Mi gatín de 5 meses me rehuye desde que le he tenido que dejar con un cuidador


#1

Hola,

Espero que me disculpeis por si este tema ya se ha tratado en otros hilos, pero no he visto ninguno similar.

El caso es que a principios de junio de este año me regalaron un gatito ( calculo que tendría aproximadamente 1 mes cuando lo cogí), enseguida me hice cargo de él y le cuidé con el mayor mimo posible además de llevarle al veterinario, pagar los tratamientos y medicación cuando fue necesario, etc.
A los diez dias de haberlo cogido tuve que irme al extranjero por motivos profesionales durante 3 semanas, y después de contactar con varios cuidadores de la zona decidí dejarlo finalmente con un familiar cercano de una conocida, porque todos los cuidadores con los que contacté (excepto una) me decían que tenían más mascotas en casa (perros, otros gatos grandes etc), y a parte de eso me pedían muchisimo dinero por cuidarlo, así que no me convenció la idea.

En cuanto regresé a principios de Julio fui a buscarle y lo llevé de vuelta a mi casa, y no me he separado de él el resto del verano / septiembre hasta hace justo hoy dos semanas que, al mudarme yo del chalet donde he estado en verano a una habitación subalquilada donde no me permiten traer mascotas he tenido que volver a dejarlo con el señor que se hizo cargo de el mientras yo estuve en el extranjero.

El gatito a pesar de tener sólo unos pocos meses ha sido siempre super cariñoso, buenín, tranquilo, paciente, empático y juguetón cuando tenía que serlo, pero no ha hecho practicamente ningún destrozo en la casa, algo rebelde también porque alguna que otra vez ha hecho trastadas como salir del jardín nuestro para irse a los chalets de los vecinos y demás pero siempre volvía a las dos horas como mucho.
La verdad es que estaba muy apegado a mi, porque soy la que más tiempo ha pasado con el, la dueña, y la que más me he ocupado de el (comprarle la comida, cambiarle la arena, curarle, llevarle al veterinario …) pero enseguida cogía confianza con todo el mundo, incluso con algún invitado que tuviesemos que acabara de llegar.
Me seguía a todas partes y mostraba infinitasmuestras de cariño hacia mi.

El caso es que desde que el 4 de octubre tuve que dejarlo en el piso de este señor, que se está haciendo cargo de el, en un principio temporalmente hasta que yo consiga encontrar un piso en alquiler donde pueda llevarle (aun a expensas de no recuperar la fianza, pero ya tendré yo cuidado de que haga el mínimo destrozo, o ninguno ), y sobre todo estos últimos días, noto que su actitud hacia mi ha cambiado.
Yo voy a verle a menudo (unas dos o tres veces por semana), pero no viene hacia mí cuando me ve entrar por la puerta, siempre me rehuye y cuando le cojo no hace más que morderme o arañarme, hoy incluso me ha dado la impresión de que ya no me reconoce, y al cogerlee se ha puesto a maullar y me ha pegado un zarpazo en la cara haciendome sangre en la barbilla y cuello y cuando le he ofrecido un trocito de carne no se ha acercado a mi para comer, algo inaudito la verdad.

Al seguir siendo yo la dueña me sigo haciendo cargo de todos los gastos (comida, tierra, veterinario etc etc), pero me he vuelto a mi casa con la desagradable sensación de que el gatín que yo tenía apenas hace dos semanas ya no existe.

¿Es su cambio de comportamiento una “venganza” porque piense que le he abandonado al dejarle donde el cuidador - si él llega a ser consciente de ello? :confused: ¿Puede que al haber interpretado el hecho de dejarle con el cuidador como un abandono haga que me guarde rencor?




Gracias por leerme, espero vuestras respuestas.


#2

lo mas seguro es que el cambio de casa le haya causado un poco de estress, y por eso se comporte asi
cuando son mas pequeños parece que no les afecta tanto, pero segun van creciendo, pues si notan ese cambio en su rutina habitual
seguro que en cuanto encuentres tu casa y te lo lleves, vovlera a la normalidad, solo necesita estabilidad