La historia de Fanta

Este verano que he estado en mi pueblo he conocido a Fanta, un gato precioso anaranjadito hasta en el color de los ojos.
Un día salgo a comprar con mi madre y veo un gato merodeando por entre los coches aparcados cerca de las tiendas. Me dió mucha penita y pensé que tendría hambre y aunque se que esa no es la mejor solución entré a una tienda y le compré jamón cocido. Luego ya pensaría que hacer con él pero por ahora queria que se diese un festín.
El caso es que estaba dándole la comida cuando llegan dos niños hijos del tendero y me dicen: ¿Qué le haces a Fanta? Yo me quedé de piedra y le dije nada que le doy de comer. Se ponen a reir y me cuentan que se llama Fanta por ser todo naranja y que entre la gente del barrio lo cuidan. El gato vive en la calle pero le ponen agua y comida, lo cuidan que este sano, lo llevan al vete, esta castrado… El caso que el gato no es un vagabundo, vive en la calle pero es…de todos como los niños me dijeron. Luego al rato salió el papa de los nenes y me confirmó la historia y de hecho el rato que estaba allí mucha gente pasó y lo acariciaba y le hablaba con cariño.
Me parece una historia muy tierna que todo un barrio se preocupe por el bienestar de un gato callejero. No llega a ser una adopción pero casi.
Cuando vuelva en agosto iré a visitarlo a ver que tal lo lleva y de paso le llevaré unas latitas… :wink:

Jumilla, mi pueblo se llama Jumilla. Gracias Ximi!

da gusto escuchar historias asi.Y q los niños partisipen en el cuidado es aun mejor, por q asi empiesan a amar y respetar a los animales :wink:

y un VIVA POR JUMILLA!!! :slight_smile: los demas pueblos ya podian coger ejemplo (ademas de las ciudades claro esta)

Me ha encantado la historia. Fanta debe estar muy orgulloso de que todo un pueblo se preocupe por él.

Que historia tan bonita y que pena que no suceda en más sitios