o ‘‘R’’ si es realidad

Por favor, no copiar las historias de los demàs para evitar conflictos.

Tratad escribir bien para que la historia se entienda correctamente

Si quieren pueden continuar la historia si no les alcanza el tiempo.

Saludos cordiales, y concursen y el ganador se lleva un premio! :D:)

Como nadie responde aun, empezare yo:

‘‘I’’

               Mi pequeña Little

yo viajava en un coete a la luna, luego me encontre un arcoiris de mil colores, cuando luego llego a un àngel caido del cielo, que traia en sus brazos algo muy especial, una pequeña cachorra, el àngel le dio tres dones, un cariño interior, la obediencia y la belleza, y lo ùnico que el àngel pidio fue solo una cosa: que siempre le de mimos para que su belleza cresca y que cada dìa le de comida para asi ella tener mandibulas fuertes, y que siempre le de mimos, porque es lo ùnico que pedira ella…

FIN

Saludos cordiales

Weno esta es mi historia :smiley:

“I”

Scott

Esto era una vez una perra de raza Beagle, ella vivia en las calles de Arabia Saudita me refiero a que era una perra callejera entonces un día tuvo 4 cachorritos eran 2 hembras y 2 machos entre los machos estaba un pequeño llamado Scott, al pasar los meses (para ser exacto 5 meses) la mamá ya los dejaba salir a los 4 pequeños para que aprendieran a buscar comida y esas cosas, un día Scott estaba con su hermana Scachy paseando por la ciudad y de repente se encontraron a una pandilla de perros asesinos entre esos estaban 1 Rottwailer,1 San Bernardo,1 Gran Danes y 1 Doberman, viendo el panorama Scott le dijo a su hermana Scachy que se escondiera por que el iba a solucionar todo, Scachy le obedecio y se escondio detras de unas cajas observando lo que pasaba en esemomento los 4 perros se echaron a un lado y aparecio un gato de color gris y blanco y le dijo a Scott que tenia que ir con ellos o sino su familia pagaria unos cuantos mordiscos, asi que Scott cedio y tuvo que ir con ellos cuando llegaron al escondite, Scott se puso muy nervioso y decidio huir asi que salto a una caja y de la caja salto hacia una ventana y destrozo la ventana entrando a una casa mientras que los perros entraron por la puerta decentemente y Scott volvio a saltar rompiendo otra ventana los perro salieron por la puerta decentemente y ahi continuo la persecución los perros pandilleros se dividieron para acorralar al pobre Scott, después de correr, correr y correr Scott llego a un precipicio y los perros pandilleros lo acorralaron y de pronto saliode la nada Scachy y sus otros hermanos para poder hacer una gran unión en ese momento se formo una gran pelea en la cual nuestros jovenes beagles fueron derrotados pero solo quedaron Scott y el Gran Danes y justo cuando el Gran Danes iba a matar a Scott aparecio el padre de Scott y hubo una gran batalla entre el Gran Danes y el padre de Scott al final de la pelea el padre de Scott estando muy debilitado logro tirar por el precipicio al Gran Danes y cuando el Gran Danes cayó por el precipicio aparecio de repente el gato y tiro por el precipicio al padre de Scott dandole una muerte segura, en ese momento la impotencia se apodero de Scott y hiso que Scott destrozara a mordiscos al malvado gato y logrando tirarlo por el precipicio.

Fin :smiley:

I

TABY

A veces las historias más increíbles nacen en los lugares más corrientes. Esta es la historia de una superviviente, de una gata que tras todo pronostico sigue viva.

