Estoy muy triste...,mis kikus ya no están conmigo

Qué vacío y qué soledad más grande siento a estas horas de la noche, estando aqui, sentada en el pc y sin tener a los kikus correteando por toda la habitación, escalando mis piernas para que los cogiera en brazos y cotillear por todo el escritorio…echo de menos hasta las cacas que kiku se había acostumbrado a dejarme en la ducha o en la puerta del baño si se la encontraba cerrada, echo de menos toda la terraza llena de tierra y las macetas vacías, sin hojas, todas las plantas aplastadas…echo de menos hasta que roben los zapatos nuevos de mi marido y encontrármelos al dia siguiente todos arañados…MIS KIKUS YA NO ESTÁN CONMIGO…

Esta tarde los hemos llevado al campo…le hemos acondicionado la parte de arriba de la casa para que estén allí un tiempo hasta que se vayan haciendo de nuevo a todo aquello. Les hemos llevado juguetes, rascador, cunas…, comederos…todo para que puedan adaptarse y hacer su vida alli…, pero me siento fatal… En todo el tiempo, mientras les hemos estado acondicionando su nueva casa, no han querido salir del transportín, estaban muy asustadinos, no han salido ni para comer.

Cuando por fin los hemos subido, seguían asustados, todo es nuevo para ellos, les hemos enseñado donde tienen que dormir, comer, hacer sus cositas, dónde tienen sus juguetes…

Se me ha partido el alma cuando al bajar Kiku y Pulgui me han seguido y detrás Rabi…abajo en la escalera tienen su comida y su agua, así se lo he enseñado…pero la despedida…horrible y sé que van a estar bien, pero sobre todo por Kiku que estaba superenmadrada conmigo…, donde más a gusto estaba era tumbada encima de mí, jugando conmigo, aunque con sus hermanos se lo pasa genial…

Mis gatas también los están echando de menos, porque ejercían de madres con ellos…y sé que ellos también nos estarán echando mucho de menos, eso es lo que más pena me da…, pienso que pueden tener la sensación de que los he abandonado y eso hace que me sienta fatal…

Sé que en pocos días se acostumbrarán a aquello y luego se juntarán con el resto de la colonia, pero qué miedo me da, serán felices, seguro, pero también estarán expuestos a peligros.

En cuanto tengan edad para ello, quiero esterilizarlos, me los traeré de nuevo a casa y al menos les evitaré pasar por partos y demás penurias…

Mientras tanto, han dejado un vacío en mi casa tremendo…eran la alegría de mi hogar y a mí me han ayudado bastante y me han robado miles de sonrisas…

Cuando no esté tan angustiada, como me siento ahora, pondré fotos de ellos de aqui de casa, no les he querido hacer fotos alli, porque estaban asustadinos…

Sólo espero que me olviden pronto y que la separación no sea tan dura para ellos como lo está siendo para mi…

Uff! No he pasado por ese trance, pero debe ser de lo más duro. Te compadezco. Allí, estarán en libertat, mejor que en casa, pero expuestos a más percances, eso es lo que duele.
Anímate!

Pues yo ya he pasado por esto varias veces y no acabo de acostumbrarme, es curioso lo pronto que se meten en tu corazón y en tu vida…

Paq,toda separación es triste,pero ellos saben que te tienen que si les pasa algo a cualquiera,les vas a volver a traer para cuidarles y pronto se acostubraran a su nueva vida.No te sientas triste pensando que les has dejado,al contrario,sientete feliz de que hayan salido adelante gracias a ti y que si no les hubieses traido a casa y les hubieses cuidado a saber si se hubieran salvado.Animate que ellos necesitan que estés bien para que sigas con tu labor de Angel guardián de todos los gatitos de la colonia del campo de tu padre.Un besito

Gracias, Victoria, por tus ánimos, como siempre, eres un cielo.
Me ha dicho mi padre que esta mañana cuando ha ido a darles de comer no han bajado, siguen asustados y se tienen que acostumbrar a él. La comida de la tarde anterior había desaparecido, y al rato de darles esta mañana también desapareció.

Lo que pasa es que a él lo extrañan y solo bajan cuando huelen la comidita y ve que ya no hay nadie extraño en la escalera. Por ahora así mejor, porque se pueden escapar por toda la casa o salir al campo.
He estado toda la noche pensando en ellos, si estarían dormiditos, si se acordarían de nosotros, de Viera que los acurrucaba cada noche…Mis gatas también los están echando de menos, los huelen y los buscan por todos los sitios donde ellos anduvieron.

A ver si se acostumbran pronto a su nueva vida alli, espero que sean felices y no les pase nada.

Paquita no se muy bien que decirte, pero lo siento mucho, yo habría apostado a que por lo menos te quedabas con kiku, se que no es posible pero la esperanza es lo último que se pierde.
Animos ya verás como con el tiempo ellos y tu os acostumbrais, además sabes que están en casa de tu padre y en un bajón te presentas allí y los ves.
Muchos besinos

Maty, sí que pensé en quedarme a kiku, pero como luego vinieron Rabi y Pulgui, sus hermanitos, pues pensamos que los devolveríamos al campo a los tres juntos. Eso lo pensé al principio, porque sabía que iba a tardar más en irse que Cosita y no quería llevarla solita y subirla arriba en la casa a ella sola, pero al venir sus hermanos…, la verdad es que estaba convencida de que se quedaría, pero mi marido me dice que no sería justo quedarnos con kiku y devolver a sus hermanitos y creo que tiene razón, además, ya con estos 4 bichinos tenemos bastantes, que tú mejor que nadie sabe la lidia de veterinarios que tengo con ellos, más los acogidos…

Paqjo, como lo llevas?? has llamdo a ver como estan los chiquitines???
cuentanoss.

Si, llamo a mi padre todos los días (el pobre dirá que me preocupo más por los kikus que por él) y siempre me cuenta lo mismo. Que los llama y no acuden, les deja la comida en la escalera, a los 3 minutos vuelve y ha desaparecido la comida, osea, que como lo extrañan, hasta que no ven que se ha ido no bajan a comer. Le he dicho que suba a echarles un vistazo, pero él prefiere que sean ellos los que se vayan acostumbrando a él. Y tiene razón, si sube, seguro que se esconden y tampoco los vería y no quiero que se asusten. Estoy loca por volver a verlos, espero que se acostumbren pronto, pobrecitos, qué mal me siento, con lo malcriados que los tenía aqui que hacían cuanto querían…, pero no tengo otra solución, ellos son de alli y deben volver alli, ya me gustaría haber podido quedármelos, pero imposible…
De todos modos, lo de tenerlos en la parte de arriba de la casa es temporal, hasta que se vayan haciendo a aquello y se integren poco a poco con los demás.

Con Carey e Ííí lo hicimos así, al cabo de un tiempo, le quitó la tela metálica del balcón y trepaban por la parra que hay justo en el balcón, luego les puso un madero desde el suelo hasta el balcón y subían y bajaban a su antojo. Pasaban los días con los demás, pero iban a comer a la escalera, hasta que se acostumbraron a hacerlo con el resto.
Estoy deseando que llegue el domingo para ir a verlos!!..mis niños, cómo los echo de menos…

Te mando todos mil ánimos.Pues la verdad es triste y te logro comprender
quisiera que tus chiquitines pudieran verte.Eres una buena mamá al preocuparte de ellos.Bueno no tengo muchas palabras para decir pero animos pag!

Ayer domingo vi a mis kikus, por fin!!

Como andaba de bajón preocupada por Viera, no tuve ánimos para contároslo, pero los vi!!!

Fue gracioso porque primero fue mi marido al mediodía, mientras yo hacía la comida. Subió y todos salieron corriendo a esconderse. Decía que ya no se acordaban de él, que se habían asalvajado…
Yo le dije que a mí sí me reconocerían y él y mi padre que no, que ya no los iba poder coger…

Llégó la tarde y fuimos a darles la cena. Primero mi padre tenía que darles a los demás y como la casa estaba cerrada, empecé a llamarlos y acudieron los tres al balcón. A kiku le llevaba macarrones con tomates del día anterior que se los guardé porque le encantan. Apenas oyeron mi voz se asomaron y Kiku contestaba cuando la llamaba. Yo loca de contenta y mi padre y mi marido alucinados.

Por fin me abren y subo a verlos, al principio se asustaron, pero llamé a Kiku y corrió a mis brazos, qué emoción, la achuché, la abracé, le dije de todo lo bonito que me provocaba ese momento tan tierno. Pulgui y Rabi estaban más asustados, porque mi marido los seguía donde se escondían intentando repetir la escena mami-kiku, pero no hubo medio.

Kiku se agarró al plato de macarrones que no veais, solo lo dejaba cuando la acariciaba y la cogía para achucharla.

Ya bajé para ponerles su comida abajo en la escalera, mi padre decía que mientras yo estuviera alli que no bajaban y de nuevo lo sorprendí cuando lo llamé porque tenía a Pulgui en brazos. Se quedó alucinado de lo grandes que estaban, porque él no había conseguido verlos en toda la semana, se escondían cuando él subía.

La verdad es que han crecido un montón en una sola semana, se les veía felices, pero temerosos ante los extraños, a mi padre no acaban de acostumbrarse y eso que es él el que le da de comer cada día…pero la mami es la mami…

Me sentí superfeliz al volverlos a ver y saber que no me habían olvidado. El proximo fin de semana los veré de nuevo…, lo estoy deseando. Quiero que se hagan a aquello, que sean salvajes para evitar peligros, pero quiero que cuando me vean corran hacia mi como Zipi, Zape, Ííí y ahora supongo que Carey, la que tengo en casa, que se ha vuelto supercariñosa conmigo y en el campo ya no nos hacía caso.

Pues eso, que me sentí superfeliz de volverlos a ver y verlos tan grandotes!!

Me alegro mucho de tener noticias de los pequeñines… Asi ya te quedas tranquila y que emociónnn. se me han puesto los pelos de punta!! si esque son mas bonicoss!!!

Quisé comentar y se me borró!

paqui, imagino lo difícil q debe ser deshacerse de ellos después de cuidarlos y tener un vínculo tan especial con ellos…
pero debes hacerlo así para poder seguir ayudando a más gatitos, y en el campo de tu padre están bien, no están en cualquier sitio…
ya sé q esto lo sabes, pero hay q dejar q sea esto lo q pese y no la pena… tú tienes a tus nenas y ellas sí q te necsitan…

muchos besos y ánimo!!!

El sábado volví a ver a los Kikus, están fenomenal, ya se han adaptado a mi padre, tanto que apenas oyen la puerta bajan a la escalera por su comidita. Están preciosos, se acuerdan de mi, los cojo, los achucho y me ronronean que no veais.
Además, les ha salido una mami adoptiva que se cuela por el balcón, por una parte donde se ha roto la tela metálica, es la buena de Ííí, la pillamos el otro día y se ve que ya está acostumbrada, porque los kikus no la extrañan, se restriegan por ella y ella los lame.
Me dio mucha alegría verlos ya adaptados al lugar y a mi padre. Subí a ver qué tal tenían su casita y según lo revuelto que estaba todo se lo deben de pasar en grande alli arriba, las pelotitas de lana estaban hechas trizos, conseguí hacerles algunas más con el resto de lana que quedaba por alli. Los veo felices y eso me hace feliz a mi.
Me llevé la cámara de fotos al pueblo, pero se me olvidó llevarla al campo, como pensaba volver el domingo pues no me importó, pero ya el domingo no pude ir por un pequeño accidente que tuve y me tuve que venir a urgencias. Ahora no sé cuándo voy a poder volver a verlos, pero mi padre me da parte diario.

Me siento contenta de que tus gatitos esten felices:woohoo:
Lo bueno es que se adaptaron rápido al lugar =) me siento alegre de que nos cuentes de que están fenomenales;)es una gran noticia Paqjo:) cuentame paq ¿que te pasó el domingo?:th_100:¿mejoraste ya?
perdón por tantas preguntas jeje pero es que me dejas preocupada :wink: XD
jeje!

[B]
saludos[/B]

Que accidente??? que te ha pasdo???
Que alegria, que los chiquitines ya estén como en casa y que satisfaccón para tí el haberlos ayudado tanto.
Mi enhorabuena , me alegro mucho por todoss.

Mora, mira el post de la cafetería “se nos fastidiaron las vacaciones”, ahí explico la mala pata que tengo. Gracias por tu interés.[quote=mora_ira;70059]Que accidente??? que te ha pasdo???
Que alegria, que los chiquitines ya estén como en casa y que satisfaccón para tí el haberlos ayudado tanto.
Mi enhorabuena , me alegro mucho por todoss.[/quote]

pobre paqj…
q te mejores y mas cuidadito amiga!:wink: