Y ahora los peludos :D


#1

Os presento a mis peques, son algunas de las fotos que he ido subiendo hoy a mi galería (allí hay más e iré subiendo otras). Os hablo también un poco de ellos y los conocéis mejor.

Primero las tres gatis; son las reinas de la casa, como pasa con casi todos los gatos :8:

La primera es Bowie (supongo que resulta evidente el porqué de su nombre :D), la recogí de la calle, aunque más bien fue ella la que decidió que se venía a casa y punto. Es la mayor, pero no puedo decir exactamente los años que tiene. Es una gata muy segura de sí misma, confiada con los demás. No soporta las discusiones, si en casa surge alguna, ella trata de ponerse en medio maullando y llamando la atención. Si aun así no para la discusión, trata por todos los medios ponerse frente a la cara de los que discuten y tocarla con las patitas hasta que paren, o al menos agarra flojito alguna parte cercana. Y cuando me pongo enferma, tanto ella como Luna, procuran echarse cerca, me maullan, me dan lametones, etc:

La segunda es Luna. A ella me la regalaron por mi cumpleaños, se vino desde cachorrita a casa y ya lleva 10 años conmigo. En la foto sale descansando con mi hurona Cookie. Es una gata muy tímida, ella elige a las personas. Cuando se siente segura, entonces les da muchos mimos. A la gente por sí sola no les hace caso, pero si ve a alguien nuevo que está conmigo, los ronda para darles una oportunidad. Y si le cae bien, lo dicho, se vuelve una mimosa con esa persona y la recuerda. Está muy unida a mí, me llama muchas veces para que esté con ella, se conforma con estar echada en algún lugar cercano a mí, si estoy haciendo alguna cosa. Me va a buscar por las mañanas, se planta en la puerta del dormitorio a esperar a que me levante, dando algún que otro mini maullido. Cuando abro, va directa al sofá para que me siente con ella:

La tercera es Lápiz. Ella vino de la calle hace más o menos un año, es la más jovencita. Pedía comida, estaba muy delgadita. Una vez en casa nos dimos cuenta de que había sufrido alguna clase de maltrato o trauma, a pesar de que vimos que había sido una gata casera. Le cuesta mucho confiar en cualquier otro ser, relacionarse, pero poco a poco, como mucha perseverancia y paciencia he logrado que se vaya abriendo más y tiene sus momentos de mimosa, como puede verse en la imagen.

Ahora los huris:

El primero es Ambrosio, un huri albino al que le falta poquito para llegar al año. Es el regalo de mi último cumpleaños. Tiene carácter ya que es muy tozudo, aunque conmigo es un solete. Con los demás… jugando a veces se le escapa algún muerdo cuando se emociona :p, así que yo les prevengo (simplemente marca con la boquita, no es agresivo, claro). La persona que lo tenía antes no lo tenía muy bien sociabilizado, así que cuando llegó tuve que ponerme a ello. El pobre no sabía ni para qué era una hamaca… Por lo demás, a pesar de ese carácter y nervio que tiene, es muuuuuuy sensible. El más sensible de los tres que tengo. Aquí sale durmiendo sobre mí, muy cómodo él:

La segunda es Cookie. Llegó a casa en medio, y a razón, de unas circunstancias muy tristes. Yo tenía un bebito huri que rescatamos en la protectora, al que llegué a coger un cariño increíble. Llegó con varios problemas, estaba pendiente de él casi todo el día pues las circunstancias lo requerían. Y tras una operación, su riñón falló y nos abandonó. En casa decidieron darme la sopresa con esta pequeña, muy parecida a él, para que me animara. Y así llegó Cookie con dos mesitos a casa, dentro de poco hará los tres meses. Es una nena muy juguetona (es una cría), muy sociable y cariñosa. La princesita de la casa. Aquí está conmigo en el sillón (ella sobre mí, claro) pasando la tarde:

Del último huri aun no tengo fotitos decentes, pero lo pondré aquí cuando las tenga. Se trata de una adopción, estaba famélico, con un celo bastante largo que había hecho que se le cayera parte del pelito y tuviera una calva en la colita. Su alimentación era pésima y nunca había pisado un vete. Sí Cookie es la princesita, éste es el princeso, ¡jajajaja! Es otro hurón albinito llamado Fujur, su nombre se debe a que, es alargado y blanquito como el dragón de la [I]Historia Interminable[/I]. Uno de sus dos rasgos más característicos lo comparte también con el de la película; es un hurón tremendamente ágil para cómo suelen serlo los huris. Corre veloz como si volara, salta altísimo y llega a sitios que nadie creería (y que ningún otro huri había llegado antes en casa). El otro es que es terriblemente besucón, tanto o más que los perros normalmente :eek:. De caráter es tremendamente sociable, todo el mundo se lleva alguna ración de besuqueos suyos. Jugando es todo delicadeza, muy juguetón, continuamente dockeando, muy alegre. Le encanta que le cojan, los mimos.

Y esta es toda mi familia peluda :stuck_out_tongue: Espero que os guste.


#2

ohhhhh ke preciosidades tus peludos,todos!!!
bowie,si,es evidente el por ke de su nombre!! ke pasada de ojos


#3

Una familia peludita preciosa!! jejeje

Me encanta como has contado un poquito de cada uno :o yo… espero… esa fotito de Fujur!! :tt2:


#4

Que cositas!!! Son todos una monada. Me encantan. Que suertudos esos peludos de la calle que se unieron a tu familia


#5

Son todos preciossss, menudos peludines más guays que tienessss:o


#6

Tienes una familia preciosa, entre gatos y hurones no se a cual más guapo :slight_smile:


#7

¡Gracias chicas! Me hace mucha ilusión que os haya gustado mi familia peluda :smiley:


#8

Preciosos y preciosas todos los gatos y hurones!


#9

¡Gracias, muy amable Dreiff! Acabo de pasarme por tu hilo de presentación, ¡Frodo es guapísimo! :smiley: