Consejos para calmar a nuestro cachorro

Hola,

Quería haceros una consulta sobre el cachorrito que vive con nuestra familia. Antes de nada, perdón si me repito; supongo que este tema ya habrá salido más veces por aquí, pero estoy pegándome con las opciones de búsqueda y todavía no me entero muy bien de cómo van :oops:

Bueno, al lío. En casa tenemos un cachorrito de teckel de pelo duro, Thor, que acaba de cumplir siete meses. Se lo dieron a mi padre cuando tenía unos 3 o así, y no sabemos nada de cómo lo han criado durante esos 3 primeros meses de vida.

Thor es bastante bueno: cariñoso, juguetón, y un poco locuelo. A pesar de su edad ya es un cazador muy prometedor (mi padre caza, así que está muy contento en ese sentido), suele hacer sus cosas fuera de casa aunque todavía de vez en cuando se le escapa algo en el pasillo (menos mal que muy de vez en cuando), no es agresivo con los demás perros, y con la gente es un poco desconfiado, pero no agresivo.

El problema está en dos momentos fundamentales: la comida y los cojines del sofá. A veces, no siempre, se pone muy, pero que muy agresivo con la comida. Casi llega a tumbarse encima de ella si ve que te acercas, aunque no vayas a por su plato, y gruñe. Si te acercas demasiado, se tira y marca. No muerde ni clava, pero sí marca fuerte, con unos gruñidos tremendos. Con los cojines hace lo mismo, pero en este caso, lo hace siempre.

Yo he intentado no pegarle, porque ya tuvimos otro perro (más bueno en este sentido, aunque peor en otros) y sé que eso sólo hace que se porte aún peor. Aunque se resiste un poco, generalmente consigo que se rinda y se ponga patas arriba él solito, sin pegarle. Ayer de hecho intentó echarnos a mi madre y a mí del sofá para quedarse con los cojines; se los quité, y se acabó tumbando patas arriba en el sofá. Me senté a su lado y no me atacó. Pero a mi madre yo creo que le da miedo, y está pensando en deshacerse de él. Y me da pena, porque creo que probablemente el problema tenga solución. Hemos preguntado al veterinario y nos ha dicho que nunca nos pongamos a su nivel, que los teckel son cabezones, que tengamos paciencia. Pero es que en algunos aspectos no noto mejoría…

Bueno, perdón por el ladrillo que he soltado, pero agradecería cualquier consejo. Ah, por cierto, ¿creéis que castrándolo se arreglarían los problemas de agresividad? Pregunto porque vamos a tener que castrarlo sí o sí: no le han bajado ninguno de los dos testículos, y el veterinario dice que es muy difícil que le bajen ya, así que es mejor quitárselos para prevenir futuros problemas de salud.

Gracias a todos de antemano por vuestra ayuda :slight_smile: