Echarle gotas a un gato muy rebelde


#1

Perdonad que abra un nuevo hilo pero necesito todos los consejos que me podáis dar sobre este tema en concreto. Ya he contado en el hilo “Legañas verdes” que le tengo que poner a Blas gotas en uno de sus ojos, y si esta tarde que le he pillado dormido ha sido casi imposible, esta noche ha sido… espantoso. Mira que se las he tenido que poner a una muy rebelde, pero como era pequeñita la envolvía en una toalla y mal que bien lo iba haciendo, pero no sé manejar a Blas. No lo puedo engañar con chuches, no lo puedo mantener quieto, y ni qué decir tiene que la “operación monjita” (o sea, envolverle en una toalla), no vale con él. Me huye, le cojo y le acaricio, espero a que se calme… y se va pitando. Le he enseñado el bote, lo ha olido, pero en cuanto ve que se la voy a poner, echa a correr otra vez. Y se las tengo que poner sí o sí, porque además veo que le cuesta más abrir el ojo del todo a ratos, o sea que le hacen falta. Estoy sudando una barbaridad, hemos acabado los dos súper tensos y mal, y encima no lo he conseguido. Me voy a dar una ducha a ver si mientras se calma y volvemos a la carga.


#2

ummmmm lo unico que se me ocurre es que si tienes por casa un collar isabelino se lo pongas a ver si asi se las puedes colocar y de paso evitara que se toque el ojo.

o inmovilizarlo por el cuello ya sabes cogerle del pellejito, bueno hay necesitarias ayuda de alguien para que te lo sujetara.

suerte, si lo consigues que no se te olvide darle un premio jejeje.


#3

Uff, vaya ejercicio de paciencia que estás haciendo jeje.

¿Y si en vez de echárselas directamente en el ojo mojas una gasa y le vas “acariciando” el ojo, con la suficiente fuerza para que a veces se le abra y vaya algo dentro? Así hacía yo para lavarles los ojos a Guapa y a los demás hermanos de la camada que tenían mal los ojitos, aunque es como dices con Queen, a un cachorro por bruto que se ponga lo manejas, pero a todo un gatazo como Blas, como él no quiera… Hay gatos que responden regular a lo del pellejo que dice Kiara, pero si Blas es de los que sí que reaccionan a ello, aprovechalo porque se quedan como tontos paralizados jeje.


#4

Lo del pellejo con Blas no me funciona, pero me ha dado una idea: Como se queda en el suelo que parece que pesa cuando se lo pongo, voy a ponerle el arnés a ver si así lo consigo… Oye Bárbara, la idea de la gasa me ha parecido genial, y eso sí podría llevarlo a la práctica, pero ¿cómo me aseguro de que le entra en el ojo todo el medicamento que le hace falta? ¡Muchas gracias, corro a probar lo del arnés!


#5

Ha sido un ¡ÉXITO! No total porque se ha revuelto y cuando le he quitado el arnés me ha mirado con una cara de "ni se te ocurra volver a acercarte a mí o pido una orden de alejamiento, so loca! pero tiene las gotitas dentro. En realidad sólo debería ser una en su ojo derecho, pero con los nervios me he liado y se la he echado primero en el izquierdo… Espero que no pase nada por eso. Ahora, ya me puedo ir despidiendo de dar paseos por la terraza y por el portal con él si tengo que ponerle el arnés… Va a ser que no


#6

ah pues genial si te ha servido el arnes para poder inmovilizarlo y echarsele las gotas, a partir de ahora ya tiene otra utilidad jejeje.

dale premios cada vez que se las tengas que poner a ver si asi relaciona gotas/premio.


#7

Ahora voy a ello otra vez, Kiara. De momento desde que me he levantado no ha querido ni acercarse a mí, no ha dormido en mi cama, no me ha despertado… Veremos a ver. Sí, lo de las chuches también lo utilizo, voy con el bote de las gotas, el tubo de malta y la barrita del Mercadona, pero nada… Venga, vamos allá


#8

Esto es horroroooosooo!!! No había forma de cogerle, ha bufado a Sofía, carrera para aquí y carrera para allá, así que olvídate de ponerle el arnés ni de nada, vamos. Al final, he fingido que me iba de casa y sí, ha venido maullando a la puerta para que le dejara salir. Le he puesto el arnés y se ha ido arrastrando (literalmente) hasta el transportín, y ahí sí, le he puesto la gota al tercer intento. Luego ya no ha querido salir al rellano, se ha quedado en la puerta como diciendo ¡Así yo no salgo a la calle! En una postura la mar de cómica. Al final ha entrado, le he quitado el arnés y cuando le he querido dar su chuche me ha dicho que me la coma yo. ¿De verdad tiene que ser tan difícil? Y hoy todavía tengo que ponérselas otras dos veces… y mañana, y pasado mañana… :mad:


#9

yo de ti, aparte de intentarlo o no con arnes, me lo llevaria a un sitio pequeño donde no se pueda andar escapando facilmente, por ejemplo el baño, ahi os encerrais los dos y asi no has de perseguirlo por la casa
yo al final con algunos gatos he acabado cogiendo practica en pillarles del cuello con una mano, y echar gota con el otro, pero desde luego no es facil.
has probado con la pinza, en lugar de la mano, para inmovilizarlo?
yo con diksi cuando me ha tocado pelearme con el con algo similar, me siento en el suelo, pongo al gato entre mis piernas para que no se mueva mucho, le cojo la cabeza y la apoyo contra mi pecho para que no se vaya para atras, y hago lo que toque, aunque el siempre intenta quitarse o darme con las patas para que pare. masomenos lo consigo


#10

¿Y no tienes a nadie que te lo pueda sujetar mientras tú se las pones?

A Bitxo le hemos puesto muchos colirios y siempre lo hemos hecho así: mientras mi marido lo agarra yo le pongo las gotas jeje


#11

Esta mañana sí lo hemos intentado los dos y ha sido imposible, al final ha sido otra vez el truco del arnés cuando estaba esperando a que yo saliera a la calle. Tekuro, lo de sujetarle contra mi pecho fue lo primero que intenté porque con Queen me funcionó muy bien (creo además que el consejo me lo diste tú), pero con este rebelde no me funciona. Lo de la pinza lo probé en su momento para cortarle las uñas y tampoco lo mantiene quieto, quizá lo hice mal porque no conozco ningún caso que no funcione, no sé. Lo del baño lo probaré, todo sea que se ponga nervioso y le dé por correr y brincar y la liemos, pero lo probaré. Ahora estoy esperando a que se duerma (debería llevar al menos una hora de siesta), a ver si le pillo relajadito y desprevenido. Lo que me consuela es que las gotas le están viniendo muy bien, porque ya no le he visto legaña y mucho menos líquidas. ¡Hay que ser fuerte!


#12

Yo lo que estoy haciendo es que se las echo cuando está dormida en el rascador… La sujeto la cabeza y zasca gotas para dentro y con el otro ojo lo mismo, no la dejo ni reacciónar… pero me está cogiendo un asco que pá quéeeee.

Ahora voy a intentar ponerle el termómetro otra vez… Esta mañana la ha cogido mi marido y de maravilla, pero ahora sóla, ya veremos… Ayer no lo conseguí…


#13

Suerte…


#14

Y al toroooo jajaja

No he conseguido ponerle el termómetro jajaja, se ha ido corriendo, como si no hubiera un mañana y se ha escondido debajo de la cama de mi hija… luego me miraba desde una esquina del pasillo pero así en plan escondida, ha salido, que le he puesto un platito de pienso con chuche líquida, se lo ha comido y se ha vuelto a esconder jejeje


#15

Claro, que es golosona, pero tonta no, je, je


#16

[B]miQueen[/B] ya te puedes acercar con un trozo de pollo en la mano y un vaso de leche en la otra que como se dé cuenta de que llevas las gotas en el bolsillo del pantalón saldrá corriendo a toda pastilla. La única solución es el engaño y cogerlos a traición. Luego ya le darás un premio (yo también le doy malta a mi Tiri después, una de cal y una de arena). Fíjate que en cuanto abro el cajón de las medicinas ya sale corriendo a esconderse, así que dejo el colirio fuera en un sitio donde pueda cogerlo sin hacer ruido. Menos mal que cuando ya la tengo agarrada se porta muy bien pero hace un rato he tenido que perseguirla por toda la casa corriendo. Ya sabes: distracción, engaño y premio :p.


#17

Ja, ja, ja. Es un buen consejo, Doyou, te imagino corriendo persiguiéndola por toda la casa… Lo cierto es que desde ayer la cosa va de maravilla, llevamos ya tres dosis sin problemas. Ahora voy con el colirio en una mano y el bote de las chuches en la otra. Ayer por la tarde se sentó en la mesilla, levantó la carita y me dejó abrirle el ojo, sólo echó a correr cuando notó la gota dentro del ojo, pero es normal. Por la noche cuando me vio se tumbó en la terraza, pero también se dejó hacer muy bien hasta que volvió a notar la gota en el ojo. Y hoy que estaba en el pasillo me lo he llevado a la cama y tan apenas se ha revuelto, así que otro exitazo. Yo creo que se ha resignado y piensa “venga, acaba rápido, que eres muy pesada”. Pero por lo menos ya no sale corriendo en cuanto me ve y vuelve a disfrutar de los mimos. Lo que sí le noto es que no está de buen humor, a Sofía le está pegando cada bufido… No tiene el cuerpo para ruidos, mi Blas.