Mini-historia de una mini-minina

Os voy a contar la historia de ésta gatita.

Fue la última en nacer de 5 crías, y nació del revés, es decir, de culo, con lo cual nació medio ahogada. Su madre la apartó dando por hecho que no viviría. Mi madre no tenia muchas esperanzas tampoco. Pero a mi supongo que me entró un ataque de instinto maternal y cogí aquella cosa pequeña, pegajosa y moribunda (no son muy agradables recién nacidos, la verdad), la envolví en un trapo, y comencé a frotarla muy fuerte hasta hacerle daño para que chillase y expulsara aquello que la estaba ahogando (es la palmada que dan los médicos a los recién nacidos, no?). Y bueno… pues qué quereis que os diga, es la más guapa de los cinco que nacieron, y además a dia de hoy está enorme y fuerte, ya tiene casi 3 añazos, y es guapísima.

Siempres una pena despedirse de los gatitos, pero luego, cuando los dueños te los traen a casa y ves cómo ha crecido aquella bola de pelos que te cabía en la mano, es una sensación realmente reconfortante.

es preciosa!!!

será instinto ‘paternal’, no???

pues menos mal que estabas tú allí para ‘requetefrotarla’ y darle calorcito, y hacerle responder,para que respirar. me alegro de que haya hecho feliz, y sea ella misma feliz en una casa en la que la han acogido!!!

Es una mini-historia preciosa!!!

Es muy bonita! Buen partero! Jeje!