Viajar con animales

Ya están próximas ,para algunos, las tan esperadas vacaciones y con ellas las dudas que nos asaltan cada año, viajar con nuestros animales o dejarlos al cuidado de algún familiar, amigo o en una residencia.
Si nos decidimos por la primera opción, lo primero a tener en cuenta es donde nos vamos a alojar, si lo hacemos en un hotel, dependiendo de la zona de España que elijamos, será mas o menos complicado.
Si decides pasar tus vacaciones en un hotel de Valencia, no lo tienes fácil, puesto que solo 13 de los 58 que hay en la ciudad admiten perros y gatos. De estos hay algunos de gran lujo que ofrecen incluso camas especiales para ellos al lado de sus dueños, en otros el suplemento que se cobra es de 26 € por noche, otros solo admiten perros pequeños e incluso en alguno se exige que el animal tiene que ir en su jaula por el recinto y en la habitación no se le puede dejar solo. Esto me llama especialmente la atención, os pasaré el nombre del hotel para no ir.
En la provincia de Valencia hay 164 hoteles, de los cuales solo en 28 se admiten animales.
En el total de hoteles de la Comunidad Valenciana, solamente se admiten animales en el 26% de ellos, cifra que me parece bajísima, pero asombra que siendo tan baja, ocupe el cuarto puesto en aceptar animales de compañía.
La comunidad mas acogedora para nuestros amigos es Cataluña, es la que cuenta con mas plazas hoteleras para clientes con animales, con un total de 550 establecimientos.
Galicia, Cantabria y la Comunidad de Madrid han incrementado sus plazas hoteleras para clientes con perros o gatos en un 70 %, aunque ninguna llega a los 170 establecimientos.
En otras comunidades como Andalucía o Castilla León superan ampliamente los doscientos hoteles.
Si vuestra opción es la de dejar a vuestros animales con familiares o amigos, siempre nos aseguraremos de que son personas responsables y se van a ocupar de ellos, tanto de proveerles de agua y comida como de pasar un tiempo con ellos para que no noten tanto nuestra ausencia.
Si pensais dejar a vuestro perro o gato en una residencia, en casi todas las provincias hay establecimientos adecuados para ellos, los precios varían según temporada y duración de la estancia, puede salirnos por 10 €-20 € al día , dependiendo del tipo de animal y del sitio elegido.
Estas residencias son, en algunos casos de auténtico lujo, y casi se podría pensar que también suponen unas vacaciones para el animal, si no fuera por el estrés que les provoca estar lejos de su dueño. Hay hoteles de lujo para perros y gatos, los animales disponen de habitación individual, aire acondicionado y en el caso de perros, patios con piscina donde pasan todo el día excepto la hora de la siesta. Además hay otros servicios como peluquería, jakuzzi y habitaciones especiales para cachorros que disponen de webcam .
Creo que os he intentado poner las diferentes opciones que tenemos a la hora de irnos de vacaciones, pero siempre podemos optar por quedarnos en casita, disfrutando de nuestros pequeñines, que también se pasa bien cuando la ciudad se queda medio vacía y haciendo todo lo que no podemos hacer durante el resto del año.

UAu!! Muy buena la información!! Muchas gracias Victoria!

Nosotros siempre elegimos las dos opciones: viajamos con Chispi y las gatuchinas se van al pueblo con el abuelo.
Desde que tenemos al perro (2003) nos hemos alojado en la misma cadena de hoteles, no sé si se puede hacer publicidad, pero creo que esta cadena se lo merece sólo por el hecho de no vetar a nuestros amigos y tratarlos como a unos clientes más.
La cadena es “playa”, hoteles de 4 estrellas, diseminados por casi toda la geografía española, especialmente, andalucía. Creo que en Asturias no hay, porque quisimos reservar el año pasado y ésa fue la información me nos dieron.
En cuanto al alojamiento, creo que el año pasado nos costó 12 euros por noche. El perro está en la habitación con nosotros, lo único, que la comida corre por nuestra cuenta (alguna que otra cosilla le sacamos del bufet…a escondidas, no por ahorro, sino porque a él le gusta mas un buen filete que las latas o el pienso).
En cuanto a las zonas comunes, puede estar, siempre atado, claro.
Creo que en la zona de piscina no lo dejan, no lo sé, porque a nosotros no nos gusta la piscina, somos más de playa.
Solo lo dejamos solo en la habitación a la hora del desayuno y la comida, y ponemos el cartel de “no molesten”, para que no entren a limpiar mientras está el perro solo.
A nosotros nos ha ido bien…y en la playa, que casi siempre están en primera línea, pues no lo bajamos. Nos cogemos el coche e inspeccionamos alguna calita, alguna especie de playa “salvaje”, apartada…en fin…él siempre con nosotros.
En cuanto a las residencias, yo no lo dejaría jamás. No sé por otras zonas, pero por aqui creo que dejan mucho que desear…,los tienen en jaulas, dicen que les dan paseos dos veces al dia…???, me da igual…, ya sufriría bastante por la separación, como para que me lo encierren en una jaula. Prefiero quedarme sin vacaciones.

gracias victoria por el artículo!!! jo, qué interesante! me ha encantado la foto del perrín en esa especie de cama hotelera…, jejejeje!!!

yo no sé qué haré cuando me quiera ir de vacaciones… bueno, sí sé: de vacaciones no me iré (no más de una semana), y esa semana, aunque deje a mis niñas al cuidado de alguien de confianza… sé que lo voy a pasar mal preguntándome cómo estarán…
esta era una de las razones por las que no quería tener gatos, y mira por donde, Akirita me siguió hasta casa, y a ver quién se resiste luego… y claro, ya puestos… pues una hermanita…:wink:

bueno, que me voy por las ramas… que me ha gustado mucho!!! gracias!!

Me gusta tu reflexion sobre las residencias a mi tampoco me gusta que los tengan encerrados por eso a mi gatín trato de llevarlo siempre conmigo y si no puedo lo dejo con la tía y la abuelita, que aunque a la abuelita no le gusten mucho las mascotas lo trata como a un nieto más por ser mi hijo.

No será la primera vez que me he quedado sin vacaciones por no tener con quién dejarles.

En un principio les llevaba conmigo en el coche. El “vete” me recetó unas pastillitas para que hicieran el viaje tranquilos, pero ¡qué horror! Al llegar al destino estaban los animalitos tan dormidos que no se sostenían. ¡Qué mal me sentí por ellos! Juré que nunca más.

Jamás les he llevado a una residencia, por eso a estas alturas es totalmente inviable.

De viernes a domingo puede irme tranquila, por decir algo, porque no hago más que pensar en ellos. ¿Cómo estará Goyito? ¿Le habrá mordido a Petra?, etc.

Si me voy más de 3 días es porque tengo a alquien que viene a casa a echarles un ojo y todo eso. Pero si no, a quedarse en casita toca.

No me arrepiento en lo más mínimo. Yo disfruto muchísimo con ellos y la tranquilidad que me da verles sanos, felices y tranquilos, no tiene precio para mí. ¡Qué madraza o qué tonta soy!

Esto lo puede decir aquí porque creo que me entendéis, pero hacer este tipo de comentarios delante de otras personas que no les gustan los animales, pues… ¡Vamos, de loca perdida y sin remedio!

Toda informacion es buena pasar unas vacaciones con tu gatunina y poder llevarla jejejejejjeje graciassssssss