¿¿donde estaras peque?

Os voy a contar la historia que marcó en mi un antes y un despues…
Cuando me viene a vivir al sur, hace ya diez años, sin conocer a nadie y en plenas vacaciones de verano, ocurrió lo q os voy a contar.
Yo y mi hermana ibamos todas las mañanas a la piscina, a cursos de natacion. Un dia, yo estaba con mis largos y se acerco mi hermana al borde de la piscina y me dijo: “Mira Laia, un perro de colores”.
Mi reaccion fue logica y lo mismo que much@s estais pensando ahora: “Tu estas tonta, ¿como q un perro de colores?”. He de apuntar que en aquel entonces mi hermana tenia 10 años…
Ante su insistencia, me sali de la piscina y me llevo donde lo habia visto. Y en efecto, me encontre un “perro de colores”.
Era muy chiquitito, un cachorrito, y aun lo parecia mas por la extrema delgadez. Y entre la suciedad de estar en la calle, tenia varios dibujos pintados con spray: una flor verde, un rayon azul, un punto rojo en el culete…
Tambien tenia la punta del rabito rota y torcida.
Y por si todo esto fuera poco, le habian cortado las orejitas creo q a tijera, ya las tenia cicatrizadas gracias a dios, pero se notaba que habia sido algo “casero” pq parecia un osito con las orejitas redondas.
Tenia ante mi un cachorrito desvalido, sucio, hambriento, maltratado y “de colores”.
El pobrecito era un poema.
La verdad q ni se me paso x la cabeza el dejarlo alli… cogimos una cuerda y lo llevamos como pudimos hasta mi casa. Jamas se me olvidara el detalle de verlo intentar comerse una rodaja de salchichon que se encontro por el camino y que estaba mas dura q una piedra.
Cuando llegamos a casa, tuvimos la reaccion temida y esperada de mi madre.
"¿Pero donde vais con ese perro?, aqui no se va a quedar, ¿y si le pega algo al Tris? (nuestro perro en ese momento), ademas ese perro se va a morir, bla bla bla…"
Yo y mi hermana logicamente rogandole entre lagrimas a mi madre.
No funcionó, y aunq me de verguenza admitir esta parte de la historia, fue asi y asi os la cuento.
Mi madre nos dijo q lo llevasemos a dar una vuelta y lo dejasemos y volvieramos a casa, y las dos magdalenas q eramos en ese momento eso hicimos…
Pero o no lo hicimos bien, o el angelito era muy listo, el caso es q al poco lo teniamos en la puerta de casa.
Esta vez si entró, mi madre es incapaz de abandonar un animal, solo hay q darle un poco de tiempo…
Pues entro el perrito con la venia de mi madre, pero con la condicion de que lo lavase en el acto.
Asi que manos a la obra… Perdi la cuenta de los chinchorros gordisimos q le quité, el pobre parecia papel de lija a cuenta de las pintadas de spray.
A todo esto deciros q yo tenia 16 años y venia de una ciudad donde pocos perros abandonados se veian, y menos en esas condiciones, jamas habia kitado un chinchorro!!
Asi quedo el tio limpito con sus orejas de osito y su rabito ladeado. Pero las manchas de spray no salieron claro.
El caso es q mi madre llamo al ayuntamiento para que se hicieran cargo de llevarlo a algun refugio, a lo q le contestaron q venian una vez cada dos meses, asi que el perrito se quedo hasta que vinieran a buscarlo.
Al principio casi no podiamos acariciarlo pq se acercaba y te rascaba con el pelo pegado de la pintura, pero poco a poco se le fue cayendo ese pelo estropeado y le salio nuevo y fuerte.
Al mes se habia convertido en un fuerte y grandote cachorro mezcla de boxer y pastor aleman de un color canela precioso.
Y lo que son estos perros… yo era su salvadora a sus ojos y puedo decir q ha sido el unico perro realmente mio que he tenido, era mi Peque, alla donde yo iba, el venia detras.
De echo cuando se acercaba la fecha en que habia de venir la protectora, perrera, o lo q fuese, mi padre dudaba en entregarlo. X supuesto que yo no queria que se fuera.
Asi que una mañana, al volver de comprar el pan, entre en casa y nadie salio a recibirme.
Se lo habian llevado. Se que a mis padres les dolio, pero al no estar previsto ni planteado el tema de tener otro perro en casa, optaron por no quedarselo, y se de buena tinta que les dolió, pero piensan mas con la cabeza.
Aun despues de diez años, se me saltan las lagrimas al escribir esta historia. No sé que habrá sido de mi Peque, seguro que alguien lo adopto, pq eso dijeron los del refugio, que era un cachorron precioso y seguro que estaria poco tiempo en el refugio.
No me pude despedir… la verdad q ahora no se que hubiese sido peor. No hubiera podido hacerlo.
Asi que aun ahora, despues de 10 años, plasmar un recuerdo muy especial de mi Peque, alla donde esté…

Laia, hiciste lo mejor dede tu edad…las decisiones de nuestros padres no podemos hacer nada con ellas.
Seguro que encontró una casa donde todavía aún le siguen queriendo

Jo Layita me has hecho llorar. que mal lo debiste pasar cuando te diste cuenta de que no estaba en casa…
Por lo menos era un refugio y no una perrera, si era tan guapo seguro que esta calentito en alguna casa donde le quieran. un besito guapa.

Ojala este donde y como se merece…

Jo Laia, menuda historia :frowning: molaría que pasase lo que dijiste en las brujas, que su nuevo dueño reconociera la historia y resulta que está por el foro y puedes volver a saber de él :slight_smile:

Te mando un abrazo!!!

Laia ha sido una historia preciosa y hicistes muy bien en llevartelo a tu casa y acogerlo unos dias hasta que se lo llevo la perrera ,seguro que ese perro fue adoptado y seria muy feliz ,seguro que te daria las gracias a su manera de todo el tiempo que le cuidaste.

Laia, qué historia tan preciosa y a su vez desgarradora…
Además con esa edad te tuvo que marcar mucho.
Pero seguro que Peque estará bien y te recuerda con todo su cariño.
Felicidades por ser así.

A esa edad duele mucho ke te kiten una mascota pero tu lo hiciste
muy bello a Peque ys egurito ke los ke se lo llevaron lo tiene como un rey
y ke gracias a ti esta muy feliz porke tú le enseñaste a sonreir

y aqui teneis al guapeton