Mi gato no es el mismo :(


#1

Mi gato tiene dos añitos, es muy juguetón y cariñoso pero hace dos semanas trajimos a casa 4 gatitas. en seguida se adaptó, estaba todo el día pendiente de ellas, las lamia cada dos por tres, he incluso intentaba jugar con ellas (como es mas grande es un poco bruto y las peques cuando podían se escapaban de el). Aun así, desde la llegada de las gatitas, dejó de jugar conmigo, se deja acariciar, pero ya no juega, antes, a la mínima que lo motivabas se tiraba encima para jugar, venia a mi cuarto cada dos por tres y se paseaba por mi escritorio buscando atención, o jugaba el solo por toda la casa. Por las mañanas nada mas despertarme venia a mi cama para que lo acariciara, y ahora nada de eso.

Las gatitas ya no están (conseguir buscarles un hogar) pero se ha quedado una. Pensé que cuando se fuesen se relajaría mas, pero sigue igual, si no esta durmiendo, esta pendiente de la gata, pero no quiere jugar.

Se le pasará y volverá a ser el de antes? me da mucha pena verlo así y no se si solo debo esperar o hacer algo (de momento intento darle mucha atención para que no se sienta apartado o “sustituido”)


#2

Por aquí mucha gente ha comentado esto mismo que dices tú. Mientras tienen un gato solo es más mimoso con ellos pero cuando introducen un gato nuevo el otro está más por él que no por los humanos de su hogar.

A mi por ejemplo no me pasó, a Bitxo le gusta estar más con nosotros que con Fang ya que no es muy juguetón, supongo que cada gato es un mundo.

Antes con 4 gatos no tenía tiempo para ti jeje a ver si ahora que solo queda uno vuelve a reclamar tu atención.


#3

Poco a poco, pero entiende que le interesa más jugar con otro gatito que contigo, ¡no te ofendas! Quizá cambie un poco la relación contigo, ahora tiene un nuevo compañero de juegos, pero eso no quiere decir que no disfrute de tus mimos… Dale tiempo a que se le pase la novedad


#4

nosotros nunca podemos sustituir a otro gato, y ellos prefieren jugar con los de su especie…
pero no desesperes!!! en cuanto se acostumbre a que la otra gatita va a estar ahi siempre, seguro que vuelve a pedir mimos :slight_smile:


#5

No desesperes, piensa que tu eres como su mami y el como un niño de 7 años que tiene de pronto una amiga nueva viviendo con él :slight_smile: normal que quiera pasar más tiempo jugando con ella, eso no quiere decir que te quiera menos


#6

Y encima una hembrita jeje. Aunque esté castrado (no se si es el caso) un gato macho sigue produciendo ciertas hormonas muy parecidas a las sexuales y sigue teniendo el instinto de montar. Seguro que además de compañera de juegos castos la ve de otra forma menos fraternal :devil2:


#7

raquel, de eso nada, en cuanto se castran, el 99% pierde el instinto de monta (digo 99% porque alguno si se le queda)


#8

A ver, no tienen relaciones, pero si tienen el instinto de ir a subirse, morder por el cuello, y esas cosas. Y en un índice más alto del que dices, debido a unas hormonas que producen que son muy parecidas a las sexuales. Mi Sustos monta unos números tremendos, obsesionado por su hermana, la persigue, la muerde en el cuello, se pone encima… mira a un lado y a otro como pensando a ver que es lo que toca ahora… y la suelta para volver a empezar. Y conozco varios casos así, por lo que no debe ser tan poco común :). Mi vete me ha dicho que es bastante normal que hagan esas cosas.


#9

una cosa es jugar, y otra montar
mira que por mi casa han pasado machos castrados, e intentos de monta, no he tenido jamas… vamos, lo que es que inmovilicen por el cuello y se pongan por detras. y que conste que si he oido de gatos que montan estando castrados (monta real en hembras en celo, que obviamente no pueden preñar)
no es raro, pero no es lo habitual


#10

Igual cuando dije “instinto de monta” no usé la expresión correcta, pero lo que quería decir es lo que he explicado: persigue a la hembra (curiosamente a la hermana, la única que tuvo celos, las otras ya estaban operadas cuando vino a casa y a esas las ignora en ese sentido), la muerde por el cuello, se sube y a veces hasta hace movimientos, pero sin llegar a montarla de veras. Tojillo se pone hecha una furia y gruñe como una posesa.


#11

Pues eso mismo le hace Sofi a Blas, a veces incluso mientras están a la carrera: Se sube por detrás, le abraza por el cuello y le muerde el cuello. Parece que está cabalgando. Naturalmente no tiene nada que ver con la monta, sería muy raro (Sofi es hembra y no tiene 3 meses todavía)