Era principios de agosto de 2003, una gata estaba alumbrando a sus cachorros en un escondite de una casa abandonada. No fue un parto complicado…en principio. La gata parió al primer cachorrín, un gato blanco precioso, en su segundo empuje, nació una gatita con el pelaje precioso parecido a un siamés con las marcas point. Los siguientes en nacer fueron dos gatitos blanco y negros muy bonitos. La gata era de tamaño pequeño y de constitución débil. Se encontraba agotada por las contracciones y había perdido mucha sangre. Pero la pobre no podía descansar aún. Todavía quedaba un último gatito por nacer. Venía de culo y por más que empujaba no salía. No podía rendirse, sus cachorros la necesitaban. Volvió a empujar, y continúo empujando hasta que por fin la última gatita nació. La gata miró a esta gatita, no era muy guapa…más bien era un poco extraña. Tenía un pelaje tipo tabby y un tamaña un poco más pequeño que el de sus hermanos, hasta ahí todo normal, lo raro es que tenía los ojos abiertos, ojos verde esmeralda que miraban a su madre de una forma inquietante, unos ojos despiertos que pareciera quisieran grabar en su memoria todo, cada detalle.
La gata empezó a limpiar a sus cachorros con todo el amor del mundo, uno por uno, se encontraba exhausta pero tenía que hacerlo, no podía dejarlos húmedos y además tenía que limpiar todo rastro que pudiese atraer a algún depredador. Mientras la gata limpiaba a sus hermanos, Taby, que así es como le puso su madre, la observaba atentamente. Se dio cuenta que su madre no dejaba de sangrar, se dio cuenta que a cada momento un poco de vida se le escapaba, se dio cuenta que su madre iba a morir, y un profundo dolor se instauró en su alma. Cuando llegó su turno, Taby ya sabía lo que tenía que hacer. Empezó a lamerse ella, deseando que de esa forma su madre pudiera descansar. Su madre la miró, y en ese momento supo que Taby iba a ser muy especial, ya lo era. Ella también sabía que si seguía perdiendo sangre moriría y lo peor era que atraería a cualquier rata, perro u otro gato cerca y sus preciosos gatos no tendrían ninguna posibilidad, ¿Qué podía hacer?. Cerca de donde estaban había una casa en la que habitaban humanos. Ella no se fiaba de ellos pero evaluando sus opciones, era la salida menos mala que encontraba. Se armó de valor y empezó a trasladarlos, primero White, el gato blanco, luego Point, la gatita siamesa, después Momo y por último Blawhi, los dos gatos blanco y negros. Taby era más pequeña que sus hermanos, pero tenía los ojos abiertos, y además ya podía sostener su peso con sus patitas. En el viaje que su madre llevaba a Blawhi, Taby se armó de valor y empezó a seguirla, no sin problemas. Las patitas de Taby eran muy cortitas, sus andares bastante inseguros, pero Taby quería a su madre y no estaba dispuesta a causarle más dolor cargándola a ella también. Su madre la esperaba y juntas llegaron al jardín de la casa. El llegar, se dieron cuenta que en el jardín había unos niños jugando, la madre de Taby escondió a sus cachorros en un agujero cerca de la valla, se tumbó y pudo descansar mientras amamantaba a sus pequeños.
Entrada la noche, el peor de los desastres ocurrió, la madre de Taby murió.
Taby, una gatita de apenas un día, la miró y en ese momento agradeció la oportunidad que tenía de poder ver y de poder grabar en su mente la imagen de su madre, su buena madre que luchó hasta el final por sus cachorros. Taby maulló por primera vez. Un maullido profundo y triste. Sus hermanos también maullaba, ellos eran menos conscientes de la situación, no veían, no sabían que pasaba, de lo único que eran conscientes es de que tenían hambre y no podían comer.
En ese momento, del interior de la casa salió una niña, Taby la veía buscar por el jardín muy nerviosa. Un horrible miedo recorrió a Taby por todo su ser. ¿Y si esa niña le hacía algo malo a sus hermanos?¿podría ella impedir que eso sucediera?, no, claro que no podía, de hecho ella no podía hacer nada. Se quedó mirando y observando a la niña, que iba de un lado a otro del jardín buscando algo, acercándose cada vez más ha donde estaban ellos. Sabía que los encontraría, lo que no sabía era que sucedería después.
Sus hermanos no paraban de maullar pidiendo comida, Taby también estaba hambrienta pero era muy orgullosa para reconocerlo. Por fin, la niña los encontró. Taby la miró y vio como la niña empezaba a sollozar. Más tarde, Taby entendería que la imagen que vio la niña era para llorar, una gata desangrada muerta y 5 cachorros recién nacidos intentando mamar, una imagen que no tenía que ser muy agradable. La niña salió corriendo hacia el interior de la casa. Esa reacción no la entendía Taby, esperaba algo pero que se asustase de ellos…no. A los 5 minutos la niña volvió con una caja de cartón. Y fue metiendo a los cachorros dentro, para posteriormente meterlos dentro de casa. Taby, por primera vez, tenía miedo, ya no estaba mama, ya no podía verla, nunca más la vería, y en ese momento volvió a llorar. Pero algo sucedió, algo que no creyó Taby que pudiera suceder. La niña, cogió una especie de “algo” y uno a uno empezó a darnos un líquido parecido a lo que nos daba mama. Por supuesto que no era lo mismo, pero no estaba malo. Nos llenaba la pancita, estaba calentito y por fin pudimos dormir.

Mis hermanos se despertaban cada dos horas, si no era uno, era el otro, el más follonero era white, siempre pidiendo. La niña siempre venía y nos daba el líquido ese blanco. Taby pensó que su madre estaría contenta de habernos traído a ese jardín.

Fueron pasando los días, yo cada vez me encontraba más fuerte. Mis hermanos abrieron los ojos y empezamos a comunicarnos. Yo me sentía un poco responsable de todos y procuraba que todos estuvieran bien, les aseaba, les limpiaba las legañas, les ronroneaba para que durmiesen. Momo era genial, siempre estaba feliz, se pasaba el tiempo detrás de mi chupándome. Point era la princesita, se las pasaba durmiendo o jugando con la niña, cuando la niña venía, Point acaparaba toda su atención, al ser tan mona no le resultaba difícil acaparar las atenciones. White era el que más personalidad tenía. Siempre estaba “jugando” al macho dominante con los demás. Por supuesto que conmigo no lo intentaba, no era tan tonto, yo aunque más pequeña que él, era más fuerte, él sabía que conmigo no tenía ninguna opción, sin embargo siempre las tomaba contra Momo. Blawhi era un dormilón, se la pasaba comiendo y durmiendo.

Un día, la niña llegó con otro niño. Después de jugar un rato con nosotros, el niño cogió a Blawhi y no lo devolvió a la caja. Vi como se lo llevaban, empecé a chillar y a saltar pero no pude hacer nada. Se lo llevaron. Era la primera vez que nos separaban. No lo entendía. Mis hermanos se pegaron a mi asustados, y yo no sabía como consolarlos ya que yo estaba inconsolable también.

Poco a poco nos fuimos recuperando, mis hermanos volvieron a ser los de siempre y yo empecé a pensar quien sería el siguiente, esperando de todo corazón ser la última para poder cuidarlos a todos y que no se sintieran solos.

A los pocos días, junto a la niña que nos cuidaba vino una persona mayor. Tenía una cara muy rara, llena de arrugas, pero parecía amable. Empezaron a jugar con nosotros y al cabo de un rato cogieron a Point. Point nos miró asustada. Yo no sabía que decirle, solo esperaba que fuese a donde fuese estuviese bien. Point se fue con la señora y nosotros nos quedamos más tristes que nunca.

Esa noche hice un juramento, los encontraría, volvería a verlos, los rescataría si fuese necesario, lo haría por ellos y por mama.

continuará…(jeje si quereis):stuck_out_tongue:

Buenas historias, (Recuerden una historia por persona) Bueno, Animense, y participen (Pueden empezar a votar los demàs si quieren y poner su historia)

Vamos,vamos, vamos…

Tresiiiiii!!! que continúe que me has dejado en ascuas!!! jejejejejeje!!

Animadse, Ganaran un premio. Los demàs animense!..

(Un Voto 10 para Tresi)

Aver…Me animo, contare una historia

I
El pequeño zorro

Nuestra historia comienza aqui, en Nueva Zelanda, cuando las vacaciones acaban de comenzar, Romina Henster W. Da un paseo por las praderas, separada de sus padres, viviendo una aventura ùnica. Un dìa paso al lado de un àrbol, despuès Romina se sento en la banca, sintiò el sonido de las ramas de los arboles, como se movian, se agitaban…y entonces eschucho un sonido muy raro a los demàs, escondido en los arbustos cerca de un matorral, encontro a un cachorro de zorro abandonado… Ella decidio cuidar de el, Lo llevo en una canasta que habia traido para llevar comida. Lo llevo a su casa del àrbol que era como su escondite secreto, Allì fue donde alimentò al zorro y lo cuido con cariño. El zorro cada dìa se hacia màs fuerte y bello…y sus mandibulas se hacien màs fuertes cada vez… La niña, le puso un nombre al zorro, lo llamo Robin Hood, por su paciencia y ayuda. Romina mirò al zorro de forma extraña, sentìa que algo le ocurria…Romina llevo a Robin a la ciudad, cuando luego Romina mirò las hermosas perlas en venta. un mercadero atrajo a Robin con un poco de carne, Romina pronto se dio cuenta que Robin no estaba, la busco y miro por cada rincon, pero no lo encontro…Busco en cada lugar, hasta que nunca la volvio a ver… Hasta ahora, Romina no la encuentra, y espera volverlo a ver alguna vez…Se dice que un dìa vio el rostro de Robin en las nubes, ella siempre la guardara en su corazòn, muy profundo, hasta perderse en el interior…
FIN
Saludos cordiales. Espero que os hayais gustado, pueden poner màs de sus historias, o votar simplemente.

Saludos cordiales

que no era 1 historia por persona??

Gracias a todos!!:o
No se si puedo seguir haciendo capitulos o tengo que terminarla ya??? no quiero hacerme pesada!!jejeje Ya me decís algo. Por ahora os dejo el capítulo II. Espero que os guste.
Capítulo II
Pasaron las semanas y seguíamos Momo, White, y yo en esa caja de cartón. Mi cuerpo seguía siendo diferente al de mis hermanos, nos habíamos igualado en tamaño eso sí, sin embargo yo era dos o tres veces más fuerte que ellos, lo que hacía enfadar mucho a White. Desde que se llevaron a Point, Momo ya no estaba tan juguetón, ya no me perseguía y chupaba, estaba triste y melancólico.

  • Ey Momo, ¿qué te parece si jugamos a ver si de un salto podemos salir de la caja?
  • Naaaa ya hemos jugado mucho a ese juego, nunca lo consigo, y tú siempre ganas, ya me cansé.
    Era verdad, hacía una semana había inventado ese juego para comprobar si podíamos salirnos de la caja los tres y poder salir de esa casa. No es que no estuviese agradecida con la niña que nos recogió, al contrario, le debemos mucho, le debemos la vida. Pero por otro lado, no quiero arriesgarme a que nos sigan separando y no poder hacer nada.

Por supuesto yo podía salir perfectamente, pero nunca dejaría a mis hermanos. Una vez White lo intentó y casi lo consigue, este hermano mió orgulloso…al ver que yo si podía y el no, espera a que estemos durmiendo y lo sigue intentando, pero Momo no.

  • Momo…por fa…me aburro, además seguro que hoy lo consigues tú y White no.
  • ¿Cómo??? ¿En que mundo podría Momo ganarme?
  • Es verdad, yo nunca podré ganar en nada.
  • Bueno, eso solo se sabe si se intenta. Vamos White, demuéstranos como se hace.

Esa noche había estado observando a White mientras dormía y me di cuenta que prácticamente ya lo tenía. Recé para que hoy fuese su día de suerte.

  • Te vas a quedar muerta Taby, hoy voy a saltar fuera y seguro que tú no.
  • Si, si, menos lobos caperucita…

White cogió carrerilla, apretó los dientes, y saltó. Yo lo vi todo a cámara lenta, estaba subiendo alto, más alto, acercándose al borde de la caja, pero empezó a bajar sin haber llegado al borde, en ese instante deseé con todas mis fuerzas que volviese a subir, lo deseé muchísimo como nunca antes había deseado algo, y de repente, subió. Se quedó agarrado al borde de la caja de una forma muy graciosa y con un último empujoncito saltó hacia fuera.

  • Siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii lo has visto Taby!! Lo he conseguido!!! Te dije que hoy te ganaría!!! Bien!!!
  • Muy bien White!!!- yo no sabía que había ocurrido, ¡¡no es posible impulsarte en el aire!! La caja tenía unas paredes de un metro de alto y el niño las había subido medio metro más con una tela metálica, estaban bastante altas, sobretodo para unos gatitos de mes y medio.- White, espérate ahí que ahora vamos nosotros. Vamos Momo que hoy hay un buen ambiente para el salto en altura!!.
  • Naaaa no quiero, si no llego White va a estar riéndose de mi de por vida.
  • Y si no lo intentas la que se va a reír de ti soy yo – nunca jamás me reiría de Momo pero esperaba que de esta forma el reaccionara.- Vamos Momo, que seguro te sale bien hoy.
  • Bueno pero no te rías si no puedo.
  • Claro que no.- No sabía que había ocurrido antes con White, pero si el que deseé algo con todas mis fuerzas había funcionado, ahora mismo estaba dispuesta a dejarme la piel en el deseo más fuerte que pudiese hacerse, Momo tenía que saltar-. Seguro que hoy podemos todos.

Momo cogió carrerilla, apretó los dientes como había hecho antes White, y corrió. Se veía claro que no iba a poder hacerlo. White era delgado pero fibroso, tenía una buena constitución además de las ganas de superación que ponía en todo lo que hacía, pero Momo era rechoncho, tenía un poco descompensado el tamaño de sus patitas con el resto del cuerpo, un poco mas cortas, y su carácter tranquilo y pasivo no ayudaba en nada. Aún así, en mi cabeza se dibujo el salto perfecto para Momo. Saltó, bastante alto, bastante bien, pero no suficiente. Yo estaba deseando igual que antes que pudiera saltar, pero a diferencia de White, Momo no pudo saltar. Le faltaron unos centímetros. Ahora ya no sabía que hacer, White estaba al otro lado esperando, Momo estaba dentro de la caja, ¿qué hacía? Ayudaba a White a escapar o le hacía volver a la caja a esperar no se bien que destino.

  • No te preocupes Momo, lo has hecho muy bien.
  • Claro…como siempre, para ti siempre lo hago bien.
  • ¿qué pasa? ¿No venís? Me canso de esperar, voy a investigar por aquí fuera.
  • Noo espera White, no vayas solo.
  • Tú no eres mi jefa, y voy donde quiera, ya he demostrado que soy mejor que vosotros.
  • White no sabes lo que dices.
  • Déjalo Taby, tiene razón, soy un fracaso.
  • No Momo. Mira, vamos a hacer una cosa, yo iré fuera con White ha investigar la zona, y cuando veamos que posibilidades hay de escapar volvemos a por ti, ¿ok?.
  • Claro, lo que tú digas.

Momo estaba muy abatido, y a mi se me partía el alma, ¿Por qué no había funcionado con él? Esa era una pregunta que tendría que hacerme más tarde, ahora mismo tenía otros problemas más importantes. Salte fuera, sin carrerilla, sin apretar los dientes (cosa que no entendía por que hacían) y en un segundo estaba al lado de White.

  • No te creas importante por eso, yo acabo de saltar también.
  • White eres un tonto. Vamos a ver que hay por aquí.

Recorrimos la habitación, no era muy grande y lo mejor de todo es que había una ventana y estaba abierta. Saltamos para ver que había fuera. La ventana daba al jardín. Lo recordaba perfectamente, recordaba donde mama nos dejo y murió. Ese pensamiento me dejó aturdida por un instante. De repente la puerta se abrió, era la niña y traía a un hombre joven. Del susto White calló fuera al jardín. La ventana estaba bastante alta por lo que White se llevó un buen golpe. Yo me quedé aterrada, Momo seguía dentro de la caja. ¿Qué pasaría cuando el niño se diera cuenta que no estábamos dentro?¿qué le pasaría a Momo?. Todo pasó muy rápido. El niño se sorprendió al ver que no estábamos, pero no le dio mucha importancia. El hombre vio a ha Momo y sonrió, le cogió en brazos y se lo llevó.

Yo vi como Momo me miraba, asustado, y a la vez con una mirada de reproche que en el fondo yo entendía [I]“dijiste que volverías por mi”[/I]. La niña miró a la ventana y me vio, yo estaba petrificada por lo que acababa de suceder. En una milésima de segundo la niña me cogió y me volvió a meter dentro de la caja. Yo estaba en estado de shock. ¿Qué había pasado? Momo ya no estaba, se lo habían llevado, ¿y White? Estaba fuera, solo. No sabe alimentarse solo, no sabe defenderse. Intenté tranquilizarme con el pensamiento de que White me esperaría debajo de la ventana y cuando la niña se fuera me reuniría con él. En ese instante, la niña cerró la ventana y se fue. Todo mi mundo se hundió. Todo era culpa mía. Si no hubiese inventado ese maldito juego, Momo no habría estado solo en esos momentos y White no estaría solo fuera, en un lugar extraño. Salté fuera de la caja fui a la ventana y vi a White debajo mirándome con miedo. Algo debió de pasar por que White empezó a correr hacia la valla. Mi vista era extraordinaria y podía seguirle con la mirada, algo iba detrás de él. Era una especie de gato muy grande, aunque no parecía un gato, tenía unos colmillos enormes y daba mucho miedo. Perdí de vista a White en el momento que esa cosa, que después descubriría que era un perro, estaba a punto de cogerle.
Me quedé sola, llorando, no tenía a mis hermanos, la pena y la culpa me cubrían. No sé cuanto tiempo pasó. La niña venía de vez en cuando a darme de comer, pero yo no comía, ¿para qué? ¿Estarían mis hermanos comiendo? Un día, la niña apareció con una mujer joven, me cogió en brazos y me sacó de la habitación. Yo me encontraba muy débil, llevaba muchos días sin comer, pero en un momento de descuido, una vez que ya nos encontrábamos en el jardín, saqué todas las fuerzas que me quedaban y salté de los brazos de aquella mujer. Sabía que había un perro, lo busqué con la mirada y lo vi que empezaba a correr hacia mí. No tuve miedo, estaba cansada por el esfuerzo, me sentía débil, pero corrí, corrí como nunca lo había hecho, corrí hacia donde había visto por última vez a White. Conseguir llegar a la valla y atravesarla. Mi primer pensamiento fue irme a un lugar conocido, y el único lugar que conocía era la casa abandonada donde mama nos alumbro, mi segundo pensamiento fue localizar a White.

Continuará…

Rooger, yo decia que los demàs jugadores (Que aun no han inventado sus historias) pueden empezar si quieren. Espero que os entendais

Saludos cordiales
S.C

Rooger, y si te refieres a lo de Tresi, ella lo hizo continuo.

Saludos cordiales

2· Parte

                 El pequeño Zorro

Romina Henster, comienza otra nueva aventura, En la misma casa, encuentra a una gata abandonada, y empieza a sospechar que si esa casa es un refugio para animales, Igual…ya no le importo…La mamà gata estaba embarazada y eso era lo que importaba, Romina la cuido, hasta que un dìa la mamà pario, y heredo a un gatito, el primero era Un pequeño atigrado de diferentes colores, un mestizo. Al segundo empuje naciò el pequeño ‘‘Azul’’ fue llamado asi, por el aprecio al azul. Y en el tercero, nacio el màs raro, un gato gris, y grande que se llamo ‘‘Gry’’ y al primer paso en el suelo, empezo a moverde como un gato ya adulto, la madre sabia que el era especial, y de grande dirigiria a la manada de gatitos. Cuando despuès de unos dìas, un señor toco la puerta, diciendo que no tenia suficiente plata, para pagar lo que habia en su casa del àrbol, Romina no sabia que hacer, y pregunto al señor: - Si le vendo a algun gato mio, ¿Conseguire algo de plata?..Señor-De seguro… Romina penso, hasta que una roca intervino en su camino, una roca grande y gris…’‘Es Gry’’ El señor penso la cantidad de ganancias que obtendria con ese gato raro si lo vendia, Y el señor lo elijio…Romina lo penso, hasta que otra roca màs grande intervino…una roca, que por dentro contenia un : ‘‘No’’ que fue lo que Romina le dijo al señor…el señor con bigotes desarreglados, disparo a uno de los gatos que estaba en la canasta, y lo hizo por rabia, cuando luego, por su intento por disparar al gato gris, fallo y le dio a su madre, Gry y los demàs de apenaron en ese momento de tristeza… Gry maullo, lo màs fuerte que pudo…lo hizo por su mamà, porque ya no la tendria màs en este mundo infeliz…sus hermanos maullaron a lo igual que su hermana, y no solo por su mamà, si no porque no tendrian comida… Al dìa siguiente…Gry subio a su cama…con su pequeña colita suave y sedosa, con valentia trepo hacia la ventana, y escapo hacia las aventuras…Gry no sabia por que lo hacia,si no pensaba que su mamà no estaba muerta, se encontraba en alguna parte…En el cielo… quiza…CONTINUARA…

Gry, recorrio las calles de la ciudad de Nueva Zelanda, hasta encontrarse con algo parecido a su mamà, ¡Era un cartel! pero Gry no lo sabia, Gry sintio felicidad, y su amor por su madre era insoportable, ella nunca habia estado tan feliz, hasta que una voz aguda y desafinada interrumpio la relaciòn con su madre, ¡Una niña! Oh no, - No me lleves, quiero estar con mi madre!.. La niña no lo entendìa, hasta que una dulce voz intervino, ¡La mamà de la niña! -Querida deja ese gato, merece libertad… Gry se habia enterado que no era su madre, si no un cartel, porque cuando la niña lo agarro, su mamà no la defendio, lastimosamente solo es un cartel…Romina en casa busco a Gry y no la encontro, Azul sospechaba que Gry estuviera buscando a su madre, porque sabia cuanto la queria, Romina siguio a los gatitos que se escapaban con Azul. Azul, la gatita indentifico su aroma a flores de miles colores, y encontro sus huellas - Vamos chicos, Hay que encontrar a Gry!..Decia Azul…

Se encontraron con un gato del callejòn grande y negro, Parecia traido por el Diablo de los gatos… El gato negro, habia sido bueno, no era malo, Y ayudo a Azul a encontrar a su hermano… Gry estaba perdido, no encontraba el camino a casa, hasta que susu hermanos lo encontraron, en unos escombros, ayudaron a Gry, y Gry, logro no encontrar a su mamà, sabia que ella no estaba alli, le dio una gran pena a Gry Gris

Continuarà

Gry penso y penso, y tuvo una idea, ¡Volar! Asi encontraria a su madre gatita, La idea fue tan buena que fue a contarsela a Romina, pero ella no estaba, no fue a servirle su leche que siempre tomaba en la asotea, ella no estaba. No la encontraba, Fue a la cocina, donde no le permitian entrar, por primera vez la vio, y era como una aventura para ella explorarla, pero Romina no habia comido su pan con manteca, que siempre estaban en la mesa, pero ni habia ni un mordisco en el pan, Busco por todas partes… continuarà

[QUOTE=Shane;212362]Saludos:

Por favor, no copiar las historias de los demàs para evitar conflictos.

[/QUOTE]

Hola Shane, he leido tus historias (por que creo que hay 3: Mi pequeña Little, el pequeño zorro, y luego la que has escrito hoy sobre unos gatos) y la verdad que me he quedado un poco alucinada. Sinceramente creo que has cambiado tu historia “el pequeño zorro” y ahora la estas haciendo muy parecida a la mia. Me explico;
[ul]
[li]mi historia trataba de una madre gata que murio una vez que alumbró a sus cachorros. Tu historia iba de un zorro y ahora la has cambiado a una gata que pario 3 cachorros y que luego murio. Además creo que a la hora de contar cuando muere es muy parecida a la mia…pero bueno, son suposiciones mias.[/li][li]En mi historia los cachorros se llamaban atendiendo a su pelaje: White=blanco, Point=manchas del siames, Tabby= atigrado, Blawhi=bla de black y Whi de white, el único que era diferente era Momo que se lo puse por que el nombre me gustaba. En tu historia tus cachorros se llaman Azul= un gato azul y Gry = un gato gris.[/li][li]Mi historia se centra en Taby una de las gatitas que nace “especial” de hecho nada más nacer ya es capaz de andar sola y con los ojos abiertos. En tu historia, Gry nace “especial” de hecho nada más nacer ya es un gato adulto capaz de andar solo.[/li][li]En mi segundo capítulo (que he publicado esta mañana mucho antes que tu segundo capítulo) he descrito como Taby por diversos motivos se escapa de la casa donde estaba. En tu segundo capítulo, Gry se escapa por la ventana.[/li][/ul]Este concurso lo empezaste tu y yo no voy a entrar en polémica, por lo tanto me retiro del concurso. Para mi era una actividad que me estaba empezando a gustar mucho. Siento que termine, por lo menos para mi, así.

Si no estas de acuerdo con los argumentos que he dado me gustaría que me lo explicases para poder entenderlo.

Yo estoy con Tresi.

Muchas gracias cupcake

No la hago copiada, ni parecida… Esa es de mi sobrino, si quieres saber, el no esta inscrito, y ademas queria que le prestase el internet, y pues bueno soy su tia, y no le puedo decir no…Esa era de mi sobrino…

mandame un mensaje privado, porque no quiero charlar aqui sobre eso

Saludos cordiales.

· No lei tu historia lo siento, pero no lo sabia, No sabia eso de tu historia, porque yo ni quiero saber las historias de los demas, yo me concentro en lo mio, y disculpa porque cualquiera comete errores y ademàs ni lei tu historia, sinceras disculpas pero no lo sabia.

Saludos cordiales