Hola!

hola, antes de nada presentarme pues me acabo de registrar y nadie me conocera, mi nombre es Pedro, pero podeis llamarme samael ^^ soy de valencia y acabo de adoptar a siesta(nombre poco comun puesto por un hermano mio, pero gracioso:p)

buenas gente del foro, soy nuevo aquí y con esto, nunca habia tenido un gato, pero porfin conseguimos convencer a mis padres para que nos dejaran tener uno, y nada, uno de mis hermanos encontro a una señora que tenia una gata y que habia parido a 3 cositas ^^ y nos enamoramos de uno

es pequeñito creo que solo tiene un mes y medio, y ayer ya lo trajimos a casa y ya tiene su casita, sus comidas su caja de arena y sus juguetitos, pero por ahora esta demasiado asustado, y lo unico que hace es estar en su casita y poco mas, sale a comer, y a beber leche y no para de llamar a su madre y me da penita :(, y quisiera que me ayudarais y aconsejarais en estos primeros dias que e leido que son mas importantes :slight_smile: y como hacer para que vaya a la caja de arena a hacer sus necesidades…

muchas gracias ^^

Pero qué cosita más guapa! Bienvenido, Pedro y a Siesta, por supuesto que también. Otro gatito que va a recibir cariñitos y los va a devolver con creces, ya lo verás.

No te preocupes,que es normal que esté asustado y que eche de menos a su madre, ya irá confiando en vosotros, ya verás qué traste se vuelve apenas coja un poco de confianza!

En cuanto a enseñarles a hacer sus cositas, yo no he tenido nunca que enseñarselo, creo que es un don natural que tienen para hacerlo en la arena, pero algunos, al estar asustaditos, igual les cuesta, ten en cuenta que todo es nuevo y desconocido para él y está asustado,pero puedes ayudarlo llevándolo con mucho mimo tú mismo a la arena, haciendole escarbar en la arena con sus patitas, verás qué poco le cuesta aprenderlo!

Para que no se sienta solito a la hora de dormir, le podrías poner un peluche, a una de las mías le funcionó. Se dormía acurrucadita a él. Mira!
Era darle el bibe y se quedaba la tía así, ni se metía en la cuna, donde veía el peluche, ahí se dormía!


Chispi también le hacía sus mimitos.
Y cuando se curó de la enfermedad que tenía y la pudimos juntar con Viera, mi señorona de 9 años, éste fue el resultado, hasta intentaba mamar de ella!

Ya verás cómo Siesta poco a poco se acostumbra a su nueva familia y los ratos tan buenos que vais a compartir. ENHORABUENA!