Qué hacer cuando fallezca

Mis padres tienen una gata que tiene ya 17 añazos. Está muy mayor, la verdad, apenas juega. Solo quiere dormir y dormir… el otro día se nos planteó la duda de qué hacer cuándo fallezca…
Me gustaría enterrarla en un cementerio de animales, pero… alguno lo habéis hecho? qué cuesta?. Y la incineración?. O el enterramiento en cualquier lugar? ufff es algo q me preocupa bastante.

Gracias por vuestras respuestas

Yo particularmente, soy poco de cementerios, no me gusta para mi, y no elegi esa opcion para mis gatos fallecidos. Asi que se quedaron en el veterinario, los lleva el ayuntamiento a incinerar.
Se que existen cementerios de animales, incluso incineraciones “privadas” si quieres guardas sus cenizas, o hay quien simplemente los entierra en algun lugar bonito en el campo. Asi que de precios o como funcionan, ni idea

uff… q tema más feo, aunque algún dia llegará…y no quedará otra.:frowning:
Aún no he pasado por eso, pero es una buena pregunta, porque no se me habia pasado por la cabeza y no tengo ni idea, alguien sabe de precios o sitios donde se hacen incineraciones? normalmente los veterinarios se encargan e hacerlo o nos tenemos que buscar la vida??? Gracias!!

Si tienes espacio en tu jardin hazlo. Cuando vivía con mis pares, se murió su gato y lo enterraron en el jardín de al lado, aunque con caja y todo… con el tiempo las plantas y flores son bellísimas y al pasar o estar ahí siento que viven por él…

En mi vete en el cartelito que tienen con los precios de vacunas, esterilización y demás vienen también los precios de las incineraciones, lo leí un día de reojo. Ponía para hacerlo a el solo y quedarte con las cenizas, o en grupo…
Lo que si que recuerdo es que me parecieron precios caros, no recuerdo cuales eran.

Es un tema feo si, pero es algo que puede pasar :slight_smile:
Yo se que en mi veterinario se ocuparon de llamar al ayuntamiento. Seguramente ellos conozcan algun sitio por si se quieren hacer incineraciones individuales, pero podras contratarlo tu con la empresa que quieras

Yo tuve que sacrificar a Tila hace poco. Ni me lo pensé, queria llevármela conmigo. Una vez tomada la decisión preparé una caja de cartón de tamaño adecuado y le puse una inscripción. Se la di al veterinario y le dije que tenía un jardín para enterrarla (mentira!) porque está prohibido enterrar animales por ahí. Cuando estuve en el coche ya de vuelta y llorando a mares se me ocuríó dónde ir, un sitio precioso en la montaña. Ya la he ido a ver una vez (no más porque me pongo muy triste) y siempre que salgo del pueblo miro en esa dirección y sé que está ahí, muy cerquita de nosotros.
Una cosa que me sorprendió muchísimo: no quise estar mientras le practicaban la eutanasia, pero justo antes de depositar la cajita la abrí para asegurarme de que fuera ella y me dió una extraña sensación de tranquilidad. El hecho de enterrarla no me ha dejado mal recuerdo.