Un hogar para Charlie

Charlie es un perrito recogido abandonado en una gasolinera hace seis meses. Ahora tiene un año, está castrado y con todas sus vacunas pero necesito encontrarle un hogar porque no puedo hacerme cargo de él. Es pequeñito, no llega a seis kg de peso, canela y marrón, alegre, obediente y juguetón. Le encanta dar largos paseos. Espero encontremos un hogar que le pueda ofrecer lo que se merece. No soy capaz de subir las fotos porque me dice que son grandes pero os las puedo enviar por email.