El genoma del gato

La decodificación del genoma del gato abre un campo de investigación estos estudios, publicados en el periódico Genome Research, fueron realizados en base al ADN de un gato abisinio de cuatro años de edad.

Se ha logrado descifrar el genoma del gato doméstico gracias a un equipo de científicos. El gato es el séptimo mamífero cuyos genes han sido identificados por completo (incluidos el ser humano), este descubrimiento abre nuevas investigaciones médicas para estos felinos y también para los humanos.

Estos estudios fueron realizados en base al ADN de un gato abisinio que han bautizado con el nombre de Cinnamon (canela), la raza de este gato se remonta a muchas generaciones en Suecia.

El laboratorio “Cold Spring Harbor Laboratory” pudieron identificar 20.285 genes que forman el genoma del gato. Los científicos analizaron los parecidos del genoma felino y los otros seis mamíferos cuyos códigos genéticos ya fueron descifrados: el del ser humano, el chimpancé, el ratón, el perro, la rata y la vaca. Tras observar los parecidos y comparar los genomas los científicos observaron modificaciones cromosómicas que se produjeron entre las diferentes razas de mamíferos cuando divergieron de un ancestro común que vivía en la época de los dinosaurios hace cien millones de años.

Al parecer el gato doméstico es un modelo de investigación perfecto para analizar las enfermedades humanas, las investigaciones que se sigan haciendo a este felino puede llevar a los científicos a futuros hallazgos médicos.

Los gatos sufren más de 250 problemas hereditarios, y muchos de ellos son similares a las patologías genéticas humanas. El pedigrí de Cinnamon incluye una mutación genética que es la responsable de la “retinitis pigmentaria” esta enfermedad afecta el ojo y es el causante de la degeneración progresiva de la retina, esta enfermedad puede llevar al paciente a la ceguera, la cual afecta a una parte importante de estadounidenses.

El gato puede llevar a los investigadores a avanzar más sobre las enfermedades infecciosas, como el sida.

Este descubrimiento del genoma del gato puede hacer que se determinen los origenes genéticos de enfermedades hereditarias comunes.

El proyecto del genoma del gato es dirigido por el Instituto nacional del cáncer de Estados Unidos “National Cancer Institute” en Frederick (Maryland, este).

muy interesante!