Pastor aleman no acepta a unos gatitos recien llegados

hola hace unas semanas di dos gatitos pekeñitos a una buena familia pero su perro ke es un pastor aleman no los puede ni ver se pasa el dia ladrando y esta bastante nervioso tienen al perro en el jardin y a los gatitos en casa hay alguien ke sepa de algunos trukillos para ke llegen a convivir gracias

Hola,mira yo tuve el mismo problema. Tenía a mis perras, ya adultas y antigatos, cuando vinieron las dos canijitas. Debra no lo llevaba demasiado bien…para que te hagas una idea :rolleyes:

Tuve a las gatinas encerradas en una habitación, hasta que llegó el momento que cambiamos de casa y no tenía opción de aislarlas…así que me tuve que poner a mil…Primero encerraba a las gatinas en el transportín y dejaba a DEbri que se acercara, mientras le iba dando comidita rica…a veces pasaba, otras se ponía muy loca, incluso aguna vez lo volcó y tal…pero bueno, como siempre estaban bajo supervisión…

TRas hacer esto unas cuantas veces, le ponía comidita en las rejas del tranportín para que asociara a las gatitas con algo bueno…, llegó el momentó de avanzar un paso, entonces lo que hacía era dejar a las gatas sueltas y sujetar a Debra del collar…cuando hacía intentos de acercarse loca, un NO!! rotundo…cuando estaba tranquila, premio!!..así, poco a poco…cuando más o menos teníamos superada esta fase, llegó el momento de dejarla suelta con las gatinas…y a mil ojos…lo mismo, intento brusco, un NO!! , si permanecía tranquila,premio!! , y en pocos días…

:th_8::th_8:

De todos modos, mi Debrica es muy bruta, muy nerviosa, pero es muy buena, yo sé que no sería capaz de morder fuerte…por eso, también estaba “algo” más tranquila…cada cual sabe como es su perro…

hola Yaiza!
yo tengo una gatita de 5 semanas, recién llegada a mi casa, y le estoy “presentando” a Tango, mi labrador.
En mi caso es al contrario, el perro es un buenazo y la gata tiene mucho carácter…pero con paciencia supongo que se irán conociendo.

Les acerco poco a poco, siempre poniendo atención en Tango, el veterano de la casa, para que no se sienta “substituido”. Y acaricio a los dos, para que vean que no pasa nada… no sé si hago bien, pero con mi anteror gatito me funcionó bien!!
Suerte y saludos!
Ana

Hola, verás, yo soy educadora canina, y mi consejo para evitar males mayores, es antes de probar con lo que te aconsejan por aquí, que está bien, es saber si el pastor alemán del que hablas tiene una agresividad predadora acusada que ha manifestado otras veces, o si sólo reacciona mal ante los gatos por la novedad y a intrusión en su territorio. Si fuera la primera opción hay poco que hacer y sería ciertamente arriesgado para los gatitos. Es mi consejo. Habría que evaluar un poco al perro/a. No todos los perros pueden ser educados para convivir felizmente con gatos u otros animales pequeños que pueden ser considerados presas. :frowning:

Antes de tener a mi actual pastor aleman, he llegado a tener otros 4 pastores alemanes y otra perra negra que recogí de la calle cuando era cachorrillo (cà de bestiar).
Pues con ninguno de los perros anteriores tuve ningún problema de convivencia con los gatos que por entonces convivían conmigo. Incluso mi Misha, que vive en el interior de la casa, cuando salía a la terraza, se daba mimos con mi Kora (pastor aleman hembra), pero cuando llegó Yarek con dos mesecitos…ahí ya no hubo nada que hacer. Lo hemos probado todo, primero acercar a Yarek cachorro a mi gata Misha adulta la que se puso a ronronear panza arriba cuando lo vio , y que recibió un mordisco en el trasero a cambio, continuamos intentando los acercamientos, sin éxito, y siempre conel mismo resultado: ronroneo + mordisco+Misha en lo alto del árbol. A medida que Yarek creció, fue peor, ahora tiene 4 años, y desde hace un año, se emperra en decirme 22 veces con sus ladridos: “mama hay un gato en el jardín”, si es que es tonto…pero tonto con ganas.
Al final, decidimos dividir el terreno y poner una “zona perro” y otra “zona gatos” separadas con unas verjas. Todo va bien…mientras Yarek no vea a los gatos, pero si los ve…se pone como loco, con el pelo del lomo todo erizado. Me enfado, le riño, me llevo a los gatos de su vista…de todo. Y el tío, no puede ver bicho viviente a su alrededor (no solo a los gatos, sino también erizos, tórtolas, lagartijas, etc. No he tenido suerte con este perro en este aspecto, y no creo que jamás sea amigo de ninguno de mis gatos, por tanto, sólo me queda vigilar y evitar que ninguno invada el territorio del otro.

Para suerte de mi Misha, Yarek tenía dos meses, entonces, pero yo he sacado de las fauces de este perro (ileso, por suerte) a uno de mis gatos de acogida cuando era chiquito (un siames que no ve demasiado bien y entró en su terreno).
Hay veces, que nuestros animales no prestan a una convivencia amistosa, y tal como dice elpekepol, hay que evaluar muy bien la situación, no sea que tengamos un disgusto.
Saludos.

muchas gracias por escribirme sus experiencias he hablado otra vez con esta familia y me han dicho ke lo van a intentar les he comentado vuestros consejos y les han parecido muy buenos ojala ke todo salga bien porke sino habria ke buscarles otro hogar a los gatitos y los pobres tampoco pueden estar de un lado para el otro buscando su sitio un beso para todos los amantes de los animales

Bueno yo tengo una situación algo parecida.
Cuando mi perro Tao llegó a casa teníamos una perrita que recogí con dos mesecitos en la calle y 3 gatos dos hembritas y un macho. Dormían todos acurrucaditos en el porche tan ricamente. Cuando Tao (es un chow chow) se hizo mayor le encantaba ver como los gatos corrían para subirse a los árboles pero no les hacía nada. Mi gato murió con 7 añitos de un infarto y mi perrita que ya tenía 15 años murió de viejecita. Llegó Lula una hembra de chow chow y convivió con mis dos mininas hasta que me las robaron. Y se han pasado algunos años sin gatos en casa. Hace más de un año llegó Blanquita y Tao y Lula no la pueden ver y no lo entiendo en el caso deTao porque se ha criado con gatos. Por recomendación de mi veterinaria me pasé muchos días dejando a los perros oler la mantita de Blanca mientras los acariciaba y les daba mimos. Después la sacaba en brazos y los dejaba olerla pero tenía que tener cuidado porque Tao intentaba morderla, Lula simplemente la ignoraba. Blanquita vive dentro de casa y Tao y Lula en el jardín,se ha escapado un par de veces y Tao la ha arrinconado, nunca ha llegado a hacerle nada pero no me fio.
Cuando Blanquita tuvo a sus bebés Tao entró en casa y mató una de las crías. Ahora están bien seguras, pero desde entonces Tao se ha dedicado a matar gatos callejeros y a dejarmelos en el porche de casa. No sé porque lo hace y me entristece muchísimo porque a mi Taito lo quiero con locura igual que a mi Blanquita, pero desde que esto empezó no me sale acariciarlo ni jugar con él. :7: