El Pequeño Saltamontes

Que no se entere el pobre Astro de que su amigo ha muerto…

Le llamaba Pequeño Saltamontes por que siempre estaba dando saltitos a mi alrededor.
Cuando estaba Astro le gustaba frotarse contra el, con el rabito en punta, charlando alegremente, preguntándole donde había estado y por que había tardado tanto.

Un día decidió que mi pierna también era digna de sus atenciones y comenzó a frotarse y a charlar conmigo. A veces rozaba mi mano, tímidamente, cuando le ponía comida, con la sabia prudencia de quien ha nacido y vivido en la calle.

El Pequeño Saltamontes no llegaba a los 8 meses de vida, lo que por esta zona es considerada una vida larga y productiva. Era largo, estilizado, elegante, ágil y guapo como lo era su madre, Grisina. No había heredado ni su mal humor ni su desconfianza hacia el ser humano, pero era muy inteligente, lo bastante como para no querer acercarse a ninguno demasiado.

Su prudencia y sabiduría, ya tan joven, no le salvo de acabar sus dias en la cuneta en la carretera, en medio de un charco de sangre. Sus hermosos ojitos llenos de vida estaban fuera de sus cuentas. Habia sido, al menos fulminante.

Ahora el Pequeño saltamontes puede corretear sin miedo a que otro coche decida acortar sus alitas de ángel. Esta no se las quita ya nadie.
Descansa en paz pequeñín, allí donde nadie puede hacerte daño.

Horsie, haces un gran trabajo y te admiro por como sabes expresarte. Siento mucho lo que ha pasado con Pequeño Saltamontes y te acompaño en tu dolor y a los que lloren su muerte. YO también he llorado por él y procuraré no olvidarlo para que siga viviendo de alguna manera como estoy segura que tú también harás. Gracias por estar ahí y por la labor tan maravillosa que haces. Gracias de corazón.

…el 6 de agosto me retrasé del trabajo , pues una amiga necesitaba decirme algo importante que finalmente no fue nada , ella paso a un bazar y compró un cepillo de pelo , aproveché para preguntar si había uno adecuado para mi gatita carey de casi 9 meses : mi Merle.
Llegando a mi casa por el pasaje que no es vehicular , solo salen y entran los autos de los residentes ; mi Merle tirada en frente de mi casa , acababa de ser atropellada , su cuerpecito caliente y un halo rojo alrededor de su cabeza…Siento mucho dolor , estuve como tres dias casi sin comer , y sé que la circunstancia es muy dura …Sé que volveré a querer a otra gatita…Mi Merle está ronroneandole a los angelitos.
Mis condolencias amiga por tu gatito … te acompaño y sé lo que sientes.

Que difícil es cuando se te van por una enfermedad, como el mío,pero cuando es de esa forma, siento escalofríos solo de pensarlo; lo siento mucho, y como tú dices, ahora ronronea a los angelitos.

Ahora el Pequeño saltamontes puede corretear sin miedo a que otro coche decida acortar sus alitas de ángel. Esta no se las quita ya nadie.
Descansa en paz pequeñín, allí donde nadie puede hacerte daño.

es una semblanza muy bonita Horsie…

al menos alguien le quiso y le tuvo en cuenta y se preocupó por él.

siento mucho su perdida, que sé que deja un hueco irremplazable. cada uno de ellos es unico-

Mi mas sentido pesame al angelito saltamontes…ya esta en un mejor lugar.

Descanse en paz