TATO, es un compañero magnífico, PROA Madrid

Fecha de Nacimiento: 1998
Raza: Mestizo
Sexo: Macho
Tamaño: Grande

De mayor, quiero ser… ABUELO, si, ese sería mi deseo, ser abuelo sería lo mejor que podría pasarme, el sueño más grande de mi vida.

De cachorro, no tuve suerte. Yo quería ir al parque a jugar con mi dueño y otros perros, correr y demostrarle todas las cosas que era capaz de hacer para que se sintiera orgulloso de mí, pero nunca lo conseguí, nunca me quiso.

Al ser un perro grande, supongo que mi dueño pensaría que no me dolían sus golpes y parte de razón no le faltaba, porque lo que realmente me destrozaba no eran sus golpes, sino no haber probado nunca una caricia suya ó un beso como los demás perros. ¡Lo que hubiera dado por notar el calor de su mano tan solo una vez¡ me moría por sentir el roce de un beso.

Supongo, que es por esto, por lo que a pesar de tener 11 años, soy como un cachorro juguetón, eso sí… con la madurez de un buen perro.

Cuando fui creciendo, mi dueño pensó que lo hice demasiado, era grande y peludo y no me quisieron en casa, ¿donde iban a meterme? era un completo estorbo y me tiraron a la calle. Me culpaba a mi mismo por mis enormes patas y hubiera dado cualquier cosa por ser un perrito de esos chiquitos que llevan lazos y sus dueños lucen en brazos muy orgullosos.
Fueron tiempo muy difíciles… la falta de comida, divagar por las calles con miedo, sentir el frío calándome hasta el alma por las noches y por el contrario, derretirme sobre el asfalto en verano sin tener un poco de agua que llevarme a los morros. Llegó un momento en el que tiré la toalla ¡para que seguir luchando, si no tenía nada por lo que luchar! Pero unos voluntarios me recogieron de la calle y mi vida cambió…

Aquí tengo todas las atenciones que necesito, comida, veterinario, incluso los Domingos vienen a darnos un paseo y nos dan nuestra ración de mimos semanales, pero lo más importante, es que me han enseñado algo que ha cambiado mi forma de ver las cosas: Yo no fui un cachorro torpe, ni un problema, ni soy un estorbo, soy [B]Tato[/B], un gran perro y me gustaría encontrar una familia para poder ser su abuelo. Quiero levantarme en mi cama calentita todos los días, con el olor a café que venga de la cocina y recibir mi primer beso ya desde por la mañana. Si hay niños en casa, dejaré que me den a escondidas alguna galletita por debajo de la mesa y les guardaré el secreto y cuando todos se vayan… esperaré feliz hasta que vuelvan porque esta vez se que lo harán y sueño… que al volver quieran darme un paseíto, porque ahora sería a mí a quien le gustaría enseñarle a todo el mundo… lo orgulloso que estaría de mi nueva familia
Así que si te gustaría tener un abuelo juguetón, ven a conocerme a Proa un domingo y salimos a dar un paseo juntos.

[B]Tato[/B] apareció un día lluvioso de primavera hace ya bastante tiempo, pero nadie le ha adoptado, a pesar de que es encantador, amoroso, tierno, cariñoso y bueno como el pan. A pesar de que es posible que tenga alrededor de los 10-11 años, no los aparenta para nada. Este osito de peluche es un animal de compañía magnífico, porque es tranquilo, bueno con los niños y poco exigente en cuanto a sus necesidades de ejercicio. Con un buen paseo diario le basta. Y todavía le quedan años de vida. Esperemos que no envejezca y muera en el albergue. Es lo más triste que solemos ver los voluntarios de protectoras. Un hogar para [B]Tato[/B]!!!

Todos nuestros perros se entregan vacunados, desparasitados, esterilizados, con chip y con contrato de adopción. Solo en Madrid.

Contacto: adopciones@proaweb.org

FOTOS:

http://www.flickr.com/photos/proamadrid/4798901110/

http://www.flickr.com/photos/proamadrid/4798969918/

http://www.flickr.com/photos/proamadrid/4798967174/

http://www.flickr.com/photos/proamadrid/4798888110/

http://www.flickr.com/photos/proamadrid/4799043604/

http://www.flickr.com/photos/proamadrid/4798268403/