Para todas las mascotitas que están y estarán en el cielo

Quiero decir a todos los dueños de estos preciosos animalitos que lo siento mucho. No me quiero imaginar el dolor que se siente, porque sólo con leer vuestras historias me pongo a llorar.

Ahora todos ellos están entre las nubes y el arcoiris saltando, jugando y siendo felices con otras mascotitas del cielo. Duele saber que nunca lo volveremos a ver, tan sólo en una vieja fotografía, pero ellos nos están esperando para quien sabe si un día nos volveremos a encontrar con ellos en un lugar mejor.

Los gatos, perros y demás mascotas nos dan mucha compañía, amor y nos consuelan y también se ponen tristes si nos ven mal a nosotros. Siempre están fielmente a nuestro lado para sacarnos una sonrisa. Nos dan las gracias por poca cosa que les demos y todas las cosas buenas que les damos son pocas para ellos porque son lo mejor que Dios a podido crear.

En definitiva: No lloreis, porque ell@s os están viendo y dando las gracias por tanto amor y cariño dados.

Descansad mascotitas. Un gran beso y un abrazo de una gran amante de los animales.