Mi pequeño, Blanquito

Este es un homenaje a mi pequeño, Blanquito, porque ayer me ha dado una de las mayores alegrías, que pensé que nunca conseguiría: se ha dejado agarrar en brazos, ser acariciado, y se ha relajado, ha confiado en mí, después de dos años y medio!!!

Blanquito fue recogido de la calle, calculamos con unos quince días. Las condiciones en las que llegaba eran lamentables. Desde el principio, se convirtió en el gato ‘invisible’. Se escondía debajo de un mueble-bar por un hueco, y alli hacia todo, menos comer, que tenía que salir fuera, y lo hacía por la noche, o cuando no estábamos. Como todavía debía de tener el termostato averiado, a lo más que se atrevia, era a salir de su escondrijo mientras mi marido dormia, subirse al sofa y ‘apuntalarse’ allí para tener calorcito. Cuando se despertaba, la ‘ratilla’ huía en un visto y no visto.

Casi desde el principio, fue el fiel compañero de Gordo, un año mayor que él. Le acompañaba a todas partes, quería jugar con él, dormir con él, estar con él todo el rato…siempre y cuando nosotros no estuviéramos delante o no se tuviera que cruzar con nosotros para esos encuentros.

Cada vez que le teniamos que ‘coger’ para ir al vet, o para ‘echarle un vistacillo’ de cerca, mirar sus dientecitos, sus patitas, sus orejas, etc, el guirigay era enorme, se ponía muy nervioso, nos arañaba, lloriqueaba, estaba tenso y ponía duro el cuerpo, y era casi imposible.

Fue creciendo, y apenas le veiamos, aunque sabíamos que estaba, porque cuando no le quedaba más remedio, se dejaba ver, pero a una distancia más que prudencial. No hace falta decir que todo intento para que hubiera contacto con nosotros, fue en vano. Ni sobornos con comida, ni juegos, ni nada por el estilo. No dejaba que nos acercáramos, y era muy tozudo. Se podía quedar sin comer antes que acercarse. Teniamos que irnos lejos para que se acercara al comedero.

Nos dimos cuenta de que no reaccionaba muy rapidamente cuando le chistábamos para llamar su atención, que no sabía trepar a las alturas, como hacía gordo, y mientras el otro se paseaba por el balcón él permanecía justo debajo. Para colmo, era extremadamente torpe. Pegar un bote desde el sofá en el que descansaba, cuando nos veia llegar, suponía siempre caer patas arriba y hacerse daño. Pensamos que era sordo, lo llevamos al vet, y nos dijo que no. Pero luego lo he consultado en el foro, y es posible que sea algo sordete.

No encontrábamos explicación a su forma de actuar, pues nosotros estábamos dispuestos a darle todo el cariño, juegos y caricias, como hacíamos con Gordo, (él lo veía a diario), pero no se dejaba. Por eso, asumimos que era un gato muy miedoso, muy nervioso, y que había que resignarse a que nunca le tendríamos a menos de tres metros de nosotros. Era muy duro cuando precisamente teniamos ganas de lo contrario, y además sufriamos mucho cada vez que teniamos que ‘manipularle’ para ir al vet, o echarle un vistazo a su pelo, sus uñas, sus orejitas…

Nos cambiamos de casa, y no sabíamos cómo iba a afectarle, pero a la fuerza ahorcan, sería lo que fuera… Nos habíamos resignado a su forma de ser. Desde el principio, decidió que su lugar favorito eran las escaleras. Así podía salir para arriba como un cohete cuando nos acercáramos. Un día, no hace mucho, unos tres meses, subía yo por la escalera, y me esperaba lo de siempre: estampida, quedarse en un rincón y lloriquear como si uno le fuera a matar. Sin embargo, se tumbó arriba de la escalera, de medio lado, levató la patucha y dobló la cabecita, como diciendo… ‘tócame’… y lo hice… entonces se empenzó a esponjar, a ronronear en dos tiempo, a estirarse…¡no me lo podía creer!!!.. a partir de entonces, se repetía el ritual siempre … y cuando dejaba de acaiciarle, levantaba la cabeza como diciendo…¿esto ya se ha acabado?..

Pasados unos días me dí cuenta de que cuando pasábamos a su lado, no se escondía, sino que se quedaba sentadito, hecho una bolita…¡no huía!!!.. y empezamos a aprovechar, y le acariciábamos. Él maullaba lloriqueando, porque le debía de dar miedo que le tocáramos; hacía una muesca de desagrado, pero se dejaba… no nos lo creíamos…

Pensamos que ya era hora de cogerle en brazos, a ver si no había manoteos arañazos, y espectáculo… se dejó… y no estaba tenso, pero no estaba cómodo tampoco. Se hacía una pelota, agachaba las orejas, lloriqueaba y quería huir…y no se dejaba acariciar … pero no había uñas ni lío!!! Bien!!!

Ayer mismo, le volví a coger en brazos, y extrañamente, se relajó por completo, se puso patas arriba, y apoyó su cabecita en mi pecho y se estiró… y me miraba como diciendo…venga!!! … a qué estás esperando!!!.. comencé a acariciarle, ronroneó, se estiró entero y ejó caer la cabeza hacia atrás… y así estuve un cuarto de hora, o hubiera estado lo que hubiera querido él!!!

Nunca pensé que nos dejara tocarle, y menos acariciarle en nuestros brazos… ha sido pasar del ‘0’ al infinito…

Sigue sin trepar, tiene miedo a ver la calle desde nuestros brazos a través de la ventana. Sigue lloriqueando cuando nos acercamos, aunque no huye… No quiera jugar con nosotros…sigue escondiéndose cuando viene alguien a casa, no nos ‘huele’ ni nos recibe cuando llegamos… pero bueno!!!. Siempre le hemos visto como un animal desvalido, por su miedo, por privarse de juegos y caricias, y por su torpeza, nos ha dado mucha pena que no quiera participar…pero a dios gracias es muy sano y muy fuerte, más grande y con más peso que el gordo: mastica mejor, dosifica mejor la bebida, bebe más agua…en fín que es perfecto!!!, y si es sordete, ya nos preocupamos de tenerlo en cuenta y tratarle acorde…


Ya sé que es todo una tontería, y que he soltado un rollo impresionante, pero no me podía quedar callada con esto, de lo emocionada que estoy, y de lo que significa para mí. Ahora estaré sola en casa otro mes, nadie entiende que para mí esto sea tan importante y emocionante, sólo vosotros en el foro sabeis lo que significan estos pequeños-grandes logros. Lo quería compartir con vosotros, porque sé que lo sabeis valorar…

Gracias por aguantar el rollo!!!

eso también se me olvidaba, que es un poco pistojito, pero también me gusta, le da una carita más tierna…

pues estoy supercontenta… ya le he ‘agarrado’ cuatro veces, que el tio se va a aburrir… a ver si puedo hacer una foto de mientras, pero tenerle en brazos y rascarle la barriga y la kokotxa, y coger la camara… es complicado…me alegro de lo de Mikel, porque lo entiendo perfectamente. Yo la verdad tenia perdida la esperanza de cualquier acercamiento. más de dos años es mucho tiempo para esperar nada!!!..pero mira por dóde…que te entreguen su confianza, sentir que ellos se sienten confiados y seguros, protegidos en los brazos de uno, es lo más… yo ayer de verdad que se me caían las lágrimas, y él el pobre me miraba pistojín sin entender…

Me alegro mucho de que blanquito se haya dado cuenta de que se estaba perdiendo muchas cosas… la verdad es que los gatos son impredecibles, nunca dejas de sorprendente con ellos y lo mejor es que las sorpresitas que nos dan son casi siempre buenas, ya nos contarás como va todo…

[quote=dreidre;29821]madre mia!!! a un guapeton, se le podia perdonar incluso que fuera timido!!! Lo de la sordera es muy posible, pero no es blanco totalmente. Vaya ud. a saber!!! Lo cierto es q nunca dejan de sorprendernos!!!
Lo weno es q ha cambiado y a mejor. Aunq aqui me lo comia!!! orejas con leming jajaja cosita mas cuca señorrrrrr!!!
[/quote]

era blanquito de chico, y siempre digo que nos engañó porque realmente es ‘espumita de café’… ni llega a rubito!!!

el post sobre la sorder se borró, pues le colgué en esos dos días fatidicos en que posteriormente se fueron al tacho, donde explicaba mis sospechas, y recuerdo que Borovia y Horsie me dijeron que era lo más probable.

si es sordete,no lo es total, pero para abreviar, es más lento que el otro gato en contestar cuando les chisteamos, de hecho siempre va al rebufo del otro: cuando les avisamos de que hay comida, o agua fresca, etc…es más lento en reaccionar cuanto mas lejos está el otro gato. sus maullidos no son realmente tal, son como ‘cuiquis’. parece un pajarito, un monete, no sé explicarlo. la timidez y el nerviosismo, también se los achacamos a una posible sordera, y sobre todo el pésimo sentido del equilibrio, la torpeza, y el miedo a las alturas, y no saber trepar. también elige sitios altos y seguros (escalera) para descansar, y creo que para no perder ripio de nada de lo que suceda…

como ya dije, nos da igual, por supuesto, pero sabiendolo es más fácil tratrarle…

pues las cosas buenas son… estas…perdonad la poca luz, y no poder verle todo estiradito, pero es muy dificil hacerme las fotos yo misma y que no mirara el tio para arriba como diciendo: ¿por qué paras???

mira que pistojín, Ximi!!!

pistojito total¡¡¡¡

además no sé cómo lo hace pero siempre tiene las pupilas muy dilatadas¡¡¡¡ (miedines ???)

ya, ya sé que solamente son las fotos de un ‘gatoso’ en brazos, pero… he tenido que esperar casi dos años y medio para poder hacerlo, y no sabeis lo que significa para mí!!!.. ayer hablé con mi marido, y me dice…¡qué jodío, y se ha esperado a que me vaya yo para dejarse coger en brazos??? dile que cuando vuelva se va a enterar, pero bien enterao’…

quién sabe las sorpresas que nos guarda blanquito??? bailará algún día el chiki-chiki pa’nosotros???:D:D:D

qué bonito …!!! no me extraña que estés emocionada, a mí se me escapan lagrimillas sólo de leerte, así que… :wink:

es precioso… con su naricita y ese morrito y esos ojazos:th_neko06:… me imagino lo que debiste sentir y lo que sientes cuando por fin puedes cogerlo… :woohoo::3:,bendita tú que le has cuidado y querido y gracias a ti es feliz…!

un amigo mío tuvo un caso similar, no pasaron 2 años hasta que su gato se dejó cojer, pero fue un gato traumatizado desde muy chiquitín. Huía siempre, se escondía siempre, siempre con miedo…
se recuperó. con mucha paciencia, pero es un abuelete feliz… yo compartía piso con el dueño, y el gato no sólo se acostumbró a mí, sino que cada vez que lo visito me recuerda, sale de su “escondite de cuando llegan visitas” y me hace croquetitas… :D:D

una vez que confió en su dueño, y se sintió seguro en casa, se conviertió en el gato más mimosón que he conocido nunca…
ya verás cuando blanquito termine de comprender cuánto le queréis…:th_neko06: te lo tendrás que quitar de encima por pesaoooooooooo!!! :8:jejejeje!!!

ánimo preciiosa, que es una noticia feliz:), y gracias por compartirla con nosotros, que me has alegrado el día…:th_thkiss2:

qué guapo essssssssssssss!!! que toy volviendo a mirar las fotos y babeo…!!!

Jo! Zorte, cariño, perdona, pero quieres creer que hasta ahora no he visto el privado que me mandaste? Es que yo soy un poco espesa para esto del foro. Además tenía otros 4 de hace varios días y yo sin darme cuenta!

Ya he leido la historia de Blanquito, qué bien que ya se deje acariciar.

Jo! Zorte, lo siento, pero hasta ahora no he visto el privado que me mandaste hace días! es que soy un poco espesa en esto del foro, eh!
Ya he leido la historia de Blanquito y me ha conmovido. Qué bien que ya no tenga tanto miedo. El cariño hace milagros y seguro que tú se lo das a raudales.
Es un gato muy señorón y precioso!

Vaya! hoy estoy más espesa de lo habitual, estaba escribiendo el anterior mensaje y no sé qué he hecho que pensé que se me había ido y lo he vuelto a escribir, perdona!

QUE HERMOSOOO!!! Claro que te entiendo por eso nos gustan nuestros nenes que logro felicitasiones esos mometos del ser humano cuando confian y se entregan es sublime

Me ha dado curiosidad este hilo, por saber la historia de blanquito… es muy emotiva y me hace mantener la esperanza de que mi nena algun dia progrese hasta donde blanquito por lo menos :th_cathug::th_cathug::th_cathug::th_cathug:

Poco a poco voy viendo pequeños pasitos. Así que Zorte, te lo recupero para que nos cuentes que tal va el que era un chiquitin enano y canijo y ahora es ese preciosote gatazo.

Un saludo.

he vuelto a releerlo todo, me conmueve esta historia… qué ocurriría en la cabecita de blanquito para de pronto un día confiar??? llevaría tiempo dudando y ese día se decidió?? lo estaría necesitando??? cuantas preguntas… qué hermoso sería conocerlos mejor.

cuéntanos más de su día a día actual… me llena de sonrisas.

¡¡Muchas Felicidades!!, desde luego aquí es donde mejor te podemos entender. Blanquito es precioso, precioso, dale unos achuchones de nuestra parte.
A nosotros nos pasó parecido con mi primera gatita, era super tímida, se construyó un refugio dentro de un sofá (lo rasgó por detrás y se metía dentro) y sólo la veíamos nosotros y, como el tuyo, porque no le quedaba más remedio que salir a comer o a su tierra. Pero poco a poco fue cambiando y nos cogió muchísimos cariño, al final de su vida era supermimosa con nosotros (el resto del mundo tenía que fiarse de nuestra palabra para saber que existía).

gracias por compartir esos momentos tan espesiales con nosostr@s,quien siembra recoge zorte… :wink: