Mi gata mea donde quiere

pues el caso es que mi gata anda por casa y de repente orina en cualquier esquina,vamos tiene unas esquinas “escogidas” en las que orina,cuando esto ocurre la cojo y la digo delante de la orina que eso no se hace y eso y luego la pongo en su arenero para que le entre la costumbre de hacerlo ahi,pero nada,en cuanto se me escapa de la vista un rato la vas a buscar y ya lo ha hecho en algun sitio,ya no se que hacer,me dais algun cosejo??
es que ya no se que mas puedo hacer,la castigo,la meto en el arenero y no hay manera.
gracias foreros:o

esterilizada? problemas fisicos? ellos no entienden de castigos, y no limpies con lejia, sino con algo con oxigeno activo

porqué no se puede limpiar con lejía? no me digas que es malo que ya lo e echo?!

les atrae el olor y volvera a orinar ahi. primero deberias descartar un problema fisico, y q x alguna infeccion o enfermedad no llegue al arenero a hacer sus cosas. Lo segundo es lo que te pregunto ya Tekuro, si esta castrada, porque si no sera claro signo de marcaje.

No entiendo porque la gente sigue tratando a los gatos como si fueran perros.Lean un poco y aprendan.

En realidad a los perros tmp habria q castigarlos asi

Tu sabes porque lo digo a un gato no se le puede regañar asi y menos castigarle no va entender un huevo,lo hara a escondidas y encima se sentira frustrado.

Mi Blakie tuvo una temporada que se me hacia pis en la cama y dejo de hacerlo,porque nunca le regañe y le enseñe con cariño que eso no estaba bien y aprendio.
Ya sabeis que los gatos aprenden lo que a ellos les beneficia no por complacernos a eso voy,me explique fatal.

Pues sí, lauraul, te explicaste fatal.
Tengo una gatita preciosa que se empeña en que mi cama es su arenero, eso sí sólo cuando “no” está en casa, mi yerno, ya probé de todo y el cariño, lo primero.
Por cierto para tu información tengo tres gatitos y dos perros.
Creo que tengo un pase de información.
Y también creo que llevo en el foro algo más tiempo que tu.
Cleo (si no sabes quién es lo buscas), dejo de usar mi cama de arenero cuando le dió la gana, y punto, sin más.
Sólo espero que no le vuelva a dar la manía.

[quote=Lauraul;177062]Tu sabes porque lo digo a un gato no se le puede regañar asi y menos castigarle no va entender un huevo,lo hara a escondidas y encima se sentira frustrado.

Mi Blakie tuvo una temporada que se me hacia pis en la cama y dejo de hacerlo,porque nunca le regañe y le enseñe con cariño que eso no estaba bien y aprendio.
Ya sabeis que los gatos aprenden lo que a ellos les beneficia no por complacernos a eso voy,me explique fatal.[/quote]

No pasa nada ya supuse como lo decias, era para matizar nada mas por si se te malentendia.
El caso es que si a un perro le ensenyas asi a las “malas”, si seguramente te haga caso, pero con miedo. Y de un perro miedoso a un perro agresivo se pasa en 0, segundos. Lo del gato ya es que directamente no te hara caso y no creo que quiera ser alguien cercano a ti nunca mas. Hay que saber como es cada animal y actuar en consecuencia.

Solo un comentario, tengo 16 perros y cuatro gatos, de todas las edades, y todos estan perfectamente educados (salvo el gatito pequeño, 6 meses de trasto, pero todo se andara), ninguno se pasa de la raya, eso si a cada especie, su forma de edcarles, a los gatos, tambi se les puede educar y en contra de la creencia general, tambien funciona el premio-castigo, aplicado de una forma dferente a los peros, pero es muy efectivo, eso de que los gatos hacen lo que quieren, es cierto, si y solo si les dejas

[B]Como evitar accindentes con un gato[/B]

·[FONT=&quot] [/FONT]Limpiar concienzudamente el lugar del accidente, si no el olor le indicara que es una “letrina” y lo volverá a utilizar
·[FONT=&quot] [/FONT]La bandeja de desperdicios debe colocarse en un sitio cómodo para el gato, no para nosotros, y donde él se sienta seguro
·[FONT=&quot] [/FONT]Limpie regularmente su bandeja, los gatos odian la suciedad, en caso de que esta este sucia buscara un sitio limpio para hacer sus deposiciones.
·[FONT=&quot] [/FONT]Si el problema es de inseguridad, acompañe durante un tiempo a su gato en sus salidas por el exterior, este acto aumentara su auto confianza y su seguridad.
·[FONT=&quot] [/FONT]Si el animal rechaza un cambio de sustrato de su bandeja, remplácelo por el antiguo, insistiendo no conseguiremos nada, solo incentivar al gato a buscar otro lugar distinto de la bandeja.
·[FONT=&quot] [/FONT]Colocar siempre la bandeja de desperdicios lejos de su plato de comida
·[FONT=&quot] [/FONT]Una bandeja de desperdicios cubierta añade seguridad adicional al gato.
·[FONT=&quot] [/FONT]No castigar nunca al gato aumentara su temor y el problema se agravara.
·[FONT=&quot] [/FONT]Si todo esto falla, encerrar al gato en una jaula, con su cama, su comedero, y la bandeja de desperdicios, no le gusta comer donde hay desperdicios, tampoco le gusta manchar su cama, lo que prácticamente le deja sin opciones y le obligara a utilizar la bandeja, un par de semanas de esta terapia suele bastar.

[quote=M4TY;177068]Pues sí, lauraul, te explicaste fatal.
Tengo una gatita preciosa que se empeña en que mi cama es su arenero, eso sí sólo cuando “no” está en casa, mi yerno, ya probé de todo y el cariño, lo primero.
Por cierto para tu información tengo tres gatitos y dos perros.
Creo que tengo un pase de información.
Y también creo que llevo en el foro algo más tiempo que tu.
Cleo (si no sabes quién es lo buscas), dejo de usar mi cama de arenero cuando le dió la gana, y punto, sin más.
Sólo espero que no le vuelva a dar la manía.[/quote]
Evidentemente no iba por ti a no ser que tengas dos cuentas y creo que va en contra de las reglas pero ese no es mi problema.

Tampoco voy a entrar en el juego absurdo de cuanto tiempo llevo en el foro o cuanto se o dejo de saber,se me paso la edad gracias.Ni tengo interes en saber quien es Cleo ni buscar,gracias de nuevo.

Pero si tengo interes de aprender y por eso estoy aqui.Y como se y he reconocido que me explique fatal no tengo nada mas que decir que estoy radicalmente en contra del castigo (o lo que yo entiendo como tal) como por ejemplo que alguna vez he leido que les rebozan algunas personas el morro por los pises y cacas para que el gato milagrosamente aprenda.

Si te sientes aludida despues de haberme explicado no es mi problema,pero si es mi problema haberte ofendido y si ha sido asi y es necesario te pedire disculpas.

[quote=baudin;177112]Solo un comentario, tengo 16 perros y cuatro gatos, de todas las edades, y todos estan perfectamente educados (salvo el gatito pequeño, 6 meses de trasto, pero todo se andara), ninguno se pasa de la raya, eso si a cada especie, su forma de edcarles, a los gatos, tambi se les puede educar y en contra de la creencia general, tambien funciona el premio-castigo, aplicado de una forma dferente a los peros, pero es muy efectivo, eso de que los gatos hacen lo que quieren, es cierto, si y solo si les dejas

[/quote]

Estoy muy de acuerdo baudin, yo he tenido perros toda mi vida, y si les sabes enseñar aprenden muy rápido. Además “enseñar” a un perro, aunque al principio sea con reprimendas o castigos no tiene nada que ver con que el perro luego se vuelva asustadizo como decía alguien más arriba. Y por otro lado, hace poco que tengo a mi gatita, pero le he ido enseñando poco a poco, cuando hace algo mal se lo digo, y por el tono, ella sabe que lo ha hecho mal, y cuando hace algoo bien le doy un premio, ya sean caricias, comida o algún juguete y en muy poco tiempo ya ha dejado de hacer las cosas que hacía mal. Aunque los gatos sean completamente distintos a los perros, entienden las cosas y reaccionan igual a los estímulos. Igual que saben que si maullan llamarán tu atención o igual que conocen el ruido de la bolsa de comida, saben asociar conceptos y yo creo que con paciencia, (con mucha paciencia más bien) ya que son cabezones como ellos sólos, se les puede enseñar muchas cosas.

Por cierto, preciosa la foto baudin!!!

El gato es un animal solitario, independiente, un cazador solitario, acostumbrado a sacarse las castañas del fuego el solito, en estado salvaje, en la mayoría de los casos, vive solo, patrullando y defendiendo su territorio, solo se relaciona con otros miembros de su especie para reproducirse.

Siglos de convivencia con el ser humano no han cambiado casi nada del comportamiento del gato, si bien con los perros hemos buscado tareas especificas para cada raza, cazar, guardar, cuidar ganado, etc, en el gato no, su crianza no ha tenido ningún fin especifico, solo la belleza y compañía, por eso, salvo cambios en el pelo, su morfología externa prácticamente no ha cambiado, lo cual nos indica que latentemente, en el interior de nuestro minino, sigue estando el animal salvaje, no se ha dejado corromper, su interior no se ha visto afectado por nuestras debilidades, lo cual le permite, si es necesario, sobrevivir por su cuenta. El ha decidido compartir su existencia con nosotros en términos de igualdad, no de sumisión, ganándose por si mismo el respeto y el lugar que ocupan en nuestras familias.

El secreto del éxito del vinculo entre humanos y gatos radica siempre en acciones sencillas y coherentes. La paciencia, la observación y un gran espíritu de generosidad, por ambas partes es la mejor receta para obtener una relación placentera con nuestros felinos.

Hemos de tener muy claro qué es lo que esperamos conseguir de ellos, no hemos de olvidar que nuestro gato no es un perrito, no debemos esperar de él que nos traiga el periódico o haga piruetas – si fuese necesario, acabaría aprendiéndolo - , él es un animal de demostrada inteligencia y gran capacidad de aprendizaje, aun así podemos inculcarle una serie de normas y aptitudes que hagan todavía más agradable nuestro día a día con él.

El es un animal paciente y aprende por el método de prueba y error, repitiendo una acción el número suficiente de veces hasta obtener el resultado esperado. De esta manera aprenden habilidades, que en principio parecen inconcebibles pero que todos los que tenemos gatos conocemos, pueden abrir puertas, cajones e incluso grifos.

El método más racional para el aprendizaje se basa en la aplicación de los condicionamientos positivos y negativos. A través del condicionamiento positivo intentamos lograr que mediante premios el animal relacione determinados comportamientos con sensaciones que son placenteras para él. A la inversa, mediante el condicionamiento negativo conseguiremos que ciertas acciones “incorrectas” sean asociadas a una sensación desagradable. De esta manera y repitiendo estas pautas las veces necesarias, el gato memorizará que hacer las cosas bien le reportará un beneficio (caricias, comida especial, etc), y que la zona donde tenemos la cristalería de nuestra madre es sinónimo de zona peligrosa (ruidos extraños, rociada de agua, etc), y que no es conveniente acercarse.

El gato aprende porque le interesa. Los castigos no serán pues tan efectivos como los premios ya que si el animal asocia algo con el castigo, sencillamente esperará a hacerlo a que no estemos con él, ya que el castigo se lo infligimos nosotros, luego el entiende que si no estas, puede hacerlo pues así no recibe la reprimenda, por ello, siempre evitaremos el que se de cuenta que somos nosotros los que le reñimos. Por otra parte, los gritos, aspavientos y castigos físicos –nunca los aplicaremos- sólo contribuirán a hacer del minino un ser huraño y agresivo.

El gato tiene además una particularidad, que es capaz de “educar” a su dueño para que realice las actividades que él desea, tales como abrirle alguna puerta o ventana, darle algo de la nevera, abrirle un grifo para tomar agua fresca, salir al jardín, cambiar la arena de su arenero, y otras muchas enseñanzas que recibimos los dueños de gatos, esto no es malo, es simplemente compartir nuestra vida, conseguir que sea más feliz y que nuestra relación con él sea la mas adecuada.
Nunca utilices el castigo físico, solo conseguirás lo contrario de lo que pretendes, un gato miedoso, inseguro y posiblemente agresivo.
Educar bien a un gato, requiere del conocimiento de sus limites, de las pautas de comportamiento del felino y de una gran dosis de paciencia.

[ul]
[li]La educación del gato comienza el primer día que llega a casa, así no le darás la oportunidad de establecer comportamientos inadecuados.[/li][li]Los estímulos que harán de él un ser sociable son la ternura, el cariño y muchísima ración de mimos. [/li][li]Coherentes siempre, cambiar las normas, significara que el gato no las cumplirá. [/li][li]Tener mucha paciencia y ser lo suficientemente realistas con respecto a nuestros objetivos.[/li][li]Mantener la calma si no conseguimos respuesta inmediata, tarde o temprano lo hará.[/li][/ul]

[quote=Lilah;178156]Estoy muy de acuerdo baudin, yo he tenido perros toda mi vida, y si les sabes enseñar aprenden muy rápido. Además “enseñar” a un perro, aunque al principio sea con reprimendas o castigos no tiene nada que ver con que el perro luego se vuelva asustadizo como decía alguien más arriba. Y por otro lado, hace poco que tengo a mi gatita, pero le he ido enseñando poco a poco, cuando hace algo mal se lo digo, y por el tono, ella sabe que lo ha hecho mal, y cuando hace algoo bien le doy un premio, ya sean caricias, comida o algún juguete y en muy poco tiempo ya ha dejado de hacer las cosas que hacía mal. Aunque los gatos sean completamente distintos a los perros, entienden las cosas y reaccionan igual a los estímulos. Igual que saben que si maullan llamarán tu atención o igual que conocen el ruido de la bolsa de comida, saben asociar conceptos y yo creo que con paciencia, (con mucha paciencia más bien) ya que son cabezones como ellos sólos, se les puede enseñar muchas cosas.

Por cierto, preciosa la foto baudin!!![/quote]

La de alguien mas arriba soy yo, y me reitero en mis palabras.

El adiestramiento de cualquier animal debe ser siempre en positivo, castigandolo no hacemos mas que desorientarlo y desmotivarlo y, como dije, dependiendo del caracter del animal, se puede volver un perro con miedo y/o agresivo.

El adiestramiento “negativo” yo solo lo usaria, poniendo un ejemplo, cuando juegas con tu perro, te intenta morder o te acerca demasiado sus dientes, pues ahi se acaba el juego. A la larga entendera que si quiere jugar no puede hacer eso. O quitarle algo a lo que le este dando un uso indebido, y cuando lo use bien por supuesto premiarle. No teneis porque hacerle pasar a un animal un mal rato para que aprenda nada.

Ademas de existir numerosos metodos de adiestramiento como el Tellington TTouch o el uso del Clicker, todos basados en reforzamiento positivo, y de excelentes resultados.