Tomando una decisión


#1

Escribo para contar la historia con mi gata Sofi. Es una gata de 12 años que mi hermana y yo adoptamos cuando era un bebe y tuvimos que darle biberón. Un matrimonio mayor había salvado una camada abandonada por la madre en una noche de tormenta (por lo que dijeron). Siempre fue un poco arisca pero en general con la familia ha sido cariñosa y durante 10 años ha vivido con nosotras (en ese tiempo eramos mi hermana, mi madre, abuela y yo, y dos años después mi sobrina). Hace unos 4 años comenzó a atacar a mi hermana por dos razones: los sonidos que elegía para su móvil y creemos que el fuerte olor de la colonia que usaba (o así lo pensamos en su momento). el caso es que a veces mi sobrina también cogía el móvil y también la atacaba a ella y mi hermana empezó a pegar a la gata, como defensa propia y con rabia también. Como casi nunca ocurría en presencia de mi madre o mía yo no veía justificado que empezara a temer a la gata porque con los demás era la de siempre, así que como me fuí a vivir a otra casa con mi esposo decidí llevármela. Ignoraba la importancia del cambio para ellos y ocurrió a su vez en un momento caótico de mi vida porque mi abuela se estaba muriendo. Y no me puse a buscar información previamente sobre la conveniencia o no de ese cambio, simplemente pensé que estaría mejor que cerca de mi hermana. Los siguientes meses fueron los peores que viví con mi gata. Cada vez que sonaba el móvil atacaba como una posesa y solo podíamos escapar de sus embestidas si salíamos de la habitación. Me dejo la mano inservible por varias semanas ( y soy masajista) y le cogí tal miedo que cuando conseguía poner a salvo a visitas o mi esposo me daba una bajada de tensión y hasta llegué a desmayarme ( y nunca me ha pasado nada de esto). La lleve a la veterinaria y me recomendó el firewell (no se como se escribe) pero poco hizo, probé con las flores de bach y parece que algo mejoro. Eso sí, los móviles en silencio, cuando ponemos las bolsas de basura cerramos la puerta de la cocina, no gritamos nunca… Parecía que poco a poco iba volviendo a la normalidad pero entonces sin causa aparente se le cruzan los cables y ataca. Cualquier cosa sonora que la pueda estresar la posee… Ahora estoy embarazada y llega el verano y con el las visitas. Ya ha atacado a mi sobrina, a mi primo y a mí, porque con tanta gente cuesta controlar que siempre estén los móviles en silencio y claro me da pánico como será cuando el niño nazca, si su llanto le molestará o que. Y como está así tampoco puedo dejárselo a nadie ni buscar un adoptante y la quiero tanto que pensar en sacrificarla me hunde.
¿qué harías vosotros?
¿Alguna solución?
Muchas gracias


#2

creo que lo mejor seria buscar un etologo


#3

Estoy con sakura. Consúltalo con un profesional. Incluso no descartaría un neurólogo. Aunque no sé si para gatos existen.


#4

yo buscaria un etologo, esta claro que a esa gata le pasa algo. y no descartes que igual sea algo fisico, ya es una gata con edad para poder tener algun problema que la haga comportarse asi


#5

Busca en internet llantos de bebes y pónselos para que se vaya adaptando poco a poco. Yo también estoy embarazada y me preocupa bastante la reacción de mi gato mimado cuando venga el bebé por eso estoy metiendo los cambios poco a poco para que no sea muy estresante para él.
Por ejemplo, pinté la habitación del bebé cuando estaba de 5 meses, ahora he montado el cuarto del bebé 2 meses antes del nacimiento para que se familiarice con el nuevo mobiliario. Además no le voy a limitar la entrada a la habitación porque mi casa es tanto del gato como del bebé, lo único que he colocado cosas dentro de la cuna para que no se suba y por ahora no le llama la menor curiosidad (crucemos los dedos), se subió el primer día que la montamos y lo saqué dándole besos y desde ese día no se ha vuelto a subir. Si le hubiera dicho NOOO lo tengo todo el día metido ahí.
Por todo lo demás, te deseo suerte y no tomes la decisión de buscarle otra vivienda porque como tú no lo va a querer nadie.