Io de nuevo, no se qe le pasa a mina

[B]hola de nuevo![/B]

ya habia escrito, por lo de qe no sabia como hacer qe se conocieran, pero kreo qe no entendian lo qe decia…ops!
gracias a quien me ayudo, de verdad mil gracias…solo qe ahora pasa algo extraño, mina mi gata qe ya tengo desde hace 4 años, me intenta agredir cuando me acerco a ella y la intento acariciar o cargar, antes ella se dejaba, i el otro gato ya acepto a la pekeña incluso ya juegan, pero mina no i tengo miedo de qe decida huir de la casa…qe puedo hacer en estos casos?
u_____________u

[alemoxion]

Primero no dejarla salir de casa… para que no huya… eso es importante. Mina está enfadada, es normal… te puede bufar, estar insoportable, o te puede ignorar todo el tiempo que considere oportuno ( la mía estuvo cerca de un mes sin “hablarme” ni dejar que le hicera mimos…), son celos… luego se les pasa.

Intenta no mimar demasiado a la pequeñita delante de Mina, para que no le coja más manía… ten en cuenta que se siente desplazada por la pequeña, teme perder tu cariño, que la sustituyas.
Intenta hacerle mimos a Mina… si no te deja ella, no insistas, pero que vea que tu intención es mimarla (incluso más que antes)…

Mucha paciencia… luego todo vuelve a la normalidad, pero ahora está de un humor “de perros”…!!

ya nos contarás cómo evoluciona, ok?

mina llegó hce rato conmigo! siiiii fui feliz ya m quiere de nuevo!
y la acaricié y así y esta vez no intento agredirme, se quedó conmigo un rato y después se fue

:slight_smile:

Nakia no sabes cuanto me alegro de que tu gata estuviera un mes sin “hablarte”…Tranquila, deja que me explique, no es que me alegre eso, sino que haya alguien a quien le pasara lo mismo que a mí, porque nadie me cree cuando les digo, que cuando entré a New a casa, mi Misha no me hablaba, se sentaba de espaldas a mi, me “traicionaba” subiéndose al regazo de mi marido (al que nunca le gusta subirse, ya que a él tampoco le gusta que ella se suba a su regazo), cuando la abrazaba, me gruñía. Mi familia se lo cree porque lo ha visto, pero… ¡¡¡¡no veas la cara que pone la gente a la que le digo que mi gata no me habla!!!