¿Sigue siendo "atractiva" una gata una vez esterilizada?

Me explico: atractiva para un macho en celo, jj. Es que a mi Maya, que está esterilizada, la “corteja” un macho de la zona que está en celo. El otro día lo pesqué maullandola y acercandose y ella lo miraba como “y este que quiere”… jajajaja. Yo sé que es una gatina muy guapa, pero creo que los gatos no valoran tanto el físico como los humanos :tt2: y siempre pensé que una gata esterilizada no tendría interes “sexual”. ¿Qué opinais?

pues a mi me dicen que si esta esterilizada no tiene ese atractivo…pero yo tambien he visto como los machos de mi urbanización cuando están en celo se acercan a Mina…pero claro, si ella no tiene ganas pues no tienen nada que hacer…
yo creo que es mas curiosidad, que ganas de “hacer una guarredida” con ella, pero no lo se…
A ver que nos dicen los otros foreros más expertos

he oido hasta de machos castrados montando hembras castradas… a veces tira mas el instinto aunque no haya celo

jajajajaja estaría bien…yo pillo a uno montando a Mina y le hago correr lo que no está escrito…jajajajajajajajaja que bueno!

[QUOTE=Chei74;319981]Me explico: atractiva para un macho en celo, jj. Es que a mi Maya, que está esterilizada, la “corteja” un macho de la zona que está en celo. El otro día lo pesqué maullandola y acercandose y ella lo miraba como “y este que quiere”… jajajaja. Yo sé que es una gatina muy guapa, pero creo que los gatos no valoran tanto el físico como los humanos :tt2: y siempre pensé que una gata esterilizada no tendría interes “sexual”. ¿Qué opinais?[/QUOTE]

Hola. Tu pregunta es muy interesante. Sí, los gatos castrados siguen teniendo sexo -quedó bien humano-. Mi gata está castrada desde su primer año -vivía cerca de uan zona campestre, y no se podía controlar las idas y venidas-. Cuando mi hermano me la trajo a la ciudad, todos los gatos del barrio, y venían de otros barrios -increíble, por los techos los veía, parecían legiones y eran unos orejones, jaja- la acechaban. Primero, orinaban en todas las terrazas alrededor de mi casa, y luego, entraban al patio y a mi terraza y la empapaban -eso no sólo marca un territorio y a una posible hembra, sino que también es una forma de rivalizar con los demás machos, y por supùesto, era eso lo que a mi gata le llamaba la atención, el olor de la oirna de los machos-. Yo era un pleno adolescente, no me caía bien. Varias veces vi cómo la querían dominar -la gata es domimante en el sexo, ella permite la monta, y cuando lo desea, lo echa a arañazos, tal vez lo vieron. Y varias veces lo lograron -los más grandes y corpulentos tenían ese privilegio con mi gata, y así les fue. Eso se los cuento luego-. Pero claro, es en un período específico, cuando -como decimos en Argentina, están calientes-. Ella no tenía tanto interés, pero esos corpulentos… Igualmente, y eso nos parece gracioso, cobraban siemmpre- cobraban, se llebaban varios soplamocos de ella. Cuanod eran mucho, Carlita los peleaba -no sé bien porqué, pero lo imagino- y como imaginarán yo peleé con ella. Sí, una vez, me sentí mal pero nunca volvió, toqué en el centro del lomo a uno que iba pñor uan cornisa -se escapaba- y lo tiré a un toldo abajo de mi terraza -no le pasó nada, pero no volvió, el gato grande estaba allí-. El Cabezón lo apodábamos con mi hermana, porque era gigante, y su cabeza era el doble que otros machos. Las orejas también. Era de familia, no de los techos, todo gros. Parecía la cara de un dibujo animado. Y varios otros cayeron a otras terrazas, yo sólo los empujaba, nunca les pegué. Me siento mal si les pego a los animales. Pero el Cabezónm cayo a un toldo como 20 metros para abajo, o más y seguí por los techos como si nada.
Pierden el interés de aquellos gatos que escuchamos a la noche, pero sí que siguen montando. Las hembras atraen por el olor de su orina, no importa que no marquen las paredes como los machos. Atraen igual. Se van a reir:de joven, mi gata tenía su palangana en el patio, luego la pusimos adentro de la casa -es que de joven no pasaba la noche con nosotros, dormía en el patio, y al menor intruso, a pelear. Y vi y eché a varios gatos oriando adentro de su palangana. Qué mejor estrategia!
Y la última por hoy. Un día apareció un gatito chiquito, yo lo echaba porque era macho y la cosa termina para el mismo lado siempre, pero a ese, mi gata lo dejaba usar la palangana, y hasta comer de su plato en el patio -tenía uno adentro y otro afuera-. Al resto los corría. Sería el novio? Jjaaj. No sé qué fue de ese gatito, no volvió.
Tu gata es atractiva, seguro que sí.
Saludos.

Me siento como una mamá que acaba de descubrir la “vida secreta” de su hija adolescente… jajajaja. Su primer novio…
Muchas gracias por contestarme.