Para mi "gatiti": 27-04-09-11-05-09

Recuerdo aquella tarde que te vi por primera vez. Eras hermoso, y casi diminuto. Desde aquel entonces senti todos los deseos de ser tu nueva madre, te cuidaria, pediria ayuda y consejos para ti y me levantaria en las madrugadas para alimentarte.

Al pasar de los dias, vi que abriste los ojitos, pequeñitos igual que tu. Unos ojitos que me volvian loca cada vez que me veian con carita de ternura. Despues empezaste a arrastrarte mas que como lo hacias en los primeros dias de tu vida.

No te niego que muchas veces me dio miedo tenerte tan pequeño, sin embargo tenia miedo dejarte, o devolverte a tu madre, por temor a que no te me devolvieran de nuevo a mi, a tu nueva mami.

Tampoco te negare que algunas noches esos grititos eran desesperantes, tanto que yo misma te ponia cerca de mi almohada para que te quedaras tranquilo. Aun recuerdo esos llantos,en mi mente.

Gatiti, porque nunca te llegue a poner un nombre, quiero que sepas,que en este corto tiempo que estuviste conmigo te quise muchisimo. Que disfrute mucho de tus miraditas, de como se movian tus orejitas cuando bebias leche. De solo imaginarme como ibas a ser de grande , de como me chupabas el dedo cuando tenias hambre y de muchos detallitos que quizas no te diste cuenta.

Vinieron esos gusanos y esos parasitos a atacar tu fragil vida,hasta llegar a martirizarte, cuando mas estabamos tranquilitos los dos. Vinieron esos parasitos a hacerte daño, a pasmar tu crecimiento y dejarte pequeñito y debil como si tuvieras menos de la mitad de la edad que realmente tenias.

Hoy, que falleciste, de verdad que me duele mucho, te juro que aun escucho tus maullidos. Aun te recuerdo, y no pude aguantarme las lagrimas ni cuando me llamaron al trabajo para decirmelo, ni cuando vi tu cuerpito sin vida y pequeñito,ni ahora mismo. Mi gatito…No se que hiciste para que te quisiera tanto en tan poco tiempo.

Te quiero pedir perdon, si tuve tantas esperanzas en que conmigo ibas a vivir bien que hice que tu vida caducara tan rapido. Seguro que si me hubiera esperado mas, estuvieras aqui conmigo quizas jugando y grande y fuerte como tu hermana que vino a hacerme tu compañia. Aunque yo siempre te quise asi de pequeñito.

Tratare de verte en tu hermanita, que esta muy hermosa como tu lo eras, similar a un ragdoll, ella es una tabby naranja. Cuanto hubiera deseado haberte visto de su tamaño. Tratare de mirarte en ella, porque cuando ella maulla te escucho a ti tambien.

Ay mi gatito, quizas esas medicinas fueron muy fuertes para tu estomagito que no pudiste mas y decidiste descansar. Pero me dejaste solita con Luna. Tan solo me consuela que ya no sufriras mas. Pero no dudes nunca que te olvidare. Porque siempre te voy a recordar gatito.

Porque sabes?, quizas fue el tiempo mas corto que tuve con un gatito, pero tu desde el principio fuiste especial para mi.

Te adora… Tu triste segunda mami. :(.

Descansa en paz peke

lo siento mucho, que sea feliz en el cielo de los gatos, animos para ti!!

Hola Jenifer…Ayer vi las las fotos de tu Gatiti. A mi me sucedió algo parecido hace poco tiempo. Recogí un gatito pequeñín, blanco y gris, suave como el algodón, más o menos como tu Gatiti. Habian abandonado a toda la camada cerca de un contenedor y una persona los habia recogido y los estaba alimentando hasta encontrar a alguien que los quisiera en adopción o darlos a una granja, donde su destino era incierto. Yo cogí a uno de ellos, convencida de que lo sacaria adelante. Cogí al machito, al más gordito, pensando objetivamente que era el que tenia más posibilidades de sobrevivir. En ese momento Tila (mi gato de 4 años) habia dado los primeros signos de no estar del todo bien y pensé que le ayudaria tener un poco de compañia. Mi marido estuvo muy contento con la llegada de la nueva criatura y Guerau (mi hijo de 15 meses) se reía mucho cuando lo veia y permitíamos que, con mucho cuidado, lo acariciara. Estuvo con nosotros muy pocos dias. Murió una noche, ni si quiera habia abierto los ojitos. Me sentí culpable por haberle dejado sólo tantas horas. Las noches anteriores me habia acostado más tarde, me habia levantado más pronto y me había levantado para darle el biberon…pero esa noche estaba muy cansada y no lo oí…supongo que estaba muy débil, se “fue quedando” y murió sin hacer ningun ruido. Murió solito. Qué horror! Creo que sólo poniéndome el despertador hubiera podido evitar la desgracia, pero no se me ocurrió. Los dias siguientes me sentí mal por haberme confiado. Pensaba que si me hubiera despertado esa noche, le hubiera dado un poco de calor y de alimento, el gatito todavía estaría con nosotros. Lo cierto es que todavía necesitaba mucho a su madre. Meses más tarde di gracias a Dios: mi gato Tila tenia el virus de la inmunodeficiencia felina y debido a eso se le desarrolló también leucemia, a pesar de estar correctamente vacunado. El gatito, que tampoco llegó a tener nombre, no hubiera tenido ninguna posibilidad de subsistir, tan pequeñito, tan frágil…en el mejor de los casos se hubiera contagiado de la leucemia y en cualquier otro momento, sin más, manifestar la enfermedad y morir. A veces hacemos las cosas con buena intención y no es que no salen bien, es que salen fatal!!! Yo que pensaba tener en poco tiempo dos gatos buenos compañeros, ahora no tengo ninguno y debo esperar algún tiempo por el tema de los virus. Además Tila me ha dejado un vacio inmenso que otro gato, ahora mismo, tampoco podria llenar. Sólo me queda el consuelo de que, por suerte y por prudencia, no los llegué juntar y no hay ninguna posibilidad de que se hubieran perjudido entre sí. Lo hice lo mejor que supe y pude, como tu. Un abrazo muy fuerte.