Le di un hostiazo de lleno en su cabeza


#1

Le di un hostiazo, se me puso delante de la bolsa (soy boxeador) y quedó convulsionando!!!
Casi me muero del susto y le llevé al veterinario, tuve que decir que se calló del techo.
Ya no me quiere, no me maulla, no ronronea.
Le mimo, le doy comida carísima y Rica, jugueteo con el, le hablo lindo y le pido perdón. Pero parece una piedra, no existo para el :frowning: .
Que hago?
Si me vais a juzgar mete tus comentarios y metetelos por el culencio
Fue sin querer, que el gato mierdero se me puso delante de un salto. Y por más que no fue intencional me muero de tristeza y culpa por mi chiquito.


#2

Hola buenas. Primero de todo nadie te va a juzgar, te aseguro que este foro es más serio que otros foros donde la gente se permite el burlarse y el insultar.
También decirte que no me parece bien que digas “el gato mierdero”, pues tú no tuviste la culpa pero él tampoco.

Luego, decirte que tú hiciste lo que tenías que hacer, llevarlo urgentemente al veterinario, y tras realizarle las pruebas pertinentes por lo que leo, tu gatito no ha sufrido graves consecuencias ni secuelas físicas.
Recuerda que un gato no te va a entender por “pedirle perdón” pero es normal que pueda tener un pequeño trauma.

No le fuerces, sigue alimentándolo y siendo amable con él, verás que en un tiempo será él el que empezará a restregarse contra tus piernas y a posarse encima tuyo reclamando caricias.
Paciencia, cariño y tiempo…

Pd: No dejes que el gato entre en tu aula de boxeo cuando estés practicándolo.

Saludos.


#3

La PD del anterior usuario la pongo yo en primer lugar: NUNCA vuelvas a dejar que el gato esté en el mismo lugar que tu cuando practiques. Si conocieras más a los gatos hubieras tomado esa decisión antes, lo que ha pasado es algo nada raro, tratándose de un gato y de alguien que practica del modo que lo harás tu, imagino. Si el gato ha sobrevivido, primera gran noticia. No te culpabilices, canaliza esos sentimientos en positivo: que no esté presente. Poco a poco irá tomando confianza. Poco a poco, esa mano ese puño que le ha hecho daño ha de significar otra cosa para él, y esa otra cosa son caricias, o ser esa mano que le pone la comida (que vea cómo abres la latita, cómo le acercas el platito, cómo manipulas con ella para que haga cosas buenas…) Otra cosainteresante, ponte guantes de lanta, que tengan lana natural, porque tiene un componente que les recuerda a su madre… y haz cositas para tranquilizarte, como poner un reloj que haga tic tac junto a su cuna, simulará el corazón de la madre, mírale entornando los ojos, cuida el tono de voz, siempre suave, y ya puestos te sugiero darle comida de calidad, de alta gama, compra sacos grandes, no le niegues eso, así como una fuente en la que vea moverse el agua y también combina el pienso con el húmedo. Así lo tendrás genial, y deja de culparte… solo quiérelo hablando el idioma gato y paciencia…


#4

Lo primero ¿Es solo que te evita? ¿No hay ningún cambio más? (como que esté apático, no juegue, no haga cosas que antes le divertían…) Lo digo por si efectivamamente aún se está recuperando del golpe, un golpe así a un ser humano le puede dejar atontado y con migrañas unos cuentos días.

Por mi experiencia cuando se llevan una patada o un pisotón porque se te cruzan por error, se enfurruñan un rato pero saben distinguir que no ha sido a propósito. Cuando se me han cabreado de verdad (normalmente por obligarles a tomar medicinas o llevarles al vete), se les olvida en poco tiempo, no tienen muy buena memoria, así quae no te preocupes demasiado.

Cuidado en el futuro, porque efectivamente a muchos gatos les gusta cazar sombras o cosas que se mueven. No te sientas mal, los míos aprendieron por las malas a no cazarme los pies cuando andaban por la casa, porque de cuando en cuando lo los veía venir y volaban por los aires… son accidentes. Para evitar que la cosa tuviera consecuencias serias, yo me quito los zapatos al entrar en casa :smiley: :smiley: :smiley: :smiley: