Soda y la vete


#1

Aunque os parezca mentira llevo intentando escribir esto desde el miércoles, sobre todo para tranquilidad de Casca, que me pareció un poco preocuàda.
A ver, ya le pusieron la segunda? vacuna, le puso dos una DHPPI y la otra se llama LEPTO. La vete reconoció que para venir de tienda no estaba muy mal, de todas formas reconoció que no se fiaba de esa primera vacuna con lo cual el día 30 tenemos que volver para ponerle en lugar de la que le tocaba, repetir la actual y depende de como la vea la nueva.
¡Ya tenemos Chip y pasaporte!, aunque no salga a la calle para que esperar?, ahora sólo me queda censarla en el Ayto.
Quería sacarla a votar el domingo… pero no puedo hasta Semana Santa (igual nos vamos de pasos) Je! ,JE! ,Je!
Casca, tiene una hernia inguinal leve, pregunté y me dijo que si fuese machito que no importaba, pero que en las hembras era mas problemático, sobre todo si iban a tener cachorros. Como comprenderás y siendo tan idiota sólo me faltaba tener cachorritos recién nacidos en casa y luego tener que darlos, me volvería loca. Así que eso, al menos, si lo tengo claro, el primer celo y se acabó, con lo cual, cuando la esterilicen le arreglan la hernia.
Bueno ya valió de turra por hoy. Besinos


#2

Y como es eso de la hernia?,¿aprovechan cuando la esterilicen para operarla,o es otra operaciòn? o no hace fala intervenciòn?..Bicos


#3

Aprovechan la misma intervención. Si fuese chico ni la operaban


#4

Mejor,que no tengan que anestesiarla dos veces .
Espero que no sea muy complicado y todo salga bien ,cuando sea nos tienes al tanto:icon_beso:


#5

Hoy ya no podía más:( :(, ya que Soda llebaba pidiendo más comida desde las 7:30, o sea 10 minutos después de comerse su bol, así que a las 11:00 me vestí, vestí a Soda y “pa” la vete andando a ver si de paso la cansaba un poco. Resultados si voy yo sola tardo 3 0 4 minutos, con Soda tardé aproximadamente media hora de ida y media de vuelta. Fue genial, tenía miedo a todo y a la vez quería jugar con todo (perros, señores,niños), lo peor es que daba dos pasos y se sentaba, si tenía miedo se me metía entre las piernas, imposible de caminar así, pero me negué a cogerla en cuello, tiene que aprender. Primero no quería salir de casa y luego no quería entrar, subir las escaleras fue horroroso, hasta que llegamos a nuestro piso y entonces ¡oh! cielos empezó a subir bien las escaleras. LLegamos a casa y después (os lo juro) de saludar a los gatos que estaban alucinados. fue al agua como una loca y desapareció. No estaba es sus sitios de dormir, la encontramos como a primera hora debajo del sillón.
Hace un cachín se despertó, pero sólo para cambiar de sitió. Lo malo es que ahora no se si despertarla para comer o dejarla dormir. Perdón por la lata y besinos