Leon agradecido, me ha parecido precioso

HE ENCONTRADO ESTE VIDEO Y ME HA PARECIDO LO MAS TIERNO Y AGRADECIDO QUE HE VISTO NUNCA

La mujer que sale en el video encontró a ese león herido en la selva y a punto de morir. Ella se lo llevó a su casa, lo cuidó y curó hasta que sanó por completo. Entonces, hizo todos los arreglos para que fuera llevado al zoológico y pudiera tener una casa nueva y en un ambiente más apropiado para él, sin estar a merced de los estúpidos cazadores. Dicho video fue tomado cuando ella lo visitó por primera vez. La reacción del león es ¡¡IMPRESIONANTE!!, lo cual nos demuestra que la GRATITUD es un valor que tienen los animales y que muchos humanos carecen de él. Está estupendo, de verdad.

//youtu.be/rCKFQx6eLU0

Qué bonito!!! :th_love:

Deberíamos aprender más de los animales,qué preciosidad de vídeo,gracias por colgarlo aquí! :th_8:

La verdad es que es una preciosidad de video. Que pasada el leon como se abraza y que contento se pone. Desde luego, como bien dice Lara, tendríamos que aprender de los animales.

Expectacular!! Se me han puesto lo pelos punta, que pasada!! Y la mujer vaya güebs también,eh!

Ya lo había visto hace tiempo en tv y me quedé impresionada también.
Llevas mucha razón en cuanto a la gratitud que demuestran los animales, ya quisiéramos parecernos un poco más a ellos.

Ah! quería contaros que a mi me pasó algo parecido con Elena, la cerdita que salvé de la muete y crié en casa como si fuera un perrito durante unos meses.
Cuando creció, mi hermano la llevó al campo con todos los de su camada.
Cuando fui a visitarla la primera vez, al acercarme a la cerca donde estaban, todos se asustaron, incluido ella y salieron a correr en dirección contraria donde yo estaba. Los cerdos son muy asustadizos y cuando uno corre, los demás le siguen en la misma dirección.
Se habían alejado bastante y empecé a llamarla: “Elena, Elenuca, soy mami!!” y vino corriendo hacia mí de una forma que hoy al recordarlo, 14 años después, todavía se me saltan las lágrimas. Alargué mi mano a través de la valla y comenzó a hociquearme como cuando estaba en casa. Me reconoció y eso me llenó de emoción y así ocurría en cada visita.

Una vez mi hermano me dijo que tuviera cuidado, porque llegaría un día en que ya no me conocería y podría arrancarme la mano de un morisco. Lo estuvo haciendo durante algún tiempo, pero sí que fue verdad, que una vez, que tardé más en ir y ella ya llevaba alli un tiempo, no acudió a mi llamada. Aquello me rompió el corazón, pero lo comprendí, había dejado de ser mi perrita…

que pasada,pero qe listos que son los animalillos

Guauuu!!! Es impresionante!!! Vaya pedazo de gatito!!! jejeje Es increible como los animales tienen sentimientos más nobles, en muchisimas ocasiones, que los humanos.