Mamá adoptiva?

Hola a tod@s, tengo una gatita Cati de 9 meses que nos tiene locos!!!
Hace poco la esterilizamos y no dejo de sentirme un poco culpable por ello, sé lo mucho que disfruta una gata de sus crías y me encantaría ver a mi Cati de mamá.
Habíamos pensado darle un hermanito el año próximo, pero se me ha ocurrido la idea de darle un hijito adoptivo, funcinionaría???
Si acogemos un gatito ella lo criaría cómo su bebé???
Y si así fuese, ¿cuando es el mejor momento?
Os agradecería vuestros consejos, me habéis ayudado siempre mucho con vuestros comentarios.
Gracias, Roxane

pero pretendes un cachorrito para que lo de de mamar y lo cuide como una cria? dudo que funcione, esterilizada no tendra leche y de ahi a que lo adopte como un “hijo”…
pero has hecho bien en operarla, seguro que algun gatito como hermano, lo agradecera :slight_smile:

No Tekuro, ya sé que no puede darle de mamar …pero sí he pensado que lo cuidaría cómo una mamá, al ser pequeñito y que así cumpliría un poco su papel de madre, tan importante para una gata.
Por lo que me preocupo es si se diese el caso de que no lo aceptara, ya que ella es una reinona y está muy mimada. Y fuese peor el remedio que la enfermedad!!
De todos modos sólo me lo estoy planteando para un futuro… te agradezco mucho tu opinión.

hasta que no la juntes con un cachorro, no se va a saber como reaccionara
las hembras no tienen instinto materno porque si al ver bebes, solo si estan dando de mamar a los propios que entonces si los defenderan a capa y espada, es mas el caracter que tenga ella lo que determinara si se lleva bien o no. hay machos incluso que son mas “padrazos” con gatitos que muchas hembras

yo no creo que lo acepte como a un hijo adoptivo, pero si como a un hermano, una buena compañia, alguien con quien jugar, con quier acurrucarse cuando hace frio…vamos que le va a ir de maravilla igual!

Estoy con Tekuro e Infera, lo aceptará como hermano, nunca como cachorro o cría. Tardará más o menos en aceptar al nuevo, pero es cuestión de seguir las normas de presentación y darles tiempo. Al final los verás mimándose tan felices y no te preocupes por que Cati disfrutará de su hermano igual o más que si fuera mamá, porque no tendrá las consecuencias del parto ni los problemas que ocasiona (no solo físicos) a la gata.