Mi bebito me "lava" la cara!

Neo se ha acostumbrado a dormir conmigo por las noches, y como es taaan pequeñito se acurruca al lado de mi cara o de mi cuello, justo debajo de la almohada…
Bien, pues cuando se despierta… lametón arriba… lametón abajo… barbilla, nariz,… vamos, que me hace una limpieza de cutis que no veas!!! jajaja
¿Por qué lo hará?? Es esto normal?.. Phoebe nunca lo ha hecho…

Sombra siempre lo hace,yo creo que nos asean como lo hacen entre ellos,porque cuando mas me lame es cuando la estoy cepillando y labandole los ojitos,es como si dijera “venga que ahora te toca a tí” y Pepe llega hasta ser pesado,si tengo las manos bajo las sabanas,me las busca y si no la cara o el cuello y cuando mas lo hacen es cuando salgo de la ducha,creo que piensan que huelo mal por el olorcito a gel o crema y me lo quieren quitar.

Pues lo de lamer en realidad es una de las mayores expresiones de afecto de un gato para con su compañero humano. De hecho esa actitud demuestra que lo considera como de su misma especie. Vamos un gat@ algo grande de tamaño. Esa costumbre la tenia el siames, me mordisqueba hasta la barba para alisarla, desde cachorrin. Las gatinas, especialmente Polie, tambien tienen la costumbre de los lametones pero solo en las manos cuando estan contentas y juguetonas. Creo que como han compartido casa de acogida con una perrita pequeña han aprendido esa forma de expresar cariño.

mi gordo es el rey del fregoteo y los lametones. es muy pesado. exagerado. no se le puede tocar, porque ya te está lamiendo. cuando le acaricio la kokotxa o la cabezota, no puedo hacerlo, pues según le toco ya me está lamiendo la mano, y es imposible acariciarle.

a blanco le tiene aburrido al pobre. cuando juegan a pelearse, todo el afán del gordo es atraparle con las dos patas delanteras la cabeza, inmovilizarla y arrearle lametones. el otro pobre se queda inmovil y se deja, pero se revuelve al rato como diciendo…qué???..seguimos jugando???

incluso con la gente de fueras tengo este problemita. comonos hemos trasladado y hemos tenido meses la casa llena de gente: albañiles, fontaneros, trayendo muebles, elctrodomesticos y yo qué sé, y como es imposible alejar al gordo de cualquier persona nueva que venga a casa, simpre advierto que anda por ahí, que no hace nada (blanco se esconde y se convierte en gato invisible). Pues bien. una vez se coló en la habitación donde se cambiaban los albañiles, y salió un albañil asustado, un poco molesto, diciendome: ‘oe, oye, que tu gato me lame las piernas’… y una: bueno, no será para tanto… pero el tío todo mosqueado… pensé …‘pues si te llega a estornudar en la cara como es su costumbre’… ‘o tirarse un ‘peo’ y echar a correr’…

me han comentado que puede ser exceso de salivación, y no me extrañaria nada porque lo de mi gordo no es normal.

los lameteos a mi en la cara por la mañana para despertarme, ya pasaron a mejor vida… osea, no más… y no sé por qué… como mucho lo que hace es lamerme la nariz una vez, y darme un mordisquillo suave, y a continuación saltar como un conejo-muelle medio loco…

blanquito solamente me ha lamido la mano una vez, solo un par de lametones, y seguro que fue porque tendría algo rico pegado…

Yo creo que es su forma de decirnos que nos quieren, que se sienten a gusto y felices con nosotros. Eso nos tiene que llenar de felicidad y de orgullo, por sentirnos correspondidos por ellos.
Además, que nadie se queje, que la lengua del gato es exfoliante, ¿quién necesita cremas teniéndolos a ellos?
Tina cuando más le gusta chupar es al verme mojada al salir de la ducha y a Chispi le pasa igual. Grissi y Viera no son tan lametonas, aunque Viera, siendo pequeña, también me hizo má de una limpieza de cutis.

Que tiemblen los centros de belleza!! que están aqui nuestros mininos para hacerles la competencia!!!