Mis amigos que ya no están

Nery mordiendo la oreja de Elena para provocarle el juego.

Elena se enfada y muerde a Nery.





[](javascript:void(0):wink:
[](javascript:void(0):wink:
Mamá guarra con sus guarrinos.
Mami con Nery de paseo.
Este es Paquito, me lo regalaron en S.Francisco.

Sé que se supone que este post es para fotos de gatos, pero éstos son algunos de mis amigos antes de que llegara Viera a mi vida, mi primera gata.
Espero que os gusten, las fotos son de mala calidad, era lo que había en 1994!

el corderito en precioso, siempre se me ha caido la babita cuando veo uno… sera un trauma que tendre con Heidi pero es que son tan… no se, tiernos? jejeje:th_love: que envidia!

Amor por los animales eeeh!!!se nota,venga,toda clase de bichitos.!!!
tiernas las fotos dandoles el bibe!!!

Jajajaj se me cae la baba:th_32::th_32::th_32:

EN ALGÚN LUGAR BAJO EL SOL Y LA LLUVIA, SIEMPRE, HABRÁ UN ANIMAL ABANDONADO QUE ME IMPEDIRÁ SER FELIZ.

Enhorabuena Paqjo, poder disfrutar de algo asì ,es inexplicable, ojalà todo el mundo pudiera hacerlo. Me traes muy buenos recuerdos, los cerditos de peques son preciosos , y el cordero no digamos.
¿seguro que te persiguen por todos los lados? verdad?, yo tuve uno que hasta me chupaba el pelo ja ja ja . Bicos:th_love::th_love::th_love:

Me alegra que os haya gustado. La verdad es que fue una época dura en mi vida, yahabía muerto mi madre y volví de la ciudad donde tenía mi vida (Sevilla) para estar con mi padre. Mi refugio fueron ellos, sobre todo Nery, el perrito y mi tiempo lo llenaba cuidando con estos bichinos encantadores. Sí que me seguían a todas partes, sí. Recuerdo cuando Paquito creció y ya no lo podía tener en casa y lo tuve que llevar al campo, cerca del pueblo. Pensé llevarlo en coche, pero me parecía estresante para él, así que lo até como a un perrito. Mi padre ya me lo advirtió, que no hacía falta, y fue verdad, porque el pobre, al salir a la calle, se asustó y se me metía entre las piernas buscando mi refugio. De esto ya hace unos cuantos años, luego me puse a trabajar y me volví más urbana, pero cuando voy al pueblo me gusta ir al campo a visitar los animalillos. Mi padre tiene un montón de gatos, algunos los hemos tenido en casa cuidándolos un tiempo cuando han estado malitos, otros, como Zipi y Zape se los llevamos a mi padre después de criarlos en casa, porque nos lo dejaron recién nacidos en una obra donde dábamos a otros gatos de comer. Mi vida siempre ha estado ligada a los animales. No quiero ser pesada, pero quiero contaros que de pequeña, cuando nacía un ternerito yo les enseñaba a mamar del cubo de leche cuando lo destetábamos de la madre y ¿sabéis cómo?, les metía la mano en la boca, los 4 dedos excepto el gordo y me mamaban la mano, así los acercaba al cubo con la leche y a mamar se ha dicho! Era una sensación maravillosa